Compartir

Música, arte y sobre todo internacionalismo proletario es lo que se ha respirado los días 1,2 y 3 de septiembre en Amora, Portugal. La Festa d’Avante 2017 un año más con más de 500.000 participantes se constituye en el mayor acontecimiento social y cultural de Portugal

Una delegación de militantes del PCPE participamos en esta nueva edición de la ejemplificativa fiesta que nuestro partido hermano portugués organiza año tras año desde 1976. La gran Fiesta de de un extraordinario Partido que con la movilización de decenas de miles de sus militantes, expresando en todo momento su alto nivel político, ideológico y humano, revalidan año tras año el éxito de Avante

En estos momentos en los que el movimiento comunista internacional pasa por una fase de vital importancia, Avante se constituye en un faro referencial capaz de apuntar los principales objetivos en torno a los que debemos trabajar. Contra los intentos de quebrar la frágil unidad alcanzada en el MCI, lo que corresponde, como apuntó repetidas veces el SG del PCP, camarada Jerónimo de Sousa, es reforzarla y proyectar desde lo concreto la lucha por el Socialismo. Unidad en torno al Frente Antiimperialista, unidad en la lucha contra la precariedad y el paro, unidad contra las privatizaciones, unidad, unidad, unidad por el Socialismo y el Comunismo. Decenas de organizaciones participamos en la fiesta, compartiendo experiencias y posturas en relación a la situación de nuestros países y sobre todo en lo concerniente a la necesaria lucha contra el imperialismo y por la paz.

Ha sido una grata visita que, de seguro, ha reforzado nuestra presencia en el MCI y, a la vez, a ayudado a reforzarlo en la línea que las necesidades de la clase obrera exigen hoy. El PCPE se ha mostrado como lo que es, un partido modesto, pero fuerte en sus convicciones y que sabe que solo con la lucha unida con nuestros partidos hermanos, a pesar de las diferencias que sin duda existen, podremos terminar con este sistema desesperado y desesperante.

Pero no todo han sido reuniones y debates. En nuestro tiempo libre, poco pero intenso, pudimos visitar los puestos de los distintos partidos que allí nos encontrábamos, permitiéndonos conocer las distintas culturas y experiencias de lucha. Palestinos, Cubanos, Bolivianos, Angoleños, Koreanos, Venezolanos y un largo etcétera de compañeros y compañeras coincidimos en estos días de fiesta y lucha.

En definitiva, ha sido una más que grata experiencia de la que extraemos grandes conclusiones y grandes compañeros y compañeras de lucha.

Alba AK