Compartir

El pasado sábado 28 de marzo se celebraba en la isla de Tenerife la IV Conferencia Nacional del Partido Comunista del Pueblo Canario con la asistencia de militancia de las islas de Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y La Palma.

El proceso conferencial se abrió hace unos meses con la recepción por parte de las bases del Partido en canarias del borrador de tesis y de la rendición de cuentas del Comité Nacional saliente. En una primera fase el debate se desarrolló en las células, luego en los plenarios insulares y, por fin, en la propia reunión conferencial en La Laguna.

El saldo sólo puede ser catalogado como positivo dada la implicación de la militancia en los debates y aportaciones al texto definitivo y el alto grado de consenso ideológico y táctico del activo partidario en Canarias.

Una vez finalizado el debate de las enmiendas a las tesis presentadas, se llevó a cabo la elección de un nuevo Comité Nacional. Esa nueva dirección nacional combina la experiencia de camaradas con más años de militancia y de responsabilidades en órganos de dirección con la juventud y el brío propios de nuevos y nuevas camaradas que poco a poco van dando el relevo generacional.

Los retos del nuevo Comité Nacional son ambiciosos: proseguir con la tarea de fortalecer al Partido a nivel organizativo, político e ideológico y, a la vez, extender la organización partidaria al conjunto del Archipiélago.

Sin duda alguna, a partir de esta IV Conferencia Nacional, el PCPC se encuentra en mejor disposición aun para enfrentar la guerra general que la burguesía ha desatado contra la clase obrera y los sectores populares, que alcanza niveles especialmente dramáticos en las Islas Canarias.

Como se repitió en más de una ocasión, necesitamos un Partido a la ofensiva, queremos un Partido a la ofensiva y somos un Partido a la ofensiva.