Compartir

María Luisa de las Heras de Darbat, también conocida como: María de la Sierra, Patricia, Ivonne, María de las Heras, o María Paulovna y, como nombre de guerra, “Patria” nació en Ceuta en el año 1909, en una familia acomodada e ingresó siendo muy joven en el Partido Comunista de España.

En 1934 se sumó a la Revolución de Octubre en Asturias, a los pocos años se inscribe el Partido Socialista en Cataluña, allí se casará con Luis García Lago, matrimonio que duró poco.

En el año 1936 ingresa en la NKVD de mano de Leonid Eitingon, en lo que más tarde se conocería como KGB. Se prepara como agente durante unos meses en Moscú, lo que la llevaría a dedicar su vida a la Revolución.

En su servicio a la Revolución destaca su viaje a Noruega donde se integra en las filas troskistas, llegando a ser secretaria de León Trotsky, lo que fue imprescindible para desenmascarar al traidor de la Revolución Rusa, facilitando el trabajo de su ajusticiamiento.

A finales de 1941 participa como paracaidista en las líneas enemigas de Ucrania, haciendo un trabajo perfecto en la interceptación de comunicaciones. Vuelve a Moscú en 1947 y comienza sus estudios de enfermería y más tarde de radiotelegrafía, por lo que fue nombrada responsable de radiotransmisiones. Al finalizar los estudios se adscribe al destacamento guerrillero “Los Vencedores”.

Al finalizar la II Guerra Mundial se instala en París, se casa con Felisberto Hernández, escritor uruguayo, y se traslada a Montevideo, donde continúa su labor para la KGB desde su trabajo como modista, profesión que utilizó como tapadera para poder seguir luchando al servicio de la revolución.

Se separa del escritor y es enviada a Argentina en el año 1956, bajo las órdenes del camarada Valentino Marchetti, con el que se casaría más tarde, y durante una década realiza su trabajo revolucionario entre Uruguay y Argentina.

Por su labor en el KGB llegó a adquirir el grado de coronel, siendo responsable entre la Segunda Guerra Mundial y la década de 1970 de la política de la agencia para Europa y América Latina.

Recibió el título de Colaboradora Honoraria de los Órganos de Seguridad del Estado y fue la española con más títulos/condecoraciones por la URSS:

Dos veces con la Estrella Roja, Orden de la Gran Guerra Patria de II grado, Orden de la Gran Guerra Patria de I Grado, Medalla Guerrillero de la Guerra Patria de I Grado, Dos veces Medalla por la Valentía, Orden de Lenin, una de las mayores condecoraciones de la Unión Soviética, bien merecida en su trabajo por la Revolución.

Fallece en Moscú el 8 de marzo por problemas cardíacos, es enterrada con honores militares en el cementerio Javánkoie de Moscú, en cuya lápida aparece la palabra “Patria” escrita en español junto con el texto “Coronel África de las Heras, 1909-1988” en ruso.

Ideal de lucha y dedicación a la revolución, África de las Heras, mujer ejemplo para todas las camaradas.

Isabel Talavera