El mes pasado salía a la luz el último informe sobre la percepción de la violencia de género entre la juventud española y los resultados son poco halagüeños.

Mientras que parece que las mujeres jóvenes son cada vez más conscientes de la violencia machista, un 74% lo consideran un problema social muy grave, aumentando el porcentaje respecto a 2019. En cambio, el porcentaje que ha aumentado aún más en las respuestas de las jóvenes es el de la afirmación de que es algo habitual dentro de las relaciones de pareja, pasando de un 7% a un 10,4%. Estos datos situados uno al lado del otro demuestra que a pesar de ser más conscientes de esta violencia la toleran cada vez más.

Pero el dato más preocupante de todos lo encontramos en las respuestas masculinas, pues entre los jóvenes encuestados el 20% afirmaba que la violencia de género es un invento ideológico, casi duplicando el porcentaje de 2019. Además, cada vez menos hombres se declaran feministas y ven el feminismo como una amenaza, un 24% de los hombres afirma que busca perjudicarlos.

Futuro preocupante nos espera si la mitad de la población de la que proviene esta violencia es cada vez más reacia a percibirla como un problema, con todo lo que esta percepción conlleva.

No es de extrañar estos cambios en la juventud, pues en una edad en la que se está formando la personalidad cada dia se legitiman más las posiciones reaccionarias, machistas y misóginas que cada vez calan más en los y las jóvenes.

Un continuo bombardeo al que se ven sometidos estos jóvenes, bombardeo permitido por unos medios de comunicación que legitiman y hacen de altavoz para estos discursos tan peligrosos.

No nos pararemos a analizar todos los puntos de la encuesta, pero vamos a comentar algunos que nos puedes dar una visión general de cómo se dan las relaciones afectivas hoy en día y como se legitiman dentro de ellas la violencia machista.

Como ya hemos analizado en algunos artículos, las nuevas formas de relación, las redes sociales y demás facilitan las conductas violentas dentro de una relación como son los celos o el control de la pareja. Estas conductas son cada vez más normalizadas y asumidas por nuestros jóvenes, especialmente entre ellos, como muestran algunos datos de esta encuesta.

Por ejemplo, los celos son considerados una prueba de amor entre el 28% de los encuestados y el 15% de las encuestadas y el 18% de los hombres consideran normal mirar el móvil de su pareja, lo que es una violación del derecho a la intimidad de la otra persona y un mecanismo de control.

El 20,5% de las mujeres encuestadas admitieron haber sido forzadas a mantener relaciones sexuales cuando no querían. En otro momento analizaremos como la encuesta debe preguntar de forma sutil si fueron violadas, pues no hace falta recordar que una relación sexual a la que has sido forzada no es una relación sexual, es una violación.

La encuesta es extensa y detallada, pero con estos pocos datos podemos ver el panorama al que nos enfrentamos. Aunque entre tanto dato terrorífico encontramos algo de luz, pues el porcentaje de mujeres que se declara feministas es hoy del 67% frente al 46% de 2017. Queda conseguir que esa declaración feminista no sea un mero pin que nos colgamos, ni que la voluntad de lucha se pierda en un movimiento diluido y fragmentado.

Hoy más que nunca debemos ser conscientes de nuestra situación como mujeres y ponernos en pie de lucha, pues cada vez se nos dibuja un futuro más oscuro y nuestra vida depende de ello.

Inés

  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021
  • UyL Septiembre 2021
  • UyL Julio-Agosto 2021
  • UyL Junio 2021