La noche de reyes de 1937 fueron arrancadas de sus casas y llevadas a la Creu de Porreres donde las asesinaron.  Eran Aurora Picornell, Catalina Flaquer, Catalina Torreta y sus dos hijas, Antònia Pascual y Maria Pascual. Las cinco eran cosedoras, bordadoras y residían en el Molinar, por lo que eran popularmente conocidas como “Les Roges del Molinar”. Aurora levantó su voz frente a los tiros con estas palabras: "Podéis matar hombres, mujeres, niños como el mío que aún no ha nacido. Pero y ¿las ideas? ¿Con qué balas mataréis las ideas?".

Úrsula Kuczynski, también conocida como: Úrsula Beurton, Ruth Werner, Ruth Beurton o por su nombre en clave Sonja o Sonya nació en  Alemania,, el 15 de mayo de 1907.

En 1924 se une a la KJVD (Juventud Comunista alemana) y tras dos años de militancia pasa a las filas del Partido Comunista Alemán en1926 con tan sólo 19 años.

María Luisa de las Heras de Darbat, también conocida como: María de la Sierra, Patricia, Ivonne, María de las Heras, o María Paulovna y, como nombre de guerra, “Patria” nació en Ceuta en el año 1909, en una familia acomodada e ingresó siendo muy joven en el Partido Comunista de España.

En 1934 se sumó a la Revolución de Octubre en Asturias, a los pocos años se inscribe el Partido Socialista en Cataluña, allí se casará con Luis García Lago, matrimonio que duró poco.

Larisa Mijáilovna Reisner nació en Lublin (Polonia rusa) y desde la cuna arrancan las versiones interesadas sobre la mujer que fue. Biografías estereotipadas, llenas de especulaciones y versionado libre sobre sus posiciones políticas. Por no hablar de los rumores sobre su vida sexual, que se extendieron fruto del puritanismo burgués que pervivía en la joven y nueva  sociedad.

 

Claire Lacombe, artífice destacada de la Revolución francesa nació en 1765, “la Rosa roja” era una mujer de acción y se involucró desde el principio en la revolución, defendió la participación de las mujeres trabajadoras en la lucha como algo natural. Apostó por la creación de batallones femeninos y su derecho a portar armas. Participó valerosamente en el asalto al palacio de las Tullerías en 1792, donde recibió un disparo y siguió luchando, ganándose el reconocimiento de “la Heroína del 10 de agosto”.

Se alineó con el ala más radical de la Revolución y fundó con Pauline León en mayo de 1793 la Sociedad de Mujeres Republicanas Revolucionarias, que aglutinaba a mujeres de clase trabajadora en defensa de sus derechos y mejores condiciones de vida y exigían la imposición de un precio máximo sobre los alimentos, en plena efervescencia popular contra la carestía y el acaparamiento.

En la ciudad de La Habana, a 51 metros sobre el nivel del mar, en la colina de La Cabaña, podemos divisar una de las esculturas más importantes de la ciudad. Este ya emblemático Cristo de La Habana es obra de la escultora Jilma Madera Valiente, primera mujer autora de una obra monumental.

Jilma Madera Valiente nació el 18 de septiembre de 1915, sería la octava hija de la cubana Eufemia Dolores de Jesús Valiente y el asturiano Severiano Madera García.

Nellie Bly es el seudónimo de Elizabeth Jane Cochran, una mujer nacida en 1864 en el seno de una familia humilde. Bly nunca había pensado en dedicarse al periodismo, pero todo cambió cuando leyó un artículo de The Pittsburgh Dispatch titulado “En lo que las chicas son buenas”, donde se destacaba que para lo único que servían las mujeres era para dedicarse a los quehaceres de la casa y por ello no era necesario que recibieran formación. Este artículo propició que ella contestara con otra pieza, y el editor de la publicación quedó tan impresionado que le ofreció trabajo como redactora.

Dentro del activismo político y de las luchas obreras, en al año 1917 nació en Madrid la camarada Trini Torrijos. Hija de una familia obrera de ideas avanzadas.

Tal como ella lo contaba: “desde niña mis padres me llevaban a las manifestaciones obreras, de mano de mi padre estuve en el entierro de Pablo Iglesias, que fue una imponente manifestación de duelo de la clase obrera, recuerdo también la gran concentración popular que representó en la madrileña puerta del Sol la afluencia del pueblo con motivo de la instauración de la II República en 1931. Cuando yo tuve que emprender el camino de la lucha política opté por la Unión de Juventudes Comunistas en 1933 con apenas 17 años”

De padres dominicanos que habían emigrado a Cuba, nace en 1815 en la ciudad de Santiago de Cuba. Por su condición de mulata y pobre, únicamente recibe la instrucción en primeras letras, sin embargo, crece en un hogar cargado de valores morales que marcarían su carácter para siempre.

Desde pequeña escuchó a su familia condenar los crímenes de la esclavitud y celebrar los intentos insurreccionales de los patriotas cubanos. Más adelante, visitó el presidio para esclavos rebeldes que se encontraba cerca de su casa y contactó con el sufrimiento de éstos, tomando aún más conciencia de la necesidad de poner fin a dicha barbarie.