Compartir

Analizamos junto a Pablo Lorente de Sustrai Erakuntza la actitud del "gobierno del cambio" en materia ecológica y medioambiental

Texto completo en: https://www.lahaine.org/fM7X

La Fundación Sustrai Erakuntza continua trabajando sobre temas que afectan a la ecología y el medio ambiente en Nafarroa. En los últimos años desde Sustrai han trabajado una propuesta de Tren Público y Social alternativa al TAV, han denunciado distintos proyectos desarrollistas que amenazan nuestra naturaleza y han venido haciendo un trabajo de defensa del medioambiente y de impulsar otros modelos que respeten la naturaleza.

Desde La Haine charlamos con Pablo Lorente, miembro de la Fundación, y analizamos los principales problemas medioambientales que han estado presentes en esta legislatura, así como la actitud que ha tenido el Gobierno de Navarra a la hora de encararlos.

La última vez que desde La Haine estuvimos charlando con vosotros estabais presentando vuestra propuesta de Tren Público y Social (TPS) como alternativa al TAV/TAP. Después de un proceso participativo que ha durado un año, en septiembre pasado la relanzasteis tras recoger las aportaciones ¿Cómo ha sido este proceso y la acogida de esta propuesta tras más de un año presentándola por toda Nafarroa?

Ha sido un proceso muy interesante en el que se ha hecho una pedagogía en cuanto a la participación, sobre todo desde el movimiento popular, cosa que no hizo el gobierno de Navarra cuando presentó su propuesta de Tren de Altas Prestaciones (TAP). Con una participación directa de más de 1.000 personas y más de 60 actos a lo largo de algo más de un año (reuniones con grupos, asambleas en poblaciones y barrios…) hemos conseguido recoger aportaciones que hemos trasladado a la propuesta definitiva del TPS. Eso lleva aparejado una verdadera participación popular que lo que demuestra es que había un interés por debatir este tema.

¿Como ha reaccionado el Gobierno de Navarra a vuestra propuesta?

El Gobierno de Navarra no nos ha tenido en cuenta la propuesta. Tampoco el Parlamento de Navarra ha hecho nada, en el sentido de que había una oportunidad, habiendo una ponencia sobre movilidad en el Parlamento de Navarra, que ha sido la ponencia fantasma esta legislatura, y que fue una propuesta que realizamos el Movimiento Popular para que se hiciera un debate sobre modelos de movilidad en Navarra, y muy especialmente sobre el Tren de Alta Velocidad (o el TPS que era nuestra alternativa). En esa ponencia no se ha tenido en cuenta esa moción y creemos que no ha sido valida, de hecho, se nos invitó aprisa y corriendo y decidimos no acudir porque nos parecía todo un paripé.

¿En que estado se encuentran actualmente las obras del TAV, con las últimas adjudicaciones de obra y expropiaciones que ha habido?

El actual Gobierno de Navarra ha hecho de colaborador necesario para que se adjudicasen las obras para los tramos de Villafranca-Peralta, Peralta- Olite y Olite-Tafalla, que son los que se están avanzando ahora.

Esas adjudicaciones de obra vienen dadas porque los proyectos constructivos que estaban en manos del Gobierno de Navarra fueron entregados al Gobierno del Estado, en época del Partido Popular. Si en realidad este llamado gobierno del cambio hubiera priorizado un verdadero debate y realmente se hubiera hecho un verdadero análisis de necesidades, lo que no tenía que haber hecho, es haber facilitado al Gobierno del estado dichas adjudicaciones con esa entrega de los proyectos constructivos. En ese sentido creemos que tanto en el Gobierno de Navarra como en el del Estado, gobierne quién gobierne, tanto UPN, como PP, PSOE, Geroa Bai, PNV… representan las caras de la misma moneda. Es más, de hecho, este gobierno en poco más de tres años ha avanzado más en las construcciones del TAV que los anteriores 10 años de gobierno de UPN.

Todo este tema va unido también al tema del PSIS de Etxabakoitz, que la última vez que estuvimos hablando calificabais de “pelotazo inmobiliario” ¿Cómo ha avanzado este tema?

Sigue siendo un pelotazo inmobiliario, teníamos la esperanza de que el Ayuntamiento de Iruña se mostrase firme y frenase es proyecto, podría y puede hacerlo todavía. Pero lo que pasa es que ha dejado hacer al Gobierno de Navarra, que está haciendo de poli malo en esta película, frente al poli bueno que sería el Ayuntamiento de Iruña. Pero realmente se sigue adelante con la construcción de una nueva estación ferroviaria en Iruña, que es la excusa para justificar el PSIS de Etxabakoitz.

El PSIS de Etxabakoitz y el puente sobre el río Ebro en Castejón son las dos claves actualmente para continuar con las obras del TAV. Una vez que se despeje de una forma o de otra el PSIS de Etxabakoitz, no tanto porque se vaya a hacer el pelotazo inmobiliario a corto plazo, sino porque se asiente administrativamente el proyecto, va a ser muy difícil el revertirlo a nivel legal ni a nivel político.

No es el único tema en el que habéis venido trabajando últimamente desde Sustrai Erakuntza. Otro tema importante sería el de la macroplanta de residuos de Imarcoain ¿Qué nos puedes contar sobre este proyecto?

 

Es un proyecto de la vieja política, es un proyecto del régimen, tanto por las formas como por el fondo. Las formas porque se ha estado haciendo de una forma muy tapada, oscura y opáca, sin un verdadero debate social de posibilidades y de alternativas. Y por el fondo, que lo que hace es negar la posibilidad que proyectos de tratamientos de residuos como el que está funcionando hace unos años en Sakana y que está dando muy buenos resultados, se trasladasen también a la Comarca de Pamplona y a otras mancomunidades.

En este sentido creemos que en este tema concretamente la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona no ha sido muy diferente de lo que hubiese hecho UPN o PSN al frente de la gestión de la Mancomunidad.

¿Y ante vuestras propuestas y alternativas como está reaccionando desde las instituciones?

La Mancomunidad sigue con su hoja de ruta, de ir aprobando y de ir resolviendo. Ahora tenemos el PSIS de Imarcoain, que el Gobierno de Navarra ha presentado una reforma del mismo, con lo cual, tanto Mancomunidad como Gobierno son cómplices de, en primer lugar, cargarse la zona donde iba la estación intermodal de transporte de mercancías, que es la fase que se va a haber afectada por la construcción de la Macroplanta de Residuos.

Y en segundo lugar, negar la posibilidad de una alternativa real al modelo que quieren seguir imponiendo de macroplanta, que lo único que conducen es a no solucionar el origen del problema de los residuos. Volvemos a incidir en que el caso de Sakana es el ejemplo a seguir, con las adaptaciones y demás que haya que realizar, y que es lo que tendría que haberse hecho desde la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

¿Qué más temas y proyectos importantes que afecten al medio ambiente tenemos abiertos en Nafarroa?

Sigue siendo clave el tema del Canal de Navarra, que este gobierno también piensa llevarlo adelante, su propuesta, en vez de una obra a cielo abierto, es hacerlo sobre tuberías. Sigue habiendo un problema con el tema de las líneas de alta tensión, con el mantenimiento de las centrales térmicas de Castejón, y con los planes que hay de construcción de macrotendidos de Alta Tensión hacia el estado francés principalmente.

Sigue habiendo un problema con el Tren de Alta Velocidad. Sigue habiendo también un problema con el uso del agua, a parte del tema del Canal de Navarra, tenemos casos de explotación de acuíferos, como es el caso de la zona de Valdega, en Tierra Estella.

Y sigue habiendo un problema fundamental: no se hacen políticas desde las instituciones y administraciones más importantes para cambiar el modelo, tanto productivo como de consumo, que está implicando un despilfarro energético y la eliminación de un futuro mucho más acorde con las necesidades que podamos tener. Sse están implementando políticas de carácter neoliberal, con las que el planeta se ve totalmente perjudicado por el cambio climático, provocado entre otras cosas por el excesivo consumo del coche particular, por el transporte por carretera o por el tipo de industria contaminante que hay, y por el tipo de consumo que lleva asociado.

Creemos que es importante implementar medidas mucho más serias y hacer una apuesta por una economía circular real. Eso significa que hay que apostar por un sector primario, que produzca, tanto en la agricultura como en la ganadería, en modelo ecológico y no basado en la agroindustria que es la que marca la política en ese sector.

Otro tema importante es el del PSIS de Aroztegia…

El PSIS del Aroztegia es el caso más emblemático, que viene de la anterior legislatura, pero que ha sido el Gobierno de Geroa Bai el que más ganas está poniendo en sacarlo adelante. Este proyecto implica la construcción de un campo de golf de alto lujo con más de 200 viviendas, en Lekaroz (Valle de Baztán) y que va a significar una desordenación del territorio y un ataque frontal al mismo, tanto en el sentido físico y geográfico, como también hacia los habitantes de la zona. Demuestra que es ese modelo neoliberal del que hablábamos antes basado en una economía más vinculada a los intereses del capitalismo y a los intereses de sectores minoritarios con gran potencial económico, que a los intereses y verdaderas necesidades populares y del territorio que tenemos que conservar para las futuras generaciones.

Llegando ya casi al final de la legislatura de este llamado “gobierno del cambio” ¿Qué nota le daríais al mismo en materias ecológicas y medioambientales? ¿Ha habido realmente un cambio en este sentido en Nafarroa?

Ha habido pequeños cambios cosméticos que no han ido a la raíz de los problemas. Creemos que la Consejería de Medio Ambiente ha estado más dirigida realmente por la vicepresidencia económica del Gobierno de Navarra que por los políticos que deberían de haber gestionado y llevado adelante el Medio Ambiente en Navarra.

En ese sentido, lógicamente, este gobierno tiene un suspenso en materia medioambiental, no sólo por lo que ha hecho, sino por lo que ha dejado de hacer y sobre todo por lo que ha impedido hacer, que son muchas cosas, entre ellas varias de las que hemos nombrado. Y algunas de ellas, como el tema de los PSIS, estaban en el acuerdo de gobierno de los cuatro partidos que iban a ser eliminados como forma de actuación urbanística en Navarra. Este gobierno no lo ha cumplido, y eso es un problema que no solamente resta autonomía municipal, sino que favorece los intereses de esas minorías capitalistas de las que hablábamos antes.

Muchas gracias por tu tiempo, Pablo.

@Boro_LH


Texto completo en: https://www.lahaine.org/fM7X

Publicado en www.lahaine.org el 31/01/2019