DESTACADO

Compartir

Desafortunandamente en la sociedad capitalista el deporte tiene un tratamiento de mercado que desvirtua sus valores y finalidades. Patronos y medios de comunicación a sueldo tratan de impornernos como algo normalizado las exorbitadas cantidades de dinero que mueven determinados eventos deportivos no pasando, en algunos casos, de criticar con la boca pequeña algunos lujos o trenes de vida de los deportistas mejor pagados... los mismos que representan mayores ganancias y beneficios para sus patronos.

Aunque en los últimos años se está visualizando la inclusión de personas con discapacidad en el deporte, gracias a la lucha que está realizando este colectivo agrupado en asociaciones, tristemente, las federaciones deportivas no pasan de cubrir expediente realizando puntuales actividades.

Las diferentes federaciones deportivas tienen como primer objetivo la potenciación de actividades competitivas... las relacioandas con el fútbol son, sin duda alguna, de las más populares y conocidas. Un negocio redondo que ha llevado a las masas populares a cambiar de servidor de televisión para poder seguir las venturas y desventuras del equipo de sus amores, mientras que otros hacen piruetas para poder pagar suministros como la luz y el agua.

Afortunadamente no todo el deporte está mercantilizado, existen honrosas excepciones como las que vamos a abordar en este artículo que no tienen la única meta de hacer fichajes, traspasos y enriquecerse.

Empezamos con el más antiguo de los dos, el Alma de África Unión Deportiva, equipo de fútbol de la 2ª Andaluza Senior fundado en Jerez de la Frontera, en el año 2015, bajo la premisa de mejorar la vida e integración social de inmigrantes africanos residentes en esa localidad. De esta forma se superan los beneficios de la práctica de una actividad deportiva, pretendiendo mejorar el acceso de los inmigrantes a recursos sociales, empleo y formación así como los de integrar a este colectivo en la sociedad jerezana, enriqueciendola a través de la interculturidad.

El Alma de África Unión Deportiva es el primer equipo de fútbol integrado por inmigrantes africanos que compite en una Liga Federada en el estado español. Un hecho que sin duda ha ayudado a que la Administración y algunos patrocinadores quieran colaborar con ellos. Sea como fuera es un hecho orginal y atípico que merece ser acometido en este artículo.

Dimbali FS, equipo de Fútbol Sala que nace de una Red de Apoyo a Inmigrantes en Jerez de la Frontera "Dimbali", que se crea en el año 2018 por la situación provocada por la falta de atención de las autoridades a la acogida de menores inmigrantes africanos que huyen de la muerte y la miseria. Esta Red es un grupo solidario de apoyo mutuo, un colectivo autogestionado que no recibe ninguna subvención de la Administración.

El Dimbali FS tiene un marcado carácter social y reivindicativo, agitador de conciencias, como los activistas que componen la Red. Además de la práctica deportiva, alejado de cualquier finalidad mercantil, el Dimbali FS lucha contra el racismo y la xenofobia a través de la ayuda a los demás.

Con el tirón del fútbol el Dimabalí a conseguido llamar más la atención sobre la situación que origina la creación de la Red. Una labor en la que los propios inmigrantes, además de recabar apoyo y solidaridad, ofrecen ese apoyo y esa solidaridad. Estos chicos, además de denunciar la situación en la que se encuentran muchos inmigrantes en el estado español, han conseguido ser noticia visualizando a otro colectivo ignorado como lo son los sin techo. Para sonrojo de la Administración estos chicos excluidos por las diferentes autoridades han conseguido ser noticia por repartir calor entre las personas sin hogar de Jerez de la Frontera, entregando mantas y ropa de abrigo en la campaña "El frío duele, la indiferencia mata".

Jerez de la Frontera, una localidad con más de 220.000 habitantes que cuenta con un albergue con 47 plazas... 47 plazas que no tienen la capacidad de evitar que tanto estos chicos como unas 200 personas sin hogar (dato de 2017) eviten encontrarse en la calle sin lo más elemental para poder subsistir. La reivindicación de un albergue con más plazas es otra de las muchas que tanto la Red como el Dimabli FS llevan a cabo junto con una campaña de acogida temporal para los inmigrantes que se ven en la calle.

Si bien estos dos ejemplos, que no són únicos, salen de lo habitual dado que junto al deporte se añaden valores sociales y reivindicativos los esfuerzos realizados en ambos casos pueden caer en saco roto o bien por el límite de las reivindicaciones o bien por la falta de medios y capacidad para llevarlos a cabo. Sólo en el Socailismo-Comunismo podran ser resueltos los problemas de tod@s l@s explotad@s, l@s oprimid@s y l@s desposeíd@s del mundo.

Antonio Pérez