DESTACADO

Compartir

Ante este primero de mayo, entrevistamos a una camarada muy relevante para el movimiento obrero y sindical andaluz. Gloria reside y desempeña su actividad militante en la ciudad de Málaga, con más de cuatro décadas de trabajo, donde intervenido activamente en luchas, fundamentalmente del sector de Hostelería. Actualmente es Secretaria General de PCPA-PCPE, miembro de la Ejecutiva Provincial de Pensionistas de CC.OO. de Málaga, miembro de la Comisión de Camareras de Pisos de CC.OO. de Hostelería de Málaga, Mediadora en el SERCLA (Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía) por CC.OO. y colaboradora en los cursos de Prácticas Jurídicas que organiza el Colegio de Graduados Sociales y la UMA (Universidad de Málaga).

Fue la primera Secretaria Provincial de CC.OO. de Hostelería en 1977 y miembro de las primeras ejecutivas de las Federaciones andaluza y estatal de Hostelería y también Concejal en el Ayuntamiento de Málaga durante los años 1979 a 1981, en el que ostentó la responsabilidad de Turismo, Bomberos y la de los Barrios de la Palma y la Palmilla, barrios obreros de Málaga.

Háblanos un poco sobre tu trayectoria de lucha militante, a nivel sindical y en el movimiento obrero (inicios, luchas históricas, episodios relevantes, trayectoria, responsabilidades,...)

Siendo Secretaria provincial de CC.OO. de Hostelería se llevaron a cabo las huelgas del sector de Hostelería de Málaga de los años 1977, 1978 y 1979  para mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores y trabajadoras del sector y conseguir un convenio justo. Estas primeras huelgas fueron muy duras, sobre todo la del año 1979, que se prolongó durante 18 días. Hubo una gran presión de los medios de comunicación y las instituciones, que decían que los sindicatos nos íbamos a cargar el turismo, teniendo estas huelgas también repercusión a nivel europeo; de hecho, en un artículo del Daily Mail de fecha 12-05-78, apareció como la “destructora roja” (“red wrecker”), añadiendo también que se había cargado las vacaciones de miles de turistas británicos.

En los primeros convenios firmados, la hostelería, un sector en el que se cobraban salarios de miseria en el que todo se supeditaba a la propina, pasó poco a poco a tener un convenio con importantes mejoras sociales y económicas, como ejemplo claro está el hecho de que en el primero de ellos, en el año 1977, al salario medio de 13.600 ptas. se le aplicó una subida lineal de 5.000 pesetas, incluyéndose también en ese acuerdo un punto vital, “comedor único para el personal y comida sana y suficiente” para la plantilla de los hoteles; hay que tener en cuenta que en algunos hoteles había hasta tres comedores de personal, según la categoría y en algunos de ellos daban de comer bazofia. A partir de ahí se fueron introduciendo otras mejoras, jornada continuada, derechos sindicales, etc…, lo que ha hecho que el Convenio de Hostelería de Málaga siempre haya sido referencia para otras provincias.

Los últimos 25 años antes de jubilarme he estado trabajando en el despacho laboralista de Leopoldo del Prado, como Graduada Social, siempre en estrecho contacto con colectivos de trabajadores y sus luchas, ya que en ese despacho se llevaba el asesoramiento de muchos Comités de Empresa, y se asesoraba directamente al sindicato Unión de Trabajadores de Marbella (mayoritario en el Ayuntamiento) y al sindicato UPE (Unión de Profesionales de Emergencia Sanitaria - 061).

Hoy día, en mi labor sindical desde que volví a reincorporarme en CC.OO. tras mi jubilación, ha sido la de colaborar con la Comisión de Camareras de Pisos de CC.OO., en la que participa un grupo de sindicalistas de esta profesión, grandes profesionales y sindicalistas que intentan, trabajando día a día en los centros de trabajo, mejorar las condiciones de trabajo de este colectivo, habiendo conseguido, entre otras cosas, que en el Convenio 2018-2022 se recogiera la obligación de que las Camareras de Pisos subcontratadas cobraran los mismo que las fijas, estableciendo la responsabilidad de las empresa contratistas en caso de incumplimiento.

También en este último Congreso de CC.OO. de pensionistas de Málaga en marzo he sido elegida miembro de la Ejecutiva Provincial, sindicato que intenta que se produzca un revulsivo y se vincule más con otros sectores de la producción, futuros pensionistas, para participar y apoyarlos activamente en su luchas; y que en el sindicato se reactive también la lucha en defensa de las pensiones públicas.

¿Cuáles son los principales problemas que sufre hoy el movimiento sindical de clase y por extensión la organización de la clase trabajadora?

Entiendo que hoy día uno de los problemas fundamentales que tiene la clase obrera es la división sindical y la despolitización, de la que se aprovechan los empresarios, por lo que en nuestro ámbito de actuación, el PCPE en Málaga intenta fomentar la unidad de acción, papel que han jugado en Málaga hace unos años los CUO en luchas importantes como ISOFOTON, GAMESA (energía eólica), LIMASA,… Pero este órgano unitario en la actualidad no está en activo.

¿Cuál es la situación actual respecto a la participación de la mujer en el movimiento obrero y sindical, no solo a nivel de participación, sino de dirección y responsabilidades?

La participación de la mujer en el mundo sindical va ampliándose, aunque no es la que debería ser. En algunos Sindicatos, en los papeles, con la aplicación de la paridad, se dice que se ha alcanzado la igualdad, pero en la práctica no es así, sobro todo a la hora de la elección para los cargos de responsabilidad. Nuestro objetivo debe ser la incorporación activa de la mujer desde los centros de trabajo, desde los Comités de Empresas y Secciones Sindicales hasta las máximas direcciones de los Sindicatos, pasando por las diferentes estructuras.

Redacción UyL

 

  • UyL Octubre 2021
  • UyL Septiembre 2021
  • UyL Julio-Agosto 2021
  • UyL Junio 2021
  • UyL Mayo 2021
  • UyL Abril 2021