En cada centro de trabajo es necesaria la presencia de un sindicato, en cada sector es imprescindible el trabajo organizado para defender los derechos de la clase obrera.  Mientras las patronales se organizan y se movilizan para conseguir mayores tasas de beneficios, los que todo lo producimos estamos cada día más desorganizados, cada día más preocupados por lo individual y menos por lo colectivo.

Solo hace falta repasar que las últimas huelgas generales fueron en el 2010 y 2012, como consecuencia de la crisis sistémica que el capitalismo soluciona recortando derechos sociales y laborales.  Llevamos 12 años de incremento de la precariedad, de rebaja de las indemnizaciones, de permitir que los convenios de empresa frenen la capacidad de negociación sectorial. En definitiva, de disminución de los derechos de la clase obrera.

Mientras los sindicatos mayoritarios están firmando convenios por debajo de la subida del IPC, permitiendo con su firma el empobreciendo de las personas en activo o jubiladas, la patronal se manifiesta exigiendo dinero al gobierno, y lo consiguen. Ahora, con un IPC absolutamente desbocado, nos plantean un pacto de rentas, es decir, perder dinero los de siempre, porque mientras unos nos hacemos más pobres, otros se hacen más ricos.

Esta realidad, donde la clase obrera está adormecida y no aprieta a los sindicatos para reivindicar que esta crisis del sistema capitalista, incluida la guerra, no la debe de pagar la clase obrera, es la que llevó a un grupo de trabajadores a constituir en momentos complicados una nueva organización sindical, EL CONSEJO SINDICAL OBRERO (CSO), que nace con una clara vocación de UNIDAD DE LA CLASE, ninguna pretensión de supervivencia individual y si colectiva.

CSO apuesta por que sean las asambleas quienes decidan sobre el futuro de la negociación, sobre los convenios, sobre las movilizaciones. CSO apuesta por la solidaridad, hay que unir las luchas y los conflictos, porque la patronal utiliza la división para recortar y el Sindicalismo deber recuperar la unión para avanzar.

En un marco complicado para el Movimiento Obrero, el Consejo Sindical ha organizado su I Congreso los días 25 y 26 de febrero. El 25 con una mesa redonda titulada “El Sindicalismo necesario, ¿cómo lo hacemos posible?”. Con la participación de Alternativa Sindical de Clase, un sindicato que viene de un proceso de fusión y por tanto que trabaja por la unidad de la clase obrera con un tipo de sindicalismo pegado a la realidad y CSO. El debate fue muy enriquecedor, demostrando la necesidad de continuar trabajando de forma unitaria.

El sábado 26 debatimos el informe de gestión, así como los planes de trabajo referentes a Salud laboral y la labor que queda por desarrollar si queremos trabajar para vivir y no morir en el trabajo, en Internacional donde vimos la necesidad de integrarnos en la Federación Sindical Mundial, porque la unidad de la clase obrera debe ser el pilar fundamental del sindicalismo, con independencia del origen. Vimos la importancia de reforzar cualquier acción tendente a recortar las desigualdades entre hombres y mujeres.  También se debatió sobre la acción sindical, sobre la negociación colectiva que debe volver a manos de las y los trabajadores, de los convenios y de las reformas impuestas sin explicación.

Fue un I Congreso saludado por distintas organizaciones políticas y sindicales, pero sobre todo fue un congreso saludado por la clase obrera, que cada día nos confirma la necesidad de recuperar el sindicalismo pegado a las bases. El congreso finalizó con el canto de la ”Internacional” y el compromiso de continuar hablando con otras organizaciones para conseguir unir esfuerzos, por conseguir la implicación en proyectos sindicales de base de la militancia política. Hay que dejar de hablar y actuar, y en eso estamos de cara al 1º de Mayo, tratando de unir un bloque combativo contra el PACTO SOCIAL.

Vicente Alcaraz Mira

Portavoz General CSO

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021