Compartir

PRONUNCIAMIENTO DEL BURÓ POLÍTICO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PCV

El Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), condena el vil asesinato de nuestros camaradas LUIS FAJARDO, miembro del Comité Central y de la Comisión Agraria Nacional del PCV, a la vez combativo, consecuente y valiente dirigente campesino; y JAVIER ALDANA, militante comunista y activista del movimiento campesino, quienes fueron asesinados en una acción criminal perpetrada en forma alevosa y traicionera en el sector La Palma, Nueva Bolivia, municipio Tulio Febres Cordero del Estado Mérida, el día miércoles 31 de octubre de 2018, lo que evidencia la profundización del conflicto de clases que se desarrolla en nuestro país, particularmente en los actuales momentos en el campo venezolano, donde la violencia criminal de los terratenientes y sus secuaces, es la repuesta a “las legítimas” demandas del campesinado a la dotación de tierras para la producción alimentaria nacional.

El camarada LUÍS FAJARDO, se destacó como un consecuente dirigente campesino Comunista: firme en sus convicciones, defensor e impulsor de la alianza obrero-campesina para derrocar el capitalismo y construir el verdadero socialismo, solidario, honesto, valiente y de probada combatividad en el curso de las luchas que por el rescate de tierras socialmente ociosas y en defensa de la dignidad de la familia campesina, le correspondió dirigir.  

Como consecuencia del reconocimiento a su capacidad dirigente formó parte de la dirección colectiva de la Corriente Clasista Campesina "Nicomedes Abreu" (CCC-NA), y fue uno de los cuadros destacados por el PCV para participar en la Marcha Campesina Admirable.

El camarada LUÍS FAJARDO, militó consecuentemente en la filas del glorioso Partido Comunista de Venezuela (PCV), siendo miembro de su Comité Central y de la Comisión Agraria Nacional, a la vez que Secretario Agrario del Comité Regional del PCV en el Estado Mérida.

Oriundo de la población de San Nicolás, Municipio Boconoito del Estado Portuguesa, radicado por muchos años en el Eje Panamericano de Mérida. Es uno de los principales dirigentes campesinos surgidos al fragor de los combates en defensa y por la aplicación de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario a partir del año 2002, impulsando las luchas por la dotación de tierras a las familias campesinas en la zona Sur del Lago de Maracaibo, convirtiéndose en líder del primer rescate de tierra que se realizó sobre el Fundo Santa Ana, ubicado en jurisdicción del Municipio Tulio Febres Cordero, capital Nueva Bolivia, Estado Mérida.

El camarada LUÍS FAJARDO, dirigía en los actuales momentos la lucha por el rescate del Fundo Caño Rico, ubicado en el sector Las Veritas, parroquia Gibraltar del Municipio Sucre, Estado Zulia; en la cual, participan 300 familias campesinas optando por la ocupación de 522 hectáreas de tierras no cultivadas y que permanecen socialmente ociosa en un 95%.

En este caso se confabularon junto al terrateniente usurpador de las tierras de nombre Carlos Sulbaran y su administrador Héctor Soto, en contra de las familias campesinas, funcionarios del Instituto Nacional de Tierras (INTI), legisladores del Estado Zulia (particularmente debe investigarse al diputado regional Guliberth Antúnez), militares de la Guardia Nacional Bolivariana (específicamente han actuado en forma parcializada el capitán José Villasmil Toro y el sargento Freddy Ojeda), la fiscalía 21 del municipio Sucre (Caja Seca), Estado Zulia, quien se negaba a recibir las denuncias de amenaza a la vida de este grupo de campesinos, en fecha 28 de mayo de 2018 (recibida el 29 de mayo, luego de que desde la Dirección Nacional del PCV se denunció el caso ante la Fiscalía de DD.HH en Caracas).

En este contexto de presiones, amenazas a la vida del camarada, detención ilegal de campesinas y campesinos, de parcialidad de funcionarios civiles y militares, de retardo en las decisiones del INTI, de complicidades asesinas con la oligarquía de algunos que se dicen revolucionarios, se realiza la ejecución criminal, asesinato ejecutado con premeditación y alevosía, ventaja y nocturnidad contra nuestros camaradas LUIS FAJARDO y JAVIER ALDANA.

El camarada LUIS FAJARDO, resistió con entereza y valentía la persecución, hostigamiento, represión y reiteradas amenazas de muerte por parte de los terratenientes y sus agentes civiles y militares, funcionarios mafiosos y corruptos, sin flaquear ante nuestros enemigos de clase y manteniendo la firme convicción de la justeza de la causa proletaria y campesina.

El camarada LUÍS FAJARDO, en conjunto con las organizaciones campesinas y la Dirección política y agraria Nacional del PCV, denunció en varias oportunidades la grave situación de riesgo a su vida y a la de otros dirigentes campesinos, sin que existiese repuesta por parte de la Fiscalía General de la República, ni otras instituciones del Estado, ni del gobierno venezolano.  

El camarada LUÍS FAJARDO, forjado al fragor de la lucha de clases, cumplió con sus responsabilidades de militante comunista, asumiendo con ejemplar disciplina consciente y compromiso revolucionario, las diversas tareas que se le asignaron por difícil, exigente y riesgosa que estas fueren, asumiéndolas con disciplina militante.

 

CON BASE A LO EXPUESTO, EL BURÓ POLÍTICO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PCV, ACUERDA:

Primero: Hacer llegar a su esposa, sus hijos, a sus familiares y seres más allegados, así como a toda la militancia del Partido Comunista de Venezuela y la Juventud Comunista de Venezuela, quienes en vida le amamos entrañablemente, nuestras expresiones de solidaridad y condolencias ante tan lamentable pérdida.

Segundo: Exigir de las autoridades competentes del Estado venezolano, actuar con diligencia y celeridad en la realización de una exhaustiva y profunda investigación que identifique y castigue con todo el rigor de la ley a los autores intelectuales, materiales y cómplices de este atroz asesinato.

Tercero: Demandar del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, así como al Instituto Nacional de Tierras (INTI) la entrega y regularización inmediata del Fundo Caño Rico a las organizaciones y familias campesinas reclamantes, como homenaje póstumo y reconocimiento a lucha de los camaradas LUIS FAJARDO y JAVIER ALDANA.

Cuarto: demandar del ciudadano Fiscal General de la República, del Tribunal Supremo de Justicia y la Defensoría del Pueblo, la designación de una comisión especial que desarrolle una investigación imparcial y no contaminada por intereses particulares de determinados funcionarios de la seguridad del Estado, que atienda el caso con urgencia y que se incorpore al fiscal Pedro Lara, de derechos humanos, quien lo viene conociendo.

Quinto: Informar al Movimiento Comunista y Obrero Internacional de los hechos acontecidos y del asesinato de nuestros camaradas LUIS FAJARDO y JAVIER ALDANA, solicitándoles pronunciamientos de solidaridad y de exigencia al gobierno nacional de soluciones a las demandas campesinas.

Sexto: Difundir entre las presentes y futuras generaciones de comunistas, revolucionarias y revolucionarios venezolanos, el legado ejemplar de lucha tesonera e incansable en favor de la emancipación de la Clase Trabajadora y Campesina, así como de los sectores más desposeídos del pueblo, que signó toda la vida de nuestros camaradas LUÍS FAJARDO y JAVIER ALDANA, en procura de construir el Socialismo y el Comunismo.

Séptimo: Hacemos un llamado al campesinado, a la clase obrera, a las trabajadoras y trabajadores, al movimiento popular revolucionario y a nuestros pueblos en general, a profundizar la organización, movilización y lucha del pueblo trabajador de la ciudad y el campo, con el objetivo de construir en unidad una nueva correlación de fuerzas revolucionarias de carácter obrero-campesino, comunero y popular que, esté en capacidad de defender las conquistas alcanzadas durante el proceso bolivariano, que enfrente victoriosamente la agresión multifacética del imperialismo estadounidense y sus aliados europeos, e impida el avance de las políticas entreguistas que adelantan las corrientes burguesas, pequeñoburguesas y reformistas que predominan en la dirección del Estado y del gobierno.

Octavo: Rendir merecido homenaje a nuestros queridos camaradas, con el compromiso de proseguir y profundizar la lucha a la que ellos dedicaron todas sus fuerzas y esperanzas, siguiendo consecuentemente su enaltecedor ejemplo, teniendo como referente la gran fortaleza que les acompañó siempre, que dejan clara evidencia de seres humanos solidarios, y sobre todo "Comunistas Irreductibles".

Noveno: Hacerle llegar el presente pronunciamiento a sus familiares, amigos, a toda la militancia comunista, al pueblo venezolano y darle la mayor difusión.

 

¡LOS QUE MUEREN POR LA VIDA NO PUEDEN LLAMARSE MUERTOS!

¡A NUESTROS MUERTOS NI UN MINUTO DE SILENCIO,

TODA LA VIDA DE COMBATES Y VICTORIAS!

LUIS FAJARDO Y JAVIER ALDANA VIVIRAN POR SIEMPRE

EN LAS LUCHAS DE NUESTRO PUEBLO!

 

¡A SEGUIR LUCHANDO Y VENCIENDO!

 

BURÓ POLÍTICO DEL COMITÉ CENTRAL

PARTIDO COMUNISTA DE VENEZUELA (PCV)



Caracas, 01 de noviembre de 2018