Compartir

(…) Los historiadores burgueses prefieren no evocar la efeméride a que nos referimos y en los pocos casos que la alegan, presentan los sucesos que tuvieron lugar el 1 de mayo en la plaza de Haymarket, Chicago, como episodio completamente local e intrascendente.

Esto no es cierto. Los trabajadores del mundo entero celebran con amplitud esa notable fecha. Durante ya casi un siglo rinden tributo a la memoria de los obreros de Chicago, manifestando su solidaridad de clase el 1 de mayo de todos los años.

*Svetlana ASKOLDOVA: Centenario de los sucesos en Chicago.

Moscú: Ed. Agencia de Prensa Nóvosti, 1986.


Con el triunfo de la Revolución Socialista de Octubre de 1917 comenzaron varios cambios en lo que al calendario festivo se refiere, en lo que vamos a conocer a partir del 30 de diciembre de 1922 como la URSS, el primer Estado obrero y socialista del mundo. Se pasaron de los antiguos conceptos religiosos a nuevos modelos culturales en los que predominaban las costumbres y tradiciones de las clases populares como el respeto a los mayores, el amor al trabajo, la solidaridad...

La Fiesta del 1 de Mayo forma parte de lo que se conocía en la URSS como el calendario de Fiestas Cívicas. Entre estas se destacaban a lo largo del año en todas las Repúblicas Socialistas del País de los Soviets: el 1 de Enero, Año Nuevo; 23 de Febrero, Día del Ejército y la Marina de Guerra Soviéticos; 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer; 9 de Mayo Día de la Victoria; 7 de Octubre, Día de la Constitución de la URSS; 7 de Noviembre, Aniversario de la Gran Revolución Socialista de Octubre.

En muchos de estos eventos memoriales, reivindicativos y lúdicos, el escenario central era la Plaza Roja de Moscú, como capital central y administrativa de la Unión Soviética.

-1 de Mayo: Día de Solidaridad Internacional de los Trabajadores:

En Moscú se celebraba el 1 de Mayo en la Plaza Roja todos los años. El evento consistía en una solemne manifestación, para conmemorar la gran fiesta internacional: el día de la solidaridad de las y los trabajadores de todos los países.

Los soviéticos y soviéticas se manifestaban en memoria de los obreros de Chicago que, en los primeros días de mayo de 1886, salieron a las calles de esa ciudad estadounidense en demanda de la jornada de 8 horas y que, por esta razón, fueron ametrallados por la policía. El 11 de noviembre de 1887 fueron condenados y ejecutados varios trabajadores del proceso Haymarket, tras un juicio farsa.

También hay que recordar que en 1889 en el Congreso de la entonces II Internacional se anunció el 1 de Mayo como Día de Solidaridad Internacional de los Trabajadores. Sería a partir de 1890 cuando, en varios países del mundo, comienzan los primeros festejos de esas efemérides, destacando entre otras la famosa Huelga de los mineros de Gallarta y La Arboleda en Vizcaya cuya reivindicación de la jornada de 8 horas de trabajo traspasó fronteras.

Los soviéticos y soviéticas en este día primaveral inundaban las calles desde muy temprano. En las plazas de las ciudades y pueblos se realizaban manifestaciones de trabajadores y trabajadoras, entre las cuales se destacaba, por su magnitud, la de la Plaza Roja de Moscú, la cual era precedida por una formidable parada deportiva. Por la tarde se realizaban varios actos festivos en todas las plazas y parques de las 15 Repúblicas Federadas que conformaban la Unión Soviética. Y por la noche se encendían los fuegos artificiales, el cual era uno de los eventos que más se utilizaba en la época soviética en todas las fiestas ya señaladas.

Quisiéramos recordar que, frente al oscurantismo con el que han querido presentar al modo de vida en la URSS por parte de todas las corrientes anticomunistas y antisoviéticas (como los eurocomunistas del PCE y los postmodernistas de IU y Podemos), este ha sido un ejemplo de manifestaciones culturales y festivas que muchos países han imitado posteriormente.

La URSS respetó las fiestas laborales del pueblo, donde las más de 100 nacionalidades nunca perdieron sus identidades culturales y nacionales. Durante sus actos festivos se exaltaba a la naturaleza y el trabajo. Entre estas se destacaban: la Despedida del Invierno Ruso, Sabantuy o Fiesta del Arado, Ligo o Día de Jan, el Navruz. También cabe mencionar las fiestas familiares como la Boda, el Bautizo Civil o las Bodas de Oro.

Precisamente por el carácter solidario del pueblo soviético que se basaba en los principios del marxismo-leninismo y el internacionalismo proletario, se crearon nuevas tradiciones y fiestas obreras como los Sábados Comunistas, las Fiestas Profesionales, la Entrega del Pasaporte o Ciudadanía, la Despedida de Reclutas, la Fiesta de la Poesía en homenaje a Pushkin, Shotaoba, El Día del Deportista, Día de la Flota Aérea o el Día de la Cosmonáutica.

-Los Sábados Comunistas o Subbótnik:

Los Sábados Comunistas, conocidos como Subbótnik, rendían homenaje al primero, realizado en abril de 1919, por los obreros de las locomotoras de la línea férrea de Moscú-Kazán. Estas jornadas fueron calificadas por el propio Lenin de “gran iniciativa”.

Millones de personas trabajaban el sábado precedente al 22 de abril, día del nacimiento del líder de la Revolución de Octubre. Muchos de ellos ejercían sus labores desde sus puestos de trabajo habituales, y otros limpiaban los patios, las calles y plazas. Algunos sembraban y plantaban flores y árboles. Y lo que era más importante: el dinero ganado en los sábados de trabajo voluntario por lo general se empleaba en la construcción de hospitales, casas de descanso o jardines de infancia.

Con la desaparición de la URSS aquel 25 de diciembre de 1991, las siguientes manifestaciones obreras de carácter comunista para el 1 de Mayo fueron prohibidas en lo que hasta entonces fue, durante 74 años, el símbolo del proletariado mundial.

Tras los oscuros sucesos de octubre de 1993 en el Parlamento ruso, los neocapitalistas del Kremlin, los Yeltsin y los Putin, siguieron intentando borrar todo tipo de manifestación obrera, desviando las movilizaciones de corte comunista por otras calles secundarias de los pueblos que conformaron hasta entonces la Federación Rusa. Por no mencionar otras exrepúblicas soviéticas como las Bálticas, donde prohibieron directamente la actividad de las organizaciones comunistas. Tampoco hay que olvidar que el PCUS estaba fuera de la ley, y que se deshicieron de todo su patrimonio las nuevas autoridades “democráticas”.

Años de incertidumbre para la clase obrera mundial, sin embargo en muchos países siguieron reivindicando el 1 de Mayo, como en Cuba o Vietnam, y sobre todo Partidos como el PCPE, en todas las ciudades y pueblos del Estado, que siguieron levantando con orgullo la bandera prosoviética.

-Artículo 14. El trabajo de los soviéticos, libre de la explotación, es fuente de la riqueza social, del bienestar del pueblo y de cada soviético.

-Artículo 40. Los ciudadanos de la URSS tienen derecho al trabajo.

-Artículo 41. Los ciudadanos de la URSS tienen derecho al descanso.

-Artículo 42. Los ciudadanos de la URSS tienen derecho a la protección de su salud.

-Artículo 43. Los ciudadanos de la URSS tienen derecho a la asistencia económica en la vejez y en caso de enfermedad, de pérdida total o parcial de la capacidad de trabajo, así como de pérdida del sostén de la familia.

*Constitución de la URSS (Ley Fundamental). Moscú: Ed. Agencia de Prensa Nóvosti, 1984.

Ángel Comonte / Ginés Saura.