Compartir

El Comité de la Federación Sindical Mundial (FSM) en el estado español, rechaza enérgicamente el golpe de estado contra el gobierno venezolano y trasladamos nuestra solidaridad con el legítimo Gobierno de Venezuela, presidido por el compañero Nicolás Maduro Moros y con las clases populares venezolanas en este trance tan importante, donde la criminal potencia imperialista de los EEUU, junto con los gobiernos títeres que giran en torno a dicha potencia entre los que se encuentra el estado español, no dudan en amenazar al pueblo venezolano e injerenciar en los asuntos que únicamente le corresponde al pueblo venezolano, que ya decidió otorgar un nuevo mandato a Maduro.

El Comité de la FSM en el estado español defiende la soberanía y la independencia del estado venezolano, oponiéndonos a las injerencias imperialistas. Y es que la oposición no es más que un instrumento del imperialismo estadounidense para llevar a término el criminal propósito de justificar una intervención militar de EEUU con la intención de masacrar al pueblo venezolano, imponer un gobierno títere fascista alineado con los intereses de las multinacionales europeas y norteamericanas.

En el estado español todos los partidos parlamentarios estatales se han posicionado con los fascistas, alineándose con la oposición venezolana ya sea de manera abierta, como los fascistas declarados – PP, Cs y VOX -, vulgares lacayos del imperialismo gringo o de manera vergonzante como son el PSOE y PODEMOS que exigen que se convoquen elecciones, entrometiéndose en los asuntos de Venezuela, rompiendo lanzas por la oposición golpista y señalando como fraude el proceso electoral donde la mayoría del pueblo venezolano apoyó a Maduro mediante el sufragio.

El imperialismo llevan a los pueblos a la guerra, los monopolios no dudan en mover a sus títeres para desencadenar conflictos bélicos donde la sangre la pone la clase obrera y los réditos y los recursos se los llevan la criminal burguesía monopolista. Hacemos un llamamiento a la clase obrera del estado español a rechazar la injerencia y el golpismo en Venezuela y a fortalecer las filas del sindicalismo de clase, de la Federación Sindical Mundial y sus sindicatos en el estado español para combatir la hipocresía y la indecencia de los parlamentarios, sicarios de los empresarios, y su ideología y políticas fascistas que nos condenan a los trabajadores a la guerra, la explotación y la muerte.

¡CONTRA EL FASCISMO Y EL GOLPISMO CONTRA VENEZUELA!

¡POR UN ESTADO DE LOS TRABAJADORES PARA LOS TRABAJADORES!

¡VIVA EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!