ÚLTIMOS EDITORIALES

Compartir

Editorial Enero 2018

La crisis del capitalismo español se empantana, sin perspectiva de solución dentro del sistema

ES NECESARIO AVANZAR HACIA UN NUEVO PROYECTO HISTÓRICO EN ESPAÑA

El recién estrenado 2018 se presenta como un año marcado por la continuidad de la crisis que afecta a las estructuras de poder del sistema capitalista español. Se sitúan en el horizonte muchas dificultades, a las que el bloque de fuerzas dominante intentará responder con nuevas estrategias y artimañas para tratar de revertir esa situación, y estabilizar su dominación. La burguesía, por ahora, no encuentra salida. 

La estrategia del Gobierno Rajoy, para tratar de revertir la situación de crisis en Catalunya, ha terminado en un rotundo fracaso, que pudo ser peor de no haber funcionado el invento de laboratorio de Ciudadanos.

Los resultados electorales del 21D dejan constancia de la firmeza del pueblo de Catalunya en la defensa de sus derechos nacionales, y el fracaso absoluto del bloque del 155 que se muestra incapaz de ganar una confianza mayoritaria del pueblo, a pesar de haberse convocado estas Elecciones de forma fraudulenta, con el secuestro de las instituciones catalanas, con la prisión de los dirigentes independentistas y con una intensa campaña de manipulación desde todos los medios de comunicación.

Estos resultados electorales vienen a revalidar los votos del referéndum del 1O.

El PCPC, en una situación de ilegitimidad de la convocatoria electoral, optó por la abstención como forma más coherente de denunciar los términos inaceptables de esa convocatoria.

Ahora el reto, para la clase obrera catalana, y para la clase obrera de todo el Estado, es el de saber aprovechar la alta movilización social que se está dando en Catalunya para conducirla hacia la movilización por los derechos de la clase obrera, por la independencia de clase y, así, aprovechar la crisis del bloque burgués para fortalecer las posiciones obreras y revolucionarias. Una tarea de gigantes, por la desproporción de las fuerzas organizadas, pero el camino necesario para que el proceso de politización no quede limitado a la disputa entre las propuestas de las dos fracciones de la burguesía.

El PCPE, junto al PCPC; llama al proletariado de este país, y a los sectores populares, a levantar en España un nuevo proyecto histórico, que se concreta en la propuesta de República Socialista de carácter Confederal, como unión voluntaria de pueblos libres y soberanos. Un nuevo proyecto histórico que ha de llevar a la clase obrera al poder, que creará las condiciones para el libre ejercicio del derecho de autodeterminación, requisito imprescindible para la superación de la actual opresión de pueblos y naciones en el Estado.

Para avanzar hacia este nuevo proyecto histórico es necesaria una política de alianzas sociales que fortalezca al bloque obrero y popular, y haga posible el cambio de la correlación de fuerzas con el bloque burgués para abrir el camino de su derrota definitiva. Y, así, avanzar hacia la construcción de la sociedad socialista. Esta propuesta de alianzas se ha de concretar en el Frente Obrero y Popular por el Socialismo. 

EL CAPITALISMO EN CRISIS AJUSTA NUEVAS POLÍTICAS CONTRA LA CLASE OBRERA

En el ámbito de la UE las fuerzas capitalistas ajustan nuevas políticas para la defensa de sus antisociales intereses. Ese polo imperialista se caracteriza por adoptar formas de gobierno cada día más violentas y dictatoriales. Como ejemplo, las políticas que se aplican a las personas refugiadas que tratan de llegar a la ribera mediterránea de la UE, no dejan duda de como defienden sus intereses de clase las oligarquías europeas. Miles de personas mueren ahogadas cada año en su huida del terror, y las que consiguen llegar son llevadas a campos de concentración y sometidas a todo tipo de violaciones de sus derechos más básicos. Un auténtico genocidio se está produciendo a las mismas puertas esta Europa fortaleza. Una actuación criminal, donde el gobierno de Rajoy, por la particular posición geográfica de España, es uno de los carniceros más feroces, vulnerando sistemáticamente los derechos de los refugiados, reprimiendo y deportando de forma ilegal a miles de ellos, incluso menores de edad. 

Un paso más en la dirección de fortalecer la dictadura del capital en la UE ha sido la reciente creación de la PESCO (Europa de la Defensa), ahijada de la OTAN, cuya finalidad es la de incrementar la carrera de armamentos y el gasto en los mismos. Inicialmente se acuerda, en el nuevo Fondo Europeo de Defensa, un compromiso de gasto anual de 1.500 millones de euros anuales, que se irá incrementando en los próximos ejercicios económicos. Se aplica la línea marcada por Washington de forzar el aumento anual de los presupuestos destinados a la compra de armamentos, con el horizonte del 2% de los Presupuestos Generales del Estado, y no estamos en guerra …. 

El gobierno de Rajoy anunció el día anterior a las Elecciones del 21D que el Salario Mínimo Interprofesional subirá un 4%, pasando de los 707,60 euros mensuales a 735,90. Casi la mitad de la clase obrera en España gana menos de 1.000 euros al mes, por jornadas de trabajo muchas veces extenuantes e infladas en los horarios laborales, este incremento del 4% no compensa todo lo robado durante años de congelación salarial y reducción del precio de la fuerza de trabajo.

El robo generalizado que el capital realiza a la clase obrera, agravado por la aplicación de las sucesivas contrarreformas laborales, no tiene ningún tipo de paliativo con esta revisión del SMI que lleva años con revisiones casi nulas. Desde 2007 la brecha salarial no ha hecho más que incrementarse, hasta el extremo que hoy 136.502 altos ejecutivos ingresan exactamente lo mismo que los 5.754.174 de trabajadores con sueldos más bajos. 

La llamada Ley de Sostenibilidad de las pensiones, que entrará en vigor en 2019, nos sitúa un nuevo horizonte de rebaja de las ya insuficientes prestaciones a percibir al final de la vida laboral. Otro robo a la clase obrera que se suma a las horas extras no pagadas y a los salarios de miseria. Un paso más en el trasvase de rentas del trabajo a rentas del capital.

La agenda de la clase obrera para este 2018 tiene unas tareas muy claras. Unidad, unidad, unidad es la primera de esas tareas. El desarrollo de nuestra línea de trabajo por la unidad de clase, sustentada en el desarrollo de los Comités para la Unidad Obrera (CUO), que hagan de la Asamblea de Centro de Trabajo la herramienta organizadora de las luchas obreras, es la herramienta más eficaz para superar el actual fraccionamiento sindical y la debilidad de las luchas.

Este 2018 también debe ser el año del lanzamiento de masas del Frente Antiimperialista que unifique y coordine todas las luchas contra las guerras imperialistas y la carrera armamentista, así como la solidaridad internacionalista con los pueblos en lucha y agredidos por el imperialismo.

Fortalecer el Partido, avanzar en el trabajo de masas de toda la militancia y hacer de la consigna TU LUCHA DECIDE un baluarte para la organización y la defensa de los derechos de la clase obrera, por el poder obrero y por el socialismo, es una buena síntesis de las tareas para el año 2018.