Culmina con éxito la I Escuela Central de Formación de la Juventud del PCPE

Culmina con éxito la I Escuela Central de Formación de la Juventud del PCPE desarrollada el 1 y 2 de diciembre en Vila-real (Castelló). Bajo el lema de “Preparar el futuro de la Revolución” jóvenes de todo el estado participamos en unas intensas jornadas de formación marxista-leninista con la finalidad de fortalecer ideológicamente a la Juventud Comunista. Es esta Juventud la que tiene la inmensa tarea de construir el destacamento juvenil comunista que acompañará al pueblo trabajador, a las masas, en el proceso revolucionario.

En nuestros días el ir y disfrutar del cine se ha convertido en una acción bastante peligrosa. Sabiendo que por cabeza serán de media 8 euros más el menú -lo llaman así como si de comida se tratase- de palomitas que alimentan más bien poco, se nos va el total a unos 16€, si no más. Precios que hacen un tanto difícil ir todos los fines de semana. Pero el peligro no solo reside en el precio de las entradas, sino, también, por el nivel ideológico e intelectual de las propias películas en taquilla. Con esta premisa, la mayoría, optamos por disfrutar de las películas de manera más o menos “gratuita” en nuestras casas.

 

Durante la semana del 4 al 14 de noviembre, una Delegación de tres miembros de la Juventud del PCPE realizó una visita oficial a Cuba, por invitación de la Unión de Jóvenes Comunistas, organización anfitriona que en todo momento prestó una gran acogida y hospitalidad.

Entre las visitas e intercambios realizados destacan los encuentros con José Ángel Maury, responsable de relaciones internacionales de la UJC; con el presidente del Movimiento Juvenil Martiano; con la Esfera Ideológica; con la Federación de Mujeres Cubanas; con el responsable de relaciones internacionales de los CDR (Comités por la Defensa de la Revolución), que garantizan la participación del pueblo cubano en los procesos revolucionarios, como la actual Reforma de la Constitución; con la FEU (Federación Estudiantil Universitaria), que nos dio a conocer la Universidad de La Habana;

Culmina con éxito la I Escuela Central de Formación de la Juventud del PCPE desarrollada el 1 y 2 de diciembre en Vila-real (Castelló). Bajo el lema de “Preparar el futuro de la Revolución” jóvenes de todo el estado participamos en unas intensas jornadas de formación marxista-leninista con la finalidad de fortalecer ideológicamente a la Juventud Comunista. Es esta Juventud la que tiene la inmensa tarea de construir el destacamento juvenil comunista que acompañará al pueblo trabajador, a las masas, en el proceso revolucionario.

Finalizar los estudios y paro. Esto es lo que nos espera a la mayoría de jóvenes cuando finalizamos nuestra vida académica. Hay quienes ante esta perspectiva deciden prolongar su formación estudiando un master, acudiendo a un grado universitario o encadenando otra FP, pero tarde o temprano llegamos a la misma situación: el desempleo.

En el paro nos encontramos ante diferentes opciones y posibilidades. Lo normal es que intentemos encontrar curro de lo que hemos estudiado y nos daremos con la traba de que no podemos conseguir trabajo al no tener experiencia y como no conseguimos trabajo no tendremos la experiencia necesaria para trabajar.

-Posibilidad de trabajos de mierda-.

Pero la burguesía no es tonta y no se va a quedar sin la posibilidad de explotarnos a las y los jóvenes y para eso inventaron los contratos en prácticas, con los que la empresa que nos contrate nos pagará hasta un 40% menos que al resto de compañeros/as por el mismo trabajo.

 

Un nuevo curso universitario ha comenzado: ilusión, propósitos, ganas de pasarlo bien... Aunque también el enfrentarse a un nuevo pago de matrícula y a la inseguridad de encontrarse cada vez más cerca del fin del grado, sin saber muy bien qué deparará el mundo laboral. En este contexto, desde la J-PCPE murciana hemos impulsado una campaña estudiantil: “Un título no decide; tu lucha, sí”, con la que pretendemos recordar a nuestros compañeros la necesidad de organizarnos contra el capital para destruir la precariedad y la miseria que nos tiene reservadas.

En nuestros días, muchas familias obreras hacen esfuerzos sobrehumanos para poder costear los estudios de sus hijas e hijos, queriendo darles una oportunidad que posiblemente padres y abuelos no han tenido, con la esperanza de que ellos disfrutarán de un mejor futuro. No obstante, los niveles de paro juvenil continúan elevados, en un 45%, y el sueldo medio de las trabajadoras y trabajadores de entre veinticinco y veintinueve años se sitúa en una media de 15.876,26 euros al año; de la misma forma, en España solo un 4% de los trabajadores cobra más de 2100 euros al mes.

Desde la Juventud comunista nos vemos en la obligación de situar nuestra posición como organización juvenil respecto a la huelga que ha planteado el Sindicato de Estudiantes el 14 de noviembre. Nos encontramos ante una huelga planteada, como siempre, de manera unilateral sin buscar el consenso del resto de la comunidad educativa, sindicatos y partidos que participan en el Movimiento Estudiantil.

Consideramos que para que una huelga pueda tener éxito es necesario que sea producto del trabajo unitario y con una perspectiva de clase entre las diferentes organizaciones del Estado y la masa estudiantil. Por otro lado, al leer los motivos es fácil pensar que realmente tras el llamamiento del Sindicato de Estudiantes a "una huelga contra el machismo" se esconde la necesidad de atención mediática de una organización que sin convocar dos huelgas anuales nadie sabría de su existencia.

Si al Sindicato de Estudiantes le preocupa tanto cambiar algo en los centros de estudio le animamos a estar en ellos trabajándolos, haciendo charlas, haciendo trabajo sindical, pero no a sacar una huelga sin ningún trabajo previo que solo servirá para desmovilizar al estudiantado y para que muchos estudiantes sigan pensando que la huelga es un día de fiesta.

Imagina que alguien amenaza con hacer daño a tu familia. Imagina que, para evitarlo, te fuerzan a salir a la calle, exponiéndote al calor, al frío y a la lluvia. Piensa que debes exhibir allí tu cuerpo semidesnudo, como reclamo de unos espectadores dispuestos a pagar por él. Y cuando, al fin, llames la atención de un desconocido, imagínate dando gracias y rezando al mismo tiempo para que todo acabe rápido. Imagina ser un esclavo y que te miren con desdén en vez de tenderte la mano. Imagina ponerte en la piel de una prostituta.

Es imposible saber con exactitud cuántas mujeres en el mundo son objeto de explotación sexual. En España se calcula que hay unas 100.000 prostitutas y que el 80% son víctimas de trata. Además, se da un hecho muy preocupante: los consumidores de prostitución son cada vez más jóvenes. Hace dos décadas, el perfil de cliente habitual era un hombre mayor de 40 años; en 2005, la edad media había descendido hasta los 30 años. Ahora es más frecuente que antes encontrar en los prostíbulos chavales veinteañeros que acuden en grupo como forma de ocio o por su cuenta a mantener sexo con mujeres a cambio de dinero.

Ya son pocas las familias obreras a que les es ajena la problemática de la emigración al extranjero en España. Hijas, un sobrinos o nietas que ante las alarmantes cifras del paro juvenil, que duplica a la media europea, toman la decisión de partir del país para no volver. Trabajadores y trabajadoras, los cuales no han tenido la mas mínima oportunidad de tener un trabajo digno que les permita empezar un proyecto de vida digno.

 

Gráfica: valores absolutos relativos a la inmigración desde España

Si miramos a los datos, podemos observar que la mitad de los españoles que emigran han adquirido la nacionalidad española sin haber nacido en el territorio español, siendo los nacido en España el 33% del total; el 59,1% son nativos de su punto de residencia actual y solo el 7,6% nacieron fuera de España y han emigrado a un país diferente del de origen. Del total de emigrantes en el extranjero, que según las estadísticas aproximadas rondan los 2.406.611 de personas, ante la falta de perspectivas tras la crisis de 2009 han tenido que seguir moviéndose haciendo uso de la nacionalidad española y la relativa facilidad para viajar a países de la Unión Europea.