A lo largo de varios artículos de análisis, en Unidad y Lucha, se ha detallado y profundizado, en la medida de las posibilidades, en las características básicas y esenciales que comprende hoy la OTAN como organismo operativo y orgánico del imperialismo estadounidense.

Por situar, brevemente, las claves de dichas caracterizaciones: la OTAN se convierte en el principal organismo de intervención militar y política de EE. UU. y su bloque aliado (básicamente la UE), siendo su misión fundamental la de mantener el statu quo del orden internacional favoreciendo la hegemonía del dólar como divisa internacional principal.

¿En qué contexto opera la OTAN dentro de este escenario internacional? Sobre la base de la agudización de la crisis mundial capitalista, la pugna entre áreas de influencia se vuelve vital para el capitalismo internacional: la crisis alimentaria, con la subida de las materias primas y la agricultura intensiva de exportación; la lucha por el dominio sobre los grandes acuíferos del planeta; la crisis energética derivada del encarecimiento de la producción de crudo y petróleo; la pugna por los mercados y circuitos comerciales; la amenaza que supone para EE. UU. el desarrollo de la vía comercial de la llamada “Nueva Ruta de la Seda” planeada por China, que uniría Asia con Europa; etc. Estamos frente a un escenario tremendamente complejo y prebélico en la pugna interimperialista.

Eduardo Vázquez es militante del Partido Comunista del Ecuador, editor del periódico: El Pueblo, órgano oficial del Partido Comunista de Ecuador, y responsable de tareas de prensa y propaganda en la provincia del Pichincha, quien junto al Partido y al pueblo enfrentan la represión del gobierno de Guillermo Lasso, que fiel a los intereses de la burguesía y del imperialismo no ha dudado en estrangular la economía del pueblo ecuatoriano, recortar libertades y negar el acceso a la educación, sanidad, trabajo digno que todo mueblo merece, e incapaz de hacer frente a una crisis se seguridad ciudadana no vista en el país andino.

“Los comunistas en este contexto jamás estaremos en contra de posiciones de avanzada y consideramos que actualmente la CONAIE está asumiendo una posición muy avanzada”

¿Nos podría indicar cuál es la situación actual del país ante el estallido popular y cuál es la posición del Partido Comunista?

La situación actual que vive el Ecuador, podemos señalarla desde dos aspectos: un aspecto negativo de lo que estamos viviendo y de un aspecto positivo; de las oportunidades que se vienen para el movimiento social, el movimiento popular. De lo negativo lo que podemos decir desde aquí de Ecuador, es que este país en los últimos cinco o seis años, ha estado bajo una profunda crisis capitalista generada obviamente por la burguesía, que nos ha lastrado a un debilitamiento de las instituciones como tal, instituciones burguesas propias de ellos, sumado a la política neoliberal de destruir lo público y de reducir la calidad de vida del pueblo ecuatoriano, en el caso de salud y la pandemia, el desastre sanitario que se dio con cadáveres en las calles, la cantidad exponencial de fallecidos en la ciudad de Guayaquil, sumado a eso el tema de la educación, cientos de miles de jóvenes que no pueden ingresar a la universidad, sumado también el remate de las empresas públicas, las hidroeléctricas, la intencionalidad de privatizar bancos públicos, propio de las políticas neoliberales, pero hay que entender que estamos siendo gobernados no por una burguesía común, sino por una lumpen burguesía con aires fascistas, con posiciones claras de acumular riqueza a base de la especulación, del narcotráfico, de la trata de blancas, a base del crimen organizado.

Al capitalismo le encanta hablar con eufemismos y usar frases que indican lo uno y lo contrario a la vez. Crecimiento negativo, regulación de empleo, moderación salarial… y cuando alguien busca fuentes del enemigo, por ejemplo, en www.NATO.int, dónde mejor para saber dónde están que preguntárselo a ellos, pensaría uno; pues casi casi pareciera que la OTAN es algo así como un club social o una institución educativa.

Por ejemplo, en España, según la OTAN, no existe ninguna base, simplemente está el barco “Castilla” puesto por el Reino de España a disposición de la OTAN en la base naval de Rota como parte del escudo antimisiles. La realidad, obviamente es muy distinta. Toda instalación militar de un miembro de la OTAN está al servicio de la OTAN. En España, concretamente, las bases militares a disposición de la organización (que no excluye que el resto de instalaciones puedan estar a disposición) son:

-             La base de Bétera, en el País Valencià, definida como Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad, habilitado como centro de despliegue rápido de tropas y vehículos, enfocado a la intervención sobre África.

-             Una escuelita en Hoyo de Manzanares, Madrid, llamada Centro de Excelencia contra Artefactos Explosivos Improvisados, destinada a formar a militares de la OTAN en tareas contrainsurgentes.

Congreso de Lealtad a los Mártires y los Prisioneros.

En medio de ataques, campañas, guerras sistemáticas, persecuciones, intentos de liquidación y rupturas contra el Frente Popular, a pesar de tantos actos de confrontación diaria y acontecimientos políticos que reiteradamente han amenazado la seguridad de nuestro pueblo y sus fuerzas activas, pese a todo ello y los múltiples desafíos y obstáculos que enfrentamos como pueblo dividido que padece los ataques sionista, la dispersión en la diáspora y los ataques del imperialismo contra el Frente Popular, prohibiendo sus actividades y acusándolo falsamente de terrorismo y usando las cárceles del enemigo para quebrar la voluntad de los luchadores. En medio de todas estas realidades realizamos el Octavo Congreso Nacional del Frente Popular, como confirmación de su visión sobre la democracia como una de las herramientas de resistencia popular. Actualizar el Programa y la propuesta para la participación del conjunto de todos los Actores Nacionales en la toma de decisiones y renovación de las energías revolucionarias de nuestra sociedad civil ejemplo activo para la preservación de la identidad, fortalecimiento de la la firmeza y Resistencia a la ocupación.

Marruecos sufre no solo un gobierno títere lacayo del imperialismo, sino también una sangrienta dictadura del capital en forma de monarquía. No sorprende que la prensa burguesa no se haga eco de los conflictos obreros de este país, que siempre intenta hacer pasar como democrático. Afortunadamente, el país cuenta con una estructura de lucha obrera y popular muy solvente.

Vía Democrática, nuestro partido de referencia en Marruecos, comunica las atrocidades del gobierno marroquí contra los derechos humanos a través de sus medios de expresión. En primer lugar, la limitación de la libertad de expresión con el juicio a un grupo de miembros de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos en Safí y a la bloguera Saida Al-Alami, acusada de insultar a un organismo oficial y a un empleado judicial, así como también de difamación. El próximo 8 de abril tendrá la primera vista en Casablanca. En segundo lugar, la represión al movimiento obrero, ejemplificado en juicios simulados contra profesoras y profesores que se manifestaron en defensa de su trabajo y de la escuela pública. El gobierno se niega a contratar a estos docentes, a pesar de que les correspondía por convenio. El Colegio de Abogados de Rabat ha establecido un comité de apoyo y defensa para estas trabajadoras y trabajadores, dándoles respaldo legal, sindical y político.

Los pasados 28 y 29 de marzo tuvo lugar en India una huelga general de 48 horas, que contó con una participación masiva de la clase obrera a lo largo de ese extenso país, el segundo más poblado del planeta. Las estimaciones más a la baja cifran en al menos entre 50 y 80 millones de trabajadores y trabajadoras que secundaron los paros, así que seguramente fueran bastantes más. En el campo y en la ciudad, hicieron huelga los y las obreras agrícolas e industriales (en sectores tan estratégicos como la producción de acero, las telecomunicaciones, la generación eléctrica, la minería de carbón y la extracción y refinado de petróleo, etc.), del transporte ferroviario, la sanidad y la educación. Todo ello a pesar de las indisimuladas presiones y amenazas de represalias y/o despidos por parte de la patronal.

La protesta fue convocada de manera unitaria por al menos una decena de sindicatos, además de por multitud de federaciones sectoriales. La razón: mostrar el rechazo frontal a las medidas anti-obreras, anti-populares y anti-campesinas (“pro-inversión”) del gobierno del presidente Narendra Modi, del partido derechista BJP. En los últimos años, Modi y su BJP se han caracterizado por la privatización de los recursos naturales del país y sectores públicos estratégicos (en favor del capital indio e internacional), así como por el endurecimiento de la legislación laboral, la subida generalizada de los precios y la pésima gestión de la COVID-19. Algunas de las reivindicaciones: empleo garantizado, no a las privatizaciones, seguridad social universal (también para trabajadores/as informales, y regularización de estas situaciones), refuerzo de las pensiones, ayudas a la pequeña agricultura, etc.

La huelga fue casi absoluta en algunos estados: como Tamil Nadu y Kerala (sur), donde el Partido Comunista de India (Marxista) participa en el gobierno desde hace años; o en áreas industriales como Bengala Occidental.

Fernando García

Tras 2 años de pandemia, las condiciones de trabajo en América Latina, ya de por sí bajo niveles de sobreexplotación por debajo de la tasa de reproducción de la fuerza de trabajo, se mantienen en niveles de mayor dureza. Según un reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)1 , “más del 70 % de los puestos de trabajo creados tras la pandemia están bajo situaciones de informalidad”, en una región donde “el 30% de los puestos de trabajo perdidos no se han recuperado aún”. Esto es, el capitalismo carga su crisis sobre las espaldas de la clase trabajadora de América Latina con tanta violencia, que ni siquiera es capaz de respetar una mínima regulación laboral, ni unas mínimas garantías laborales.

La situación de la mujer trabajadora es aún más grave, debido a que ocupa generalmente puestos de trabajo más informales debido a la división sexual del trabajo que imponen patriarcado y capital, y en sectores como la manufactura, comercio, turismo, restauración/hostelería, altamente afectados por la pandemia. Son más de 4 millones de mujeres trabajadoras que perdieron su empleo y aún no lo han recuperado desde el inicio de la pandemia.

Así mismo, el desempleo en la juventud trabajadora afecta a más del 21 %, casi tres puntos superior a la etapa previa a la pandemia.

Estas son las condiciones de vida que impone el modelo capitalista a la clase trabajadora de Latinoamérica, implantado por la oligarquía y los grandes monopolios de EEUU y la UE, que siguen extrayendo enormes plusvalías, a través de la violencia estructural más descarnada.

Nuestra mejor solidaridad, continuar la lucha contra los mismos monopolios y la misma clase que los explota, desde nuestros centros de trabajo, haciendo avanzar las posiciones de fuerza de la clase obrera. Ni un minuto de tregua al capital.

Redacción UyL

1 OIT. Panorama laboral 2021. América Latina y el Caribe.

Pedro Sánchez no ve la violencia brutal de los ocupantes marroquíes en la República Árabe Saharaui Democrática, no ve las violaciones, las torturas, las palizas…no ve nada que no le interesa. Y, en consecuencia, guarda un disciplinado silencio cómplice.

Dicho al revés. Marruecos viola, tortura, desaparece, encarcela, etc, en los Territorios Ocupados de la RASD porque Pedro Sánchez lo consiente. Y también, igualmente, porque lo consiente Felipe VI.

La responsabilidad del Gobierno PSOE-UP y de los Borbones es absoluta. Bastaría una simple declaración condenatoria por su parte para poner en dificultades al sátrapa Mohamed VI, para obstaculizar  su actual impunidad. Por ello, los miembros del Gobierno y el Borbón son igualmente sátrapas, porque son colaboradores necesarios para el ejercicio de la barbarie, de forma impune, por parte de los sicarios marroquíes.

La línea política del Gobierno Sánchez tiene una explicación/justificación clara: es un Gobierno que se alinea con el bloque imperialista occidental comandado por los EE. UU., donde tienen sitio preferente Francia y el sionismo. Y sigue esta política porque considera que es la dominante y la que le reportará mejores beneficios económicos, al facilitar su participación en el saqueo de esta zona del continente africano. El Gran Marruecos-ampliado al Sáhara Occidental y Mauritania- es la pieza clave de esta estrategia.

Los días 29 y 30 de junio tendrá lugar en Madrid la próxima cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), coincidiendo con el 40 aniversario de la adhesión española. Es la segunda vez que el Estado español se presta a albergar semejante encuentro, habiendo sido el primero en 1997, también en Madrid.

Gobernaba el Partido Popular de Mariano Rajoy cuando se anunció la celebración de esta cumbre. Posteriormente, en 2018, Pedro Sánchez fue proclamado Presidente del Gobierno en funciones y, en un efímero primer momento, intentó aparentar tibias reticencias a que pudiese tener lugar en suelo español. Cuatro años más tarde, ahora al frente de un gobierno “progresista” de coalición del Partido Socialista y Unidas Podemos, ya ni tan siquiera cabe el mínimo disimulo: Moncloa extiende su alfombra roja (y gualda) a los 30 líderes de los países que conforman la OTAN, organización que no solo supone el brazo armado del imperialismo sino que, a su vez, se erige como parte estructural de los cimientos que sustentan al sistema capitalista.

No hay duda, ni el PSOE ni sus socios de coalición se conforman con ser meros anfitriones de este encuentro. El Gobierno de España demuestra a cada paso su compromiso con la OTAN y su pleitesía ante los intereses de EEUU y de la UE. Sirva como prueba la reciente entrega de armas a las tropas fascistas del gobierno ucraniano,

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021