Compartir

 Se equivocó la paloma,
se equivocaba.
Por ir al norte fue al sur,
creyó que el trigo era el agua.
Creyó que el mar era el cielo
que la noche la mañana.
Que las estrellas rocío,
que la calor la nevada.
Que tu falda era tu blusa,
que tu corazón su casa.
(Ella se durmió en la orilla,
tú en la cumbre )

Rafael Alberti

Desde que se me encargó este articulo por la directora de UyL no cesa de venirme a la  cabeza este poema de Alberti que, entre otras muchas cosas, puede expresar magistralmente el alcance de lo que, entre unas y otras circunstancias, puede llegar a ser la desorientación de las masas. Declamaba estos versos el rapsoda del Puerto de Santa María y a una generación se nos figuraba la paloma de Picasso y la lucha contra la OTAN, sin embargo las recuerdo pensando en Catalunya y solo se me figura un grupo de manifestantes como pollos descabezaos a la puerta del Parlament reprimidos por la policía de los líderes del Procés. ¡ Qué diferencia! Masas organizadas con dirección politica luchando por la paz y el desarme en el primer caso y masas en la calle desorientadas sin saber a qué atenerse en el segundo.

El pueblo llenó las urnas y las calles hace un año, pero desde entonces sigue sin cambiar la dirección política del llamado Procés y, cada día que pasa, las masas movilizadas se asemeja más a Ícaro tratando de salir con éxito del laberinto del minotauro, pero al fin y al cabo no haciendo otra cosa que avanzar hacia su derrota definitiva quemándose las alas.

Lo dijimos hace 10 meses, Catalunya pot triomfar, pero para ello es imprescindible que cambie la dirección política del Procés y la asuma quien la protagonizó el 1-O y reiteradas veces en la calle a lo largo de los últimos años. Si es así, si se entra en un verdadero proceso de confrontación sistémica con el estado burgués español, es posible que se alcance la Independencia de un nuevo estado, fuera de la UE y la OTAN, dirigido por su clase obrera en alianza con amplios sectores populares del campesinado y la pequeña burguesía, pero si no es así la derrota es segura en cualquier caso. Una derrota en cualquiera de los escenarios que hay sobre la mesa.

En el de la continuidad de un Procés dirigido por sectores radicalizados de la pequeña y mediana burguesía sin más proyecto que una quimérica Independencia en el seno de la UE y la OTAN para mantener el status quo capitalista de explotación y opresión sin compartirlo con nadie más que con los amos de Bruselas y el Pentágono (escenario del Consell de la República en Waterloo); ¿gana algo el pueblo? Nada, ni los elementos democráticos intrínsecos a cualquier proceso de autodeterminación se mantendrían en esta hipótesis. En el caso de la anulación manu militari mediante un 155 duro de la Generalitat, el Procés, en mano de timoratos pequeño burgueses sin capacidad de respuesta para bloquear las instituciones como se demostró en el 155 “blando”, se extinguiría en paralelo al aumento de la represión.

Y la pregunta entonces es la siguiente ¿hay elementos políticos y sujeto político organizado para protagonizar el primero de los escenarios? No, definitivamente no y ha quedado demostrado durante este año. Consecuentemente la única salida, aunque sea muy minoritaria su aceptación hoy en día, pasa por superar el llamado Procés aprendiendo de sus errores y entrar en un nuevo proceso de acumulación de fuerzas que, manteniendo como bandera irrenunciable el derecho a la autodeterminación, inicie un proceso de lucha política y social sustentado en una plataforma reivindicativa a favor de los intereses de la clase obrera y el pueblo. Desde este escenario de organización social y confrontación política de amplio alcance cualquier escenario de avance en los derechos nacionales y sociales del pueblo de Catalunya estarán a su alcance.

VISCA CATALUNYA LLIURE I SOCIALISTA

Julio Díaz