No hay margen para la menor disidencia. Vivimos en tiempos de guerra y lo que se impone es una unidad cuartelera, monolítica y sin rechistar porque lo que está en juego, ni permite análisis críticos, ni espacio para la denuncia de la manipulación o la duda.

En toda guerra hay un único puesto de mando y a sus decisiones se subordina todo. En el lado en el que vivimos manda la OTAN y lo consulta todo con el Jefe de la otra orilla del Atlántico para definir lo que corresponde hacer en cada momento

Esta es la razón por la que el Presidente del Gobierno de España pasa en horas de enviar armas defensivas a comprometerse con armas ofensivas. Simplemente ha recibido la orden de sus superiores y se pliega a ella porque ese es su primer deber.

Hasta aquí llega la Soberanía de España. Oficialmente ya Franco renunció a ella en Rota y Morón a favor del Ejército de los EE.UU, pero ahora la rinde el Consejo de Ministros y, en un visto y no visto, se coloca a la vanguardia del guerrerismo otanista. Armas para la “Resistencia ucraniana” dicen, armas para defender”nos” que compromete a todo el Consejo de Ministro sin excepciones.

Yolanda Díaz lo tiene claro, no hay margen para titubeos, menos para cuestionar nada. Están en el Gobierno y eso es lo importante. Principios?…de qué habláis; se trata de gobernar y nada lo puede impedir. El trayecto de la refundación del espacio socialdemócrata que lidera para obligatoriamente en la OTAN. Es la estación término de la dignidad de quienes suban a ese tren. Vamos apuntándolos en la lista: Podemos, IU, PCE… cuántos más se agolpan en el andén de la Barbarie criminal.

Las contradicciones son el fundamento de la dialéctica; evidenciarlas y superarlas para ayudar al triunfo de lo nuevo sobre lo viejo, obliga a denunciarlo con claridad y sin tapujos. Taparlo solo ahonda la crisis que se expresa en la propia contradicción.

No hay otro remedio. Las contradicciones individuales que cada cual se las gestione, pero las colectivas, las de los proyectos políticos y sociales tienen límites a partir de los que no hay marcha atrás.

Votar presupuestos de guerra en 1914 y hacerlo hoy es lo mismo. Cada cual se marca su Rubicón.

El Gobierno de coalición PSOE/UP (Podemos, IU, PCE) nos mete en la guerra y se arrodilla ante el Mando Único de la OTAN. ¡Por ahí sí que no!

La defensa de la PAZ es un espacio amplio y plural en el que no solo estamos los comunistas. El Frente Mundial Antiimperialista es el marco de trabajo unitario de la Humanidad comprometida por la PAZ en el que comunistas coincidimos con diversidad de compañeros y compañeras. Se llama flexibilidad táctica y política de alianzas y es, junto a la máxima de no renunciar nunca a los principios, la enseñanza que nos legaron los bolcheviques.

Yolanda Díaz y quienes le apoyen en su empeño bélico compartido con Pedro Sánchez, Úrsula Von Der Layen y Biden, ya los han perdido y son parte del problema.

Mientras tanto la fiscalía archiva las imputaciones contra el Emérito Juan Carlos Borbón Borbón pese a constatar numerosas irregularidades fiscales.

Si no fuera porque sabemos que no, se podría pensar que la guerra la organizaron en comandita el PP y la Casa Real para tapar sus vergüenzas.

Julio Díaz

Secretario General del PCPE

Alacant, a 2 de Marzo de 2022

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021