Compartir

La situación de inseguridad que vivimos en la provincia de Tarragona tanto los trabajadores de las empresas como los habitantes de las diferentes poblaciones es de extrema gravedad. Cabe destacar la importancia del Complejo Petroquímico Industrial de Tarragona, ya que es uno de los más grandes de Europa con una concentración de empresas muy elevada.

Sin olvidar las centrales nucleares de Ascó que cuenta con dos reactores y Vandellós, a unos 40 y 60 km de Tarragona respectivamente.

A la histórica grave lista de problemas ambientales, de seguridad, los intentos por silenciar los de salud e incidentes, hay que sumar los ocurridos en los últimos meses que ya han hecho colmar el vaso: la fuga de amoniaco en la empresa Carburos Metálicos con el balance de 1 muerto (el trabajador de Torreforta Nono), un herido grave y varios heridos leves. Y el más reciente de la empresa Iqoxe situada delante del barrio de Bonavista con el trágico resultado de tres muertos y siete heridos.

Desde hace meses y semanas se fueron celebrando asambleas de trabajadores para ir intentando canalizar el descontento y poder afrontar unidos con mayor fuerza la respuesta a esta problemática. El pasado 19 de Febrero se vivió la histórica jornada de huelga en el sector convocada ante la ya muy deteriorada situación y el hartazgo generalizado de los trabajadores. A ella se incorporaron los sindicatos Co.Bas, CGT o CSC, además de CC.OO y UGT, que lo hicieron posteriormente.

Desde primera hora de la mañana se organizaron piquetes en los diferentes centros de trabajo: en la Pobla de Mafumet para cortar los accesos a la Refinería, en la zona de La Canonja para las empresas Iqoxe, Basf.

Cabe destacar el muy importante grupo de trabajadores que se posicionaron en Vila-seca en los accesos a Covestro, Bertische, etc... Con gran ánimo se empezó el frío día a las cuatro de la mañana. Cerca de cien trabajadores se implicaron en la huelga, pancartas con las diferentes reivindicaciones laborales, otras dedicadas al compañero Nono fallecido trágicamente meses atrás.

La jornada concluyó por la tarde con la gran movilización en las calles de Tarragona donde la población del Camp de Tarragona se manifestó, para decir una vez más basta a que lo único que importe sea el beneficio de las grandes empresas.

Otra prueba de que no se ha solucionado nada y como si un mal guionista lo hubiera planificado, al día siguiente de celebrarse la histórica jornada de huelga en el sector de la Petroquímica, se produce un nuevo incidente con una fuga de producto que activó el plan de seguridad y obligó al confinamiento en un instituto de Constantí, algo que corroboraron los vecinos ya que hablaban de un fuerte olor.

Tras el fatal incidente de Iqoxe nos enteramos de la intención de la empresa de hacer un ERE temporal de un año de duración para toda la plantilla. O el caso más reciente del anuncio de despido de uno de los trabajadores que resultaron heridos durante la explosión del pasado mes de Enero.

Todo esto nos muestra una vez más la esencia despiadada del capitalismo en la que lo único que importa es la búsqueda del máximo beneficio al coste que sea, sin importar ni el medio ambiente ni las vidas humanas.

Es más urgente que nunca que todos los trabajadores del sector con independencia de sus afiliaciones sindicales o no, se unan en la defensa de sus condiciones laborales: salariales, de seguridad, de higiene, etc... 

Junto con ellos debe ir acompañada de una movilización popular que diga basta a la situación existente. Por la defensa de la seguridad de la población y de los trabajadores.

Como diría Marx el capitalismo es un sistema atroz que acaba con sus dos fuentes de riqueza: el planeta y los seres humanos.

Por ello no hay que separar la lucha por la defensa del medio ambiente de la lucha contra el capitalismo.

Célula Numen Mestre - Tarragona