Como consecuencia de la lucha de clases en estos momentos y del agravamiento de la situación del conjunto de la clase obrera, producto esto de la necesidad del capital de incrementar la explotación y represión que posibilite una mayor extracción de plusvalía. Un amplio número de organizaciones sindicales de marcado carácter de clase, comprendiendo que la actual situación de división en el seno de la clase obrera favorece que el capital pueda mantener sin muchas dificultades su dictadura, han decidido que sin más espera deben trabajar en el camino de la unidad. Unidad con la que poder hacer frente a las políticas que la burguesía impone a través de los gobiernos a su servicio. Unidad que posibilite que, desde los espacios de intervención sindical los objetivos sean comunes al conjunto del proletariado y del resto de la clase obrera.

Es el objetivo de conseguir la unidad de acción e intervención sindical lo que hoy se hace más y más necesario, la actual situación de división, sentencia a la clase obrera a seguir con los grilletes del capital atados a sus tobillos y cuellos. Como nos ha demostrado la historia reciente, la división, favorecida esta por el abandono de posiciones revolucionarias, por parte de organizaciones sindicales y políticas -PCE- ha traído consigo que se imponga el malvado y nocivo pacto social con el que la burguesía puede llevar a cabo sus políticas económicas con las que aplicar leyes y decretos que intensifican la explotación y opresión.

Ejemplo, ley laboral 2021.  Tras décadas de debilidad del movimiento sindical, en la mayoría de las ocasiones, producto  esta de una interpretación sectaria y/o personalista del papel que los sindicatos deben desempeñar en la lucha de clases, no han podido conservar los derechos laborales y sociales que a través de la confrontación con la burguesía, la clase obrera  pudo arrebatar a esta.  

La correlación de fuerzas es una cuestión que a veces cuesta interpretar desde posiciones de clase (científicas), lo que hace más difícil la acertada intervención del sindicalismo de clase. Hoy desde diferentes tribunas se asegura que solo los sindicatos CCOO y UGT son legítimos representantes ante gobiernos y patronal, debido a que ostentan la mayoría de afiliación.  Para conseguir que esta afirmación se ajuste a la realidad, desde hace ya décadas comprendieron que sus objetivos solo serían conseguidos a través de la UNIDAD para lo que sin dudarlo unificaron criterios y acción. Como resultado, y con la colaboración de estas dos organizaciones, desde los pactos de la Moncloa,  firmados por CCOO, los diferentes gobiernos gestores del capital han podido, sin oposición seria, llevar a cabo sus objetivos políticos y económicos. Otro escenario se puede generar si todas las organizaciones sindicales de clase comprenden que para hacer frente a la situación de abandono y venta de los intereses de la clase obrera, por parte de los denominados legítimos representantes, se trabaja por la unidad de clase a través de organizaciones alejadas de los intereses de la burguesía. 

Desde el PCPE saludamos y manifestamos nuestro apoyo a las diferentes iniciativas, que desde hace algún tiempo, se vienen dando en el camino de la necesaria unidad de clase y que un amplio número de sindicatos están protagonizando. Y hacemos un llamamiento a obreros y obreras afiliados sindicalmente, o aún no afiliados, a apoyar y secundar estas iniciativas de unidad que harán posible confrontar ante la patronal y sus gobiernos títeres con garantías de victoria.

Obreras y Obreros, deben comprender que unidos son invencibles, que sus luchas siempre tendrán como resultado el conseguir sus aspiraciones como clase.

Juan J. Sánchez

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021