En los últimos meses, desde la caída de Dilma Roussef por casos de corrupción en su partido , Brasil se ha sumido en una profunda crisis política e institucional, fruto de la crisis económica, las medidas adoptadas para supuestamente paliarla y resolverla, y la avalancha de casos de corrupción de un Presidente usurpador, Michel Temer, y su partido, que reducen a la categoría de mera anécdota los del Partido de los Trabajadores de Dilma.

La lucha de clases se agudiza en Brasil y ha llevado a la convocatoria de dos huelgas generales y protestas multitudinarias contra de las medidas de privatización de todo el sector público y los recortes aprobados, que se han visto acompañados también de casos de corrupción . Estas protestas pedían la celebración de elecciones anticipadas y en Brasilia decenas de miles de personas, que el Gobierno de Michel Temer no dudó en reprimir, llegaron al asalto e incendio de edificios ministeriales desplegando al ejército y usando fuego real.

Después de vivir las peores condiciones de lucha contra el imperialismo a lo largo de su historia, el pueblo coreano cerraría un ciclo con el final de la II Guerra Mundial y su victoria contra el imperialismo japonés. Lejos de poner fin a su lucha contra el imperialismo, la nueva etapa del pueblo coreano que comenzaba en 1945 sería tan dura o más en ese combate contra la expresión última del capitalismo.

En 1945 se proclamaría en Corea el triunfo de la Revolución. Los distintos destacamentos guerrilleros del país, bajo el mando del Comunista Kim Il Sung y el conjunto del pueblo, de norte a sur, proclamaron el carácter Socialista de la Revolución tras el arduo proceso de liberación nacional. El 10 de octubre de 1945, se fundó el Partido del Trabajo de Corea, expresión organizada del conjunto de destacamentos comunistas que luchaban por la liberación nacional y de clase, desde la creación del primer Partido Comunista de Corea en 1921 (creado en el exilio en la ciudad china de Shanghái) y que a partir de ese día se convertiría hasta nuestros días, en la vanguardia organizada de la Clase Obrera coreana.

La negativa del KKE, y del PCM, a firmar la declaración de Caracas en defensa del proceso revolucionario venezolano, y en apoyo a una Jornada Internacional de Solidaridad con Venezuela para el día 14 de julio, pone en evidencia las enormes contradicciones teóricas en que se desenvuelven estos dos partidos, como expresión práctica de una manera determinada de interpretar el marxismo-leninismo.

Esta declaración de Caracas, suscrita en el contexto de la celebración del XV Congreso del Partido Comunista de Venezuela, señala lo que hoy en día se revela como el aspecto fundamental de la lucha de clases en Venezuela. La agudización extrema de ésta, a raíz de la implantación de una táctica insurreccional de las fuerzas contrarrevolucionarias. En función de los intereses de los grandes monopolios capitalistas -en especial los ligados a la industria de extracción-, y la conjunción con los intereses de una fracción de la burguesía venezolana, la derecha elabora un plan estratégico cuyo eje principal es crear las condiciones sociales para propiciar una insurrección armada, que aliente y justifique una intervención imperialista en Venezuela. A fin de realizar dichos planes la derecha activa a los grupos fascistas, como Voluntad Popular, con la intención de crear el caos en las calles de las ciudades y barrios de Venezuela, así como disputar este espacio social vital a las fuerzas revolucionarias. El objetivo es crear una situación de absoluto caos, desorden y desesperación, que impida la normalidad en las vidas de miles de venezolanos y, así, crear la subjetividad de que el país va directo a una guerra civil si no hay, antes, una intervención internacional que impida la hecatombe social y económica.

  1. Desde Caracas, díganos la situación real que se vive allí. ¿En qué momento está la correlación de fuerzas tras 69 muertos y 2 meses de protestas. ¿Cuáles son las perspectivas?

Las noticias e imágenes de Venezuela que actualmente se presentan en los medios de comunicación, es el escenario que vivimos desde el ascenso del Comandante Hugo Chávez a la presidencia en 1998. Es la lucha por el poder político entre el capital, transnacional y doméstico, y la aspiración anticapitalistas y soberana del pueblo venezolano. Recordemos las palabras de la ex secretaria de Estado de los EE.UU., Madeleine Albright, una semana antes de las elecciones presidenciales en 1998:”Nosotros no vamos a permitir que Chávez gane las elecciones!”.

Después de la renuncia en diciembre de 2016 de Francois Hollande para presentarse a la reelección presidencial en Francia, 25 aspirantes a candidatos han concurrido en la primera vuelta de estas elecciones, y donde Emmanuel Macron y Marine Le Pen concurrieron en la segunda vuelta para proclamar como presidente de Francia al primero.

Realmente estas elecciones presidenciales francesas, fuera de los confetis y la propaganda oficial burguesa, muestran el estado de preocupación en el que se encuentra el capital en Francia y, también, cómo no, en la Unión Europea. La crisis general del capitalismo no encuentra soluciones políticas de dominación en las estructuras estatales y se tiene que inventar nuevos líderes para narcotizar el necesario avance de los trabajadores que sólo pueden presenciar más dramas y tragedias, más violencia en forma de represión y guerras, más explotación y atentados contra los derechos laborales y sociales conquistados durante muchos años de lucha.

Desde el pasado 17 de Abril más de 1.500 presos políticos palestinos comenzaron una huelga de hambre, entre ellos Ahmad Sa`dat, Secretario General del Frente Popular de Liberación de Palestina.

UyL: Estamos en el segundo mes de huelga de hambre, y aumenta el peligro para la vida de los activistas, en primer lugar: ¿cómo se encuentran físicamente los prisioneros?.

Normalmente la situación de los presos palestinos es muy mala por las terribles condiciones a que están sometidos, vejaciones, tortura física y psíquica, falta de comida. Con la huelga de hambre, la huelga de la dignidad y de la libertad, su situación física está empeorando, algunos presos han perdido más de 12 kg, sufren bajada de tensión, dolores de cabeza mareos y las autoridades israelíes les impiden ir a los hospitales. Situación inhumana, son prácticas fascistas impuestas a personas que viven bajo la ocupación

Comprometida nuestra presencia en Berlín para rendir sincero homenaje al Pueblo Soviético y al Ejército Rojo  en el 72 Aniversario de la derrota del nazi-fascismo, los camaradas Gerhard Brückner y Julio Díaz honraron en el Monumento al Soldado Soviético de la capital alemana  a los más de 20 millones de muertos en la Gran Guerra Patriótica.

Una victoria del pueblo soviético que liderada por su vanguardia política, el Partido Comunista de la Unión Soviética, y capitaneada por el camarada Stalin, se constituyó en la mayor gesta jamás librada por los pueblos del mundo.  Una hazaña que no solo frenó al fascismo sino que,  sentando los cimientos para el inicio de  la liberación política, económica y social  de la clase obrera y el campesinado de la mayor parte de los pueblos de Europa Oriental, dio impulso definitivo al mayor periodo de conquista de derechos de la clase obrera europea y a la descolonización de la mayor parte de los  pueblos de Asia, África y Oceanía.

En el enésimo episodio del golpe de Estado contra el Gobierno bolivariano de Nicolás Maduro, nuevos agentes aparecen en escena con los mismos objetivos que en intentonas fracasadas anteriormente, pero que pretenden conseguir el mismo fin que ya se elaboró por el imperialismo norteamericano y la oligarquía venezolana desde el primer triunfo electoral del Comandante Hugo Chávez, allá por 1999.

Se acaban de cumplir 15 años (11 de abril del 2002) del secuestro y primer golpe de Estado perpetrado contra el Presidente Chávez, y el proceso golpista continúa en una fase diferente. Y cada fase de este proceso adquiere un grado de violencia superior por los fracasos de las anteriores intentonas, y porque el capital y el imperialismo no pueden esperar más para desbloquear la situación en la que se encuentran: la crisis general del sistema capitalista que no consigue remontar a pesar de la violencia impuesta contra la clase obrera a nivel internacional, y las guerras imperialistas desatadas en varias zonas del planeta.

El llamado histórico del Manifiesto Comunista de “Proletarios de todos los países, uníos” adquiere una realidad notable en la Cuba Socialista. El 1º de Mayo se conmemora en la isla la auténtica naturaleza de esta fecha tan significada para la clase obrera internacional. Con seguridad, todas y todos los lectores de UyL conocen el origen del 1 de Mayo. En 1886 sectores sindicales de trabajadores de Chicago organizan unas acciones reivindicativas de la jornada laboral de 8 horas que iban a culminar con el comienzo de una huelga el 1 de mayo. La represión policial de los días siguientes ocasionó muertos, heridos y centenares de detenidos, entre ellos, 8 líderes obreros a los que se les sentenció a muerte. El 11 de noviembre de 1887, Albert Parsons, Adolph Fischer, August Spies, George Engels y Oscar Neebe, fueron ejecutados en la horca. Luis Ling se suicidó en prisión, y a Samuel Fielden y Michael Schwab se les conmutó la pena por cadena perpetua. En la reunión en París en julio de 1890, la Segunda Internacional proclamó el 1º de Mayo como Día Internacional de los Trabajadores.