Compartir

Tras las luchas obreras de los años 60 y 70 se había llegado al más alto nivel de derechos laborales arrancados a la patronal. Desde 1980 se ha venido haciendo, siguiendo el proceso de acumulación capitalista e impuesto por la UE, una contra-reforma laboral cada pocos años. Estas últimas orientadas, entre otras, a acabar con los convenios colectivos. El PCPE anima a los/as trabajadores/as del sector de fabricantes de helados a seguir con la unidad, combatividad y disposición a luchar por el convenio colectivo estatal mostrado el pasado 5 de julio durante la huelga, a pesar de las comisiones negociadoras que no cuentan con las asambleas de trabajadores/as. En el PCPE, por ser el partido de la clase trabajadora, sabemos que el convenio colectivo es una de las conquistas más solidarias de la clase trabajadora para consigo misma dentro del capitalismo. Luchar por un convenio de empresa fuera del marco de un convenio colectivo estatal es un suicido que abrirá las puertas a las demás empresas para que apliquen las mayores medidas antiobreras, que terminaran por imponerse en la propia empresa. La lucha por el convenio colectivo estatal no sólo es vital para mejorar las condiciones laborales sino que también debe ser un pequeño paso para la vertebración de la lucha en todos los sectores, orientada a la toma del poder, de quien crea la riqueza, la clase obrera. Todo para la clase obrera.