La jurisprudencia de los últimos años y los cambios legales, recuperan la vigencia de los convenios colectivos, abriéndose un escenario en el que la clase trabajadora necesariamente debe tomar la iniciativa y poner en marcha la máquina de la negociación colectiva.

Habiendo sido muchos los convenios que desde 2008 han ido incluyendo una disminución progresiva de derechos y consolidado pérdida de poder adquisitivo, ahora es el momento de establecer tablas de negociación que inicien el camino de la recuperación de derechos y poder adquisitivo, principalmente a través los convenios sectoriales, y en determinados casos también mediante los de empresa.

Clave para todo proceso de discusión de un convenio, la unidad obrera debe sustanciarse en tablas reivindicativas que, debatidas y apoyadas por el conjunto de las plantillas en procesos asamblearios abiertos y dinámicos de participación obrera, marquen con claridad las referencias y los márgenes de negociación a las organizaciones sindicales. Desde el PCPE proponemos a los trabajadores y trabajadoras que defiendan unos límites básicos para defender sus condiciones de vida y trabajo:

  • Ningún convenio por debajo del IPC real del 6.5% más un 2%, sin aceptar la trampa de aceptar como referencia la inflación media del 3.1%.

  • Recuperación de las clausulas de revisión salarial de conformidad al IPC final del año.

  • Estabilidad y consolidación del empleo. No a las diferentes escalas salariales. No a las ETTs.

Si de la cerrazón de la patronal con estas reivindicaciones, se concluye la imposibilidad de avanzar en la negociación colectiva, la movilización es el instrumento que la clase obrera tiene para conquistar sus derechos. La Huelga, como medida fundamental de lucha de la clase obrera, es también la herramienta con la que fraguar la unidad obrera que doble el pulso a la patronal.

La Huelga, como quedó demostrado en Cádiz, suscita la solidaridad de clase más allá de la empresa o el sector, generando toda una experiencia de lucha y participación colectiva que, además de imprescindible e incluso al margen del resultado final del proceso, hace que la avance la conciencia de clase preparándola y fortaleciéndola para futuras luchas.

En consecuencia, el VII Pleno del CC del PCPE, desde nuestro rechazo a la reciente Reforma Laboral que consolida las pérdidas de derechos legisladas en las reformas de 2010 y 2012, resuelve promover a través de su militancia en el máximo de empresas y sectores posibles, procesos de negociación colectiva orientados en este sentido y destinados a encender la chispa de la solidaridad obrera uniendo al conjunto de la clase obrera frente a una patronal que se muestra envalentonada por su confianza en la continuidad de la desmovilización de los trabajadores y trabajadoras, dentro de una línea de pacto social y conciliación de clases favorable a la clase capitalista, en las que en demasiadas ocasiones se ven atrapadas las organizaciones obreras.

NINGÚN CONVENIO POR DEBAJO DEL IPC.

SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL DE 1.200€ NETOS.

POR LA UNIDAD OBRERA.

VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA.

13 de febrero de 2022

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021