Compartir

 

El Partido no descansa, la lucha no termina y la actividad no cesa. Estas son máximas con las que siempre vamos a contar en todos los frentes y en todos los momentos. A veces alguien pregunta que por qué se dedica un día a conmemorar algo que ha de ser todos los días, y lo cierto es que un día no resuelve un año, eso solo es propio de la falsas conciencias fácilmente reconocibles en todos aquellos sujetos, individuales o colectivos, que mediante el gesto, el ademán y la retórica disfrazan su auténtica razón de ser. Así es con el oportunismo, y así es también el 1 de mayo, donde las organizaciones oportunistas y reformistas trata de mostrar lo contrario que practican todo el año, pero esta contradicción, que por otro lado es natural al desarrollo histórico, no se da en las organizaciones conscientes, cuya conciencia de clase es idéntica a su acción. El 1 de mayo condensa pasado y presente, y sobre todo, es el día en el que afirmamos lo que tratan de negarnos todos los días, nuestra condición de clase, de sujeto histórico, capaz de transformar la realidad unicamente cuando la clase obrera lucha unida bajo la bandera revolucionaria del marxismo-leninismo. Es por eso que los y las comunistas salimos a las calles en esta fecha fundamental, no como meros acompañantes sino como vanguardia política.

En Andalucía, Canarias, Murcia, P. Valenciá, Cataluña, Cantabria Galicia, Madrid, etc, nuestra bandera y nuestra consigna de “Todo para la clase obrera” han sido la proclama consciente y combativa de la la clase obrera unida. Esta es la vida del Partido, que como organización consciente de la clase obrera se desarrolla en cada uno de los frentes y luchas que la clase obrera y las masas populares viven cotidianamente.

¡TÚ LUCHA DECIDE!