Compartir

El ERE que el gobierno valenciano hizo contra gran parte de los trabajadores de RTVV hace unos meses fue declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia. El pasado noviembre ante la sentencia y la imposibilidad, según ellos, de hacer frente a la indemnización y la incorporación de los/as trabajadores/as, se tomó la decisión de echar el cierre. Ante estos hechos las movilizaciones de los/as trabajadores/as no se hicieron esperar. Aún así y a pesar de las saludables denuncias de censura y chantajes hechas por los/as trabajadores/as, las movilizaciones se dieron en la mayoría de los casos en clave electoralista, con un limitado recorrido y lamentablemente no muy cercanas a unas posiciones de clase.

Hay que recordar que IU, Compromís y el PSOE hablaban de corregir la mala gestión (ahora ante las elecciones han radicalizado un poco más su discurso) y defendían a la burguesía valenciana. El PCPE en el PV lleva años denunciando el carácter de clase de las instituciones, caracterizando el constante robo al pueblo trabajador ejercido por la burguesía a través de la GV. Lo hizo sobre casos anteriores (CAM) y ha sido el único que ha dicho públicamente que la GV está en quiebra técnica, es decir, que el gobierno de la burguesía en el País Valencià es incapaz de gestionar el sistema como hasta ahora y necesita de la privatización a marchas forzadas, liquidar todo lo público y aumentar la explotación en el plano laboral. El cierre de RTVV es un nuevo ejemplo del día a día en el capitalismo para la clase obrera.