Este personaje es tan fétido que, posiblemente, no se dé cuenta cuando llegue a la mierda.

Sus orígenes son sospechosos: hijo de panaderos, con doble nacionalidad desde 2019 (española y argentina) porque su abuelo emigró a Argentina….Nacido en 1947 pertenece a una generación donde estudiar una carrera universitaria era algo impensable para alguien de la clase obrera, mucho menos ingeniería aeronáutica, máster por una universidad norteamericana, por otra francesa y doctor en ciencias económicas… y trabajó para CEPSA.

Y ¿qué españolito puede permitirse irse a un kibutz en Israel en 1969 y contraer matrimonio con una judía?…oshú, la cosa empieza a complicarse.

El tipo, trepa donde los haya, se incorpora al PSOE (iba a poner pesebre, pero por error, que conste…) en 1975 después de su abrazo a la socialdemocracia-liberal-burguesa-neocapitalista.

Borrell ha estado ligado a casos de corrupción, pero donde más destaca es en su profundo anticomunismo. Las perlas de este espantajo dejan en la izquierda a Merkel y Thatcher.

En los últimos años, ha destacado por su incorporación a grupos cercanos a la derecha rancia como la Sociedad Civil Catalana.

Cada vez que abre la boca sube el pan. A veces no se entiende que señores, tan supuestamente preparados, tengan una visión histórica tan corta. No se entiende que hoy digan A y mañana Z y no se inmuten. Quizás saben que la mayoría no les oye, y, o bien, hablan para sí mismos, para su ego o para su camarilla o para su amo, que es quien les dicta lo que tienen que decir. Siendo el alto representante de la Unión Europea, está claro que las órdenes se las dan los presidentes norteamericanos, sólo así es comprensible tanta estupidez.

De surrealistas podrían calificarse sus afirmaciones:

  1. Diciembre de 2017, en un mitin del PSOE, junto con Iceta: “hay que desinfectar Cataluña”

  2. Por orden del Parlamento europeo reconoció a Juan Guaidó como presidente interino, en ese movimiento de la UE que llevará el peso de la vergüenza durante años. En 2021 se desdijo, reconociendo al Guiado como miembro de la oposición.

  3. “Nunca hablaremos con Maduro”, aunque haya ganado elecciones y no militarmente como los talibanes.

Anda el susodicho pidiendo democracia para Cuba, pidiendo bombardeos a Libia, pidiendo ataques a Siria y bloqueos a Rusia, y la última: Atacando las elecciones nicaragüenses porque no las ganan quienes ellos quieren. Dentro de nada veremos el reconocimiento, como presidenta interina, de Cristiana Chamorro….

Defensor de lo indefendible, su última perla ha sido la petición de negociación con los talibanes porque son los que han ganado. Está claro que esta escoria, habría negociado con Hitler, Mussolini y Franco (porque ganaron).

Por suerte, se ha llevado palos diplomáticos que aún escuecen: Serguéi Lavrov le dio lo suyo cuando fue a condenar y pedir explicaciones por el caso Navalni.

Quedamos a la espera de que Rusia, China o Irán le digan algo al respecto de la posición de Europa en el tema de los talibanes. A lo mejor, Borrell se cree Rambo.

Desde nuestra posición internacionalista y antiimperialista sólo podemos darle un consejo: ¡Váyase a la mierda Borrell!

Juan Luis Corbacho

  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021
  • UyL Septiembre 2021
  • UyL Julio-Agosto 2021
  • UyL Junio 2021