Compartir

Desde la campaña del noblísimo (premio nobel de la paz, es que da hasta risa) pacifista, racializado y de orígenes islámicos llamado Obama, el progresismo pijo progre se frotaba las manos. Había llegado su hora. Yes, we can!, Podemos (aunque según relataba el mismísimo líder, Pablo Iglesias, la idea estaba asociada a una agrupación boliviana de derechas, llamada Podemos). Ahora vamos a subir los salarios a policías y guardias civiles un 20%, vamos a subir la luz, so pretexto de alimentar las renovables y os vamos a mear encima.

A lo mejor, la simplificación del proceso suena exagerada, pero esta es la realidad que vivimos. Vamos a salvar el planeta a vuestra costa para que los ricos puedan vivir más y mejor.

Podemos ha sido, es y será, la viva imagen del partido demócrata norteamericano, ese que no duda en bombardear y asesinar a millones de inocentes, pero con un toque chic. Ahí tenemos al general, generalísimo, el JEMAD que coordinaba, aplaudía y bombardeaba Libia, matando a inocentes, asesinando y torturando al “peligroso terrorista” que quiso crear una Unión Africana. “Habrase visto tal descaro, crear una Unión Africana para competir con la europea o la anglosajona… seguro era un terrorista”

Al igual que Podemos lo es del partido demócrata, Vox es la representación del partido republicano, solo que en casposo y sin disimulos hacia el nazismo. Está todo preparado para que ante estos “extremos”, los votantes sigan optando por PP-PSOE.

Decía la demócrata Nancy Pelosi (la Yolanda Díaz de allende los mares): “En Estados Unidos, el capitalismo es nuestro sistema, es nuestro sistema económico, pero no ha servido a nuestra economía tan bien como debería”. “Así que lo que queremos hacer no es apartarnos de él, sino mejorarlo y garantizar que nos sirva”.

Esto lo firman desde Iglesias hasta Alberto Garzón, pasando incluso por Felipe González e Inés Arrimadas.

Al igual que nuestro gobierno pijo progre, los demócratas norteamericanos no quieren permitir una explotación de “nuestra” mano de obra. Es obvio: el hundimiento del consumo interno también hunde “su economía”, así que es más fácil internacionalizarse, globalizarse y explotar mano de obra extranjera. Lo que desde el principio de los imperios fue el saqueo y expolio de las colonias. Nada nuevo bajo el sol.

El problema es que a estos gurús del capitalismo bueno no se les escapa que la fase actual es la del imperialismo, la fase final del capitalismo que señalara Lenin, y esta fase se caracteriza por los monopolios y oligopolios. Así, en el país más demócrata democrático autoritario y falso del mundo, también durante la pandemia han aumentado la fortuna de los multimillonarios y lo que es más evidente: el 99% de la economía estadounidense está en manos del 0,1% más rico, que cobra intereses por todo. No son palabras de este comunista exagerado, son palabras de Michael Hudson, economista estadounidense, profesor de economía en la Universidad de Misuri en Kansas City e investigador en el Levy Economics Institute en el Bard College, ex analista de Wall Street, consultor político, comentarista y periodista.

En Españistan, no tenemos ni siquiera este nivel de economistas críticos. Si lo más críticos iban a ser Alberto Garzón y Pablo Iglesias, estamos jodidos. El primero es un fiel seguidor del capitalismo del New Deal y el segundo no tiene ni pajolera idea de economía (salvo las bancarias para comprar casoplones).

Al hilo de lo dicho al principio, el partido demócrata gobernó en EEUU, Obama y la señora Clinton (ser despreciable que aplaudía la muerte en directo de quien fuera su baluarte en Afganistán, ejecución ilegal en territorio de otro país y saltándose todo el derecho internacional, claro, que ya no existe el bloque del Este y hacen lo que les da la gana), pasó aquella administración y de lo poco que hicieron lo deshizo Trump, y Biden no lo recupera, y la clase obrera norteamericana, pese a las buenas intenciones de la señora Pelosi o Doña Yolanda, sigue jodida, igual, le han subido el SMI 15€ o dólares, y todo sigue privatizado o privatizándose. Y para subir esas 15 unidades monetarias han bombardeado Irak, Libia, Siria, Mali, y más, y han bloqueado a Venezuela y le han robado su oro y su petróleo, y continúan con el bloqueo a Cuba, donde después de 60 años viven empobrecidos porque no trabajan ni le dan internet gratis a la gente, ni les dejan votar por el partido demócrata o por el Podemos cubano.

A estas alturas no sé si pasarlos a la sección: ¡Váyanse a la mierda! Llevan tantos muertos, explotados, mutilados, engañados, envenenados, esclavizados, a sus cuestas, que creo que son mejores las palabras de Chávez: ¡Váyanse al carajo yanquis de mierda! ¡Váyanse al carajo podemitas de mierda!

Juan Luís Corbacho.

  • UyL Octubre 2021
  • UyL Septiembre 2021
  • UyL Julio-Agosto 2021
  • UyL Junio 2021
  • UyL Mayo 2021
  • UyL Abril 2021