Compartir

Cuidador@s, educador@s, auxiliares,...personas que estamos en el eslabón mas bajo de toda la situación por la que el país esta pasando en estos momentos. Nosotros y sobre todo nosotras, porque no olvidemos que son profesiones donde las mujeres son las que mas proliferan, estamos siendo las grandes olvidadas y por tanto perjudicadas, (sin contar al sector sanitario), por las comunidades autónomas y sus consejerías, en este caso por la de Bienestar Social.

Después de 3 semanas de confinamiento y cuarentena, nosotras que trabajamos con el cuerpo a cuerpo con los colectivos vulnerables, aun estamos esperando el material correspondiente para prevenirnos tanto del contagio como el de contagiar.

Pero no pasa nada, no hay que alarmarse, quizás en una residencia de ancianos si seguimos las pautas establecidas para evitar el contagio podremos evitarlo, vamos a pensar como en una residencia de ancianos, podemos mantener la distancia de 1 metro con una señora que no se puede mover de la cama y que la tenemos que ayudar a levantarse o cambiarse incluso de posición para que no la salgan escaras. Aun así no pasa nada, nos lavaremos las manos y todo estará solucionado, quizás podremos hacerlo cada vez que tocamos a nuestros mayores cuando les hacemos la cama o incluso les damos de comer, aun así, tampoco pasaría nada porque ya hemos dicho a todos y a todas las personas que se encuentran en la residencia que lo que tienen que hacer sin excusa es estornudarse en el antebrazo, pero es que la gran mayoría tiene movilidad reducida… cual es el escenario real entonces de lo que esta pasando en una de las residencias mas conocidas de Toledo, por poner un ejemplo.

Que se está trabajando sin Epis, que la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, ni esta ni se la espera y que esta dejando morir a sus mayores en esta residencia, que tiene trabajadoras, recordemos, sin Epis, doblando turnos, ya que otras al ver la gran magnitud de la situación han preferido cogerse excedencias o las han tenido que dar de baja por posible contagio, y digo posible porque al igual que a los sanitarios a ellas, aun habiendo positivos e incluso muertes por COV-19 tampoco las hacen los test.

Pero ante esta situación nos adentramos en las redes, vemos la tv regional, y escuchamos mentiras, tan grandes que nos revuelven las tripas, que solo podrían decirlas y repetirlas personas sin entrañas. Dicen que desde el 24 de Marzo se han mandado cajas de mascarillas (200) para ser exactos y guantes (200) para ser también justos, pero estamos a 4 de Abril y seguimos con la misma situación...eso sí el nuevo hospital que podría servir para trasladar a los positivos y no dejarlos abandonados a su suerte sigue cerrado.

Pero no se corre mejor suerte si donde trabajamos es en un piso tutelado con personas con discapacidad intelectual, aquí hablamos de una vivienda donde ellos y ellas hacen sus actividades de la vida diaria (cocinar, mantener una higiene, actividad laboral, etc), a excepción que no pueden salir, y por supuesto ahora tampoco te pueden tocar, ni besar, ni estornudar, ni escupir, ni abrazar,...pero si con personas mayores esto es difícil, pongámonos por un instante en la mente de una persona con distintas capacidades. ¿Creéis que es fácil mantener las distancias dando apoyo en una vivienda tutelada con personas que en su mayoría no son conscientes en su totalidad de lo que esta ocurriendo? Pues no, no lo es, porque ademas de que hay que mantener para ellos y ellas un apoyo emocional constante, ya que muchos sufren de TEA, sindrome dawn, etc… también contamos con el abandono por parte de la consejería, que a día de hoy no nos ha proporcionado ni un triste bote de jabón...intentaremos lavarnos mucho las manos, intentaremos separarnos un metro de distancia y estornudarnos en el antebrazo, pero hacerlo vosotros y vosotras en casa con vuestra familia, a ver cuanto tiempo mantenéis sin romper ese protocolo.

Dentro de todo esto, sentimos un abandono total por parte de la consejería, ya que creemos que son colectivos que en realidad dentro de la cadena de las clases sociales, al sistema capitalista son los y las que mas perdidas le genera, ya que en ambos casos depende de el, tanto en recursos materiales como sobre todo en lo económico.

Creemos todas las personas que trabajamos en estas circunstancias, que este abandono de las personas vulnerables como de los propios trabajadores y trabajadoras, es mas que intencionado por un sistema genocida, que da prioridad al capital antes que a su clase trabajadora.

Así que hoy mas que nunca, por lo que nos esta tocando vivir pedimos alto y claro “Socialismo o Barbarie”

  • UyL Octubre 2021
  • UyL Septiembre 2021
  • UyL Julio-Agosto 2021
  • UyL Junio 2021
  • UyL Mayo 2021
  • UyL Abril 2021