Nuevo asesinato racista a manos de un perro del Estado. Nuevo negro despreciado en el país de las maravillas. Nueva atrocidad.

El pasado 25 de mayo un policía asesinaba a sangre fría a George Floyd, ciudadano afroamericano de EEUU. El video que grabó el despiadado suceso no deja duda ni indiferencia. No solo es terrible la cara de George, ahogado hasta la muerte, sino que la cara del policía, disfrutando al ver como agonizaba es verdaderamente repulsiva y no puede hacer otra cosa que despertar la rabia que, desde luego, ha despertado.

La confrontación entre diferentes sectores de la burguesía española está en la base del intento de golpe de estado institucional que se está desarrollando en estos momentos, impulsado por su sector más reaccionario y decadente social y económicamente. Su modelo de golpe ya no es el del 23F; el suyo es el perpetrado en Brasil contra el PT que llevó a la cárcel a Lula y a la destitución de la Presidenta Rousseef, elevando a la presidencia al ultraderechista Bolsonaro. Un golpe palaciego orquestado desde altas instancias del poder económico, que capilariza su accionar en un amplio espectro social e institucional transversal a la sociedad que, usando todos los medios a su alcance –incluida la guarimba violenta del barrio de Salamanca- va desde la judicatura al lumpen, y del generalato a los clásicos tenderos cabreados que nombrara Brecht para señalar a los fascistas.

Para sostener y ampliar sus modos de explotación después de la crisis del 2008 el sistema capitalista ha necesitado de una alianza con el (neo)fascismo y con los fundamentalismos religiosos. La ofensiva del capitalismo comparte con la extrema derecha la tarea de reordenar la re-producción social en términos capitalistas. El feminismo de clase interviene justo en esta línea de unión entre neoliberalismo y fascismo.

Podríamos comenzar recordando algún capítulo de la serie cómica: Big Bang Theory, pero no hay nada gracioso aquí. La declaración del secretario general del PCA es para llorar, se ve que tantos años de desgobierno del PSOE de Susana y del actual Trifachito han decantado hacia el ridículo a todo un secretario general del sector más numeroso del PCE.

Quim Boix i Lluch, no necesita presentación en este medio, es nuestro camarada. No obstante alguna persona más joven puede que no conozca su dilatada militancia comunista y la historia detrás de ese joven de juventud acumulada. En la actualidad este militante del Partit Comunista del Poble de Catalunya (PCPC) es dirigente sindical de la Federación Sindical Mundial (FSM) y nos deja el análisis y reflexiones sobre las consecuencias del Coronavirus en las condiciones de la clase obrera y, como no podía ser de otra manera para un revolucionario, propuestas para acabar con la explotación del decrepito sistema.

“Tu firmeza revolucionaria escupe a la cara

de los claudicadores a quienes pagan bien

la falta de escrúpulos y vergüenza,

pero tu ejemplo prende sus disfraces

que arderán como las barricadas

en las que te forjaste”.

Estrofa de DEVORAR LA VIDA (A PATXI RUIZ),

Poema de Pablo Hasél

 

Contra el novedosísimo profesado en algunos marsupios academicistas, hay que repetir que las fake news, y su placenta la «pos-verdad», nada tienen de «nuevas» en la añeja historia de engañar a los pueblos con premeditación, alevosía y ventaja. Y hay que repetirlo mil veces, no sea que algunos ya acaricien la idea de recibir premios por «hallazgos científicos», equivalentes a cambiarle de nombre al mismo verdugo ideológico que habita en las entrañas del capitalismo. Aunque los sabihondos publiquen libros, papers o artículos muy laureados entre ellos mismos.

 

Día 10 de Mayo, cerca de cumplirse los dos meses de cuarentena y un estado de alarma vigente en fase 0, miles de muertos del pueblo trabajador, mucha angustia entre las personas más vulnerables que ya empiezan a pasar hambre y necesidad o mucho dolor y sufrimiento entre quienes no han podido ni despedirse de sus familiares muertos o, entre quienes miran al mañana sin saber si tendrán trabajo o el que tengan les dará para cubrir sus necesidades básicas o hasta cuándo lo tendrán...Esas son las preocupaciones de la mayoría de la población, pero no para quien tiene “su reino” fuera de todo esto, pero cubiertas – y bien cubiertas- sus necesidades materiales, para quien tiene garantizados sus cuantiosos ingresos a través de la exención de impuestos o con el vigente concordato. A la iglesia católica y su vocero mayor, ese brazo episcopal cardenalicio, ariete de la derecha, la derechita y la derechona no le alcanzan ninguna de esas preocupaciones mundanas.

 

Recordar al Tío Ho, a los 130 años de su nacimiento, solo puede hacerse desde la inmortalidad de la obra de un hombre que trasciende en su pueblo y se proyecta en las generaciones. Un gigante en el arte, no solo de la poesía, sino fundamentalmente del arte de la insurrección, de la guerra de guerrillas y de la construcción de la patria socialista.