Compartir

Desde el UyL, tenemos el placer de realizar la entrevista al camarada Carolus Wimmer, responsable de relaciones internacionales del Partido Comunista de Venezuela (PCV).

  1. En primer lugar, ¿qué valoración realiza el PCV sobre las últimas elecciones de Venezuela?

Para nosotros el resultado de estas últimas elecciones en Venezuela fue una gran victoria tanto política como electoral para la revolución bolivariana. Una victoria del pueblo, con una participación masiva, contra las injerencias del imperialismo y de la oposición.

Por otro lado, entendemos que es una victoria cargada de exigencias hacia el presidente de la república, Nicolás Maduro, para que continúe y profundice en el camino de la revolución bolivariana y de la liberación nacional.

  1. ¿Cómo se articula actualmente el bloque revolucionario en Venezuela?

El PCV trabaja en dos líneas: por un lado, desde el concepto de la lucha antiimperialista, para defender la soberanía de Venezuela contra los continuos ataques de los Estados Unidos y la OTAN. En este sentido, el PCV ha trabajado para fortalecer el bloque bolivariano, el gran polo patriótico, pero no desde la perspectiva exclusivamente electoral, sino como una unidad de fuerzas políticas y sociales en torno a la defensa de la soberanía nacional.

De esta forma, se ha creado el Frente Popular Antiimperialista y Antifascista, para enfrentar a los elementos entrenados y financiados desde el exterior, grupos y partidos fascistas y paramilitares que no existían antes en Venezuela.

Por otro lado, como Partido Comunista, trabajamos por la toma del poder de la clase trabajadora, por el socialismo y el comunismo.

  1. Además del PCV, ¿qué fuerzas componen el Frente Popular Antiimperialista y Antifascista?

El Frente Popular Antiimperialista y Antifascista está compuesto por diferentes partidos y organizaciones políticas, sindicatos y el movimiento popular de los Consejos Populares. El objetivo es que se transforme en un poder popular organizado para lograr objetivos de transformación política y de defensa de la patria.

  1. ¿Cómo se encuentra a día de hoy el movimiento obrero en Venezuela?

Actualmente el movimiento obrero en Venezuela es débil. Esta situación tiene su origen en los años 80 del siglo pasado, cuando los gobiernos de la socialdemocracia encabezados por el partido Acción Democrática, impulsaron las políticas neoliberales del capitalismo, destruyendo la resistencia del movimiento obrero y estudiantil, atacado mediante la corrupción de sus principales dirigentes y la represión contra cualquier forma de organización y protesta de la clase trabajadora.

El PCV, tiene como una de sus tareas fundamentales la reconstrucción del movimiento obrero y sindical en base a la unidad de la clase obrera, con el Frente Nacional Clasista de Trabajadores y Trabajadoras como instrumento principal.

  1. Desde los medios de comunicación se nos hace llegar una visión de crisis económica extrema en Venezuela, ¿Cuál es realmente la situación en el país?

Naturalmente, lo que señalan los medios internacionales son medias verdades o mentiras abiertamente, aunque no podemos esconder la crisis que hay en Venezuela, una crisis que no debemos olvidar que es la crisis del sistema capitalista.

Esto supone una serie de peligros, y nos sigue demostrando que quien tiene realmente el poder en Venezuela sigue siendo el gran capital, aun con todos los avances en sanidad, educación, inclusión social, derechos de las mujeres, respeto a los pueblos indígenas; no se ha resuelto la contradicción capital- trabajo y la producción sigue estando en manos de la burguesía, seguimos dependiendo mucho del petróleo, lo que es utilizado por la contrarrevolución para destruir este proceso popular.

Nosotros exigimos que el proceso económico lo dirijan los trabajadores y las trabajadoras, exigimos que no se dirija ni un dólar más para la burguesía importadora, exigimos una reforma total del sistema de impuestos; propuestas concretas que chocan contra los intereses que quienes quieren seguir disfrutando de privilegios, que están implicados en la corrupción y ligados a intereses extranjeros.

La situación económica es grave para las familias, el imperialismo piensa que con más hambre, bloqueo y desabastecimiento hay más posibilidades de que el pueblo se levante contra el gobierno, pero el pueblo está frente al imperialismo y con el proceso bolivariano, no exige ir hacia detrás, sino más revolución.

  1. ¿Cuál es el papel que juegan las fuerzas armadas en la construcción de la República Bolivariana de Venezuela?

Naturalmente no podemos idealizar el papel que juegan las Fuerzas Armadas como elemento de represión del estado burgués. Con la llegada del Comandante Chávez, empezó a cambiar esta situación, una de sus primeras declaraciones fue que las fuerzas armadas no se volverían a enfrentar al pueblo.

Actualmente, las fuerzas armadas tienen una conciencia antimperialista y por la defensa de la patria, forman parte del pueblo.

Sabemos que el enemigo va a intentar crear división en las fuerzas armadas y corromperlas para tumbar al gobierno democrático y electo.

Hay que hacer trabajo entre los soldados, un trabajo ideológico y político, existe la confianza en que los civiles y militares tenemos el mismo objetivo: profundizar en el proceso bolivariano.

  1. ¿Cómo se observa desde Venezuela la participación del ex presidente español, José Luís Rodríguez Zapatero, como mediador en el conflicto?

La intervención del ex presidente del gobierno español lo consideramos como otro ejemplo de la lucha interimperialista entre los EEUU y la Unión Europea por el control de las riquezas de América Latina (agua dulce, minerales, petróleo, gas,…). Se están jugando tener una posición más favorable para acudir al reparto y expolio de nuestras riquezas.

La intervención del ex presidente responde a los intereses de la burguesía europea, no obstante, entendemos como positiva la participación de Zapatero desde una perspectiva táctica en el proceso, para poder alcanzar un acuerdo temporal con la oposición que pretende dar un golpe de estado.

Aun así, entendemos que la solución no debe llegar por parte de la intervención extranjera en el conflicto, sino con la toma del poder por parte de los trabajadores y trabajadoras.

  1. ¿Cómo está enfrentando el polo progresista de América Latina esta nueva fase de agresiones por parte de los EEUU?

En primer lugar, señalar que la política exterior de los EEUU se basa en la Doctrina Monroe, la cual plantea que Sudamérica es el patio trasero de la élite norteamericana desde dos perspectivas: sumisión completa de los pueblos latinoamericanos y no permitir que otras potencias mundiales puedan competir en esa explotación de las riquezas de la región.

Esta teoría también la vino aplicando el presidente Barack Obama, pese a las esperanzas que existían en un cambio de política hacia los pueblos de Latinoamérica, en el 2016 firmo el Decreto Ejecutivo contra Venezuela, catalogando a Venezuela como una amenaza extrema para la seguridad de los EEUU, como justificación para la intervención, lo que tradujo en sanciones económicas, financieras, tecnológicas,… lo que afecta gravemente la economía del país y es un crimen contra el pueblo.

  1. Respecto a las expectativas de esta gira…

Agradecemos mucho la invitación al PCPE, que nos lleva por diferentes ciudades españolas, en ese sentido nos interesa explicar desde nuestra perspectiva la situación en Venezuela, queremos explicar nuestra opinión respecto al proceso bolivariano, escuchar a los camaradas y compañeros sus críticas y aportaciones, conocer la vida en el estado español y estrechar lazos entre nuestro partidos y con otras organizaciones de solidaridad.

Redacción UyL