Día tras día, vemos como el estado español asume de manera diligente sus “responsabilidades internacionales” para agredir a otros pueblos y su papel dentro del escalafón imperialista. La rapidez con la que España ha movilizado sus buques de guerra hacia el mar Negro es un claro aviso para navegantes del papel que pretende jugar el estado español en la OTAN y del carácter absolutamente lacayuno del gobierno del PSOE/UP hacia los EEUU.

En la misma sintonía, el gobierno de la socialdemocracia será el anfitrión de lujo de la Cumbre de la organización criminal OTAN en Madrid los días 29 y 30 de junio. No se ha escuchado ni un miserable “pero” por parte de los socios de gobierno a la celebración de este acto terrorista, más bien se ha escuchado un “si formamos parte de una organización internacional y tenemos obligaciones, es obvio que mientras formemos parte hay que cumplirlas” en palabras del Secretario General del PCE.

Ante esta convocatoria, las y los comunistas del PCPE y de la JCPE nos lanzamos a la ofensiva para convertir la denuncia de la celebración de la Cumbre de la OTAN en Madrid en una gran movilización, con capacidad de estructurar a lo largo del territorio diferentes espacios unitarios y de masas, con planes de trabajos concretos contra la celebración de la Cumbre, de la guerra imperialista y a favor de la paz y el desarme. Ya comienzan a darse las primeras reuniones y a constituirse algunos de estos espacios en Barcelona, Zaragoza, Madrid, Valencia, Tenerife, Las Palmas o Alacant.

De manera paralela, el PCPE y la JCPE desarrollaremos una campaña en dos fases diferenciadas y cuyos lemas son: “POR LOS PUEBLOS, POR LA PAZ, ¡NO A LA OTAN!” y “LA LUCHA SIGUE: OTAN NO, BASES FUERA”. Esta campaña pretende ser el altavoz de una reivindicación legítima de la clase obrera y de los sectores populares, vinculando el “NO” a la celebración de la Cumbre de la OTAN con la denuncia a la guerra imperialista y al sistema capitalista que la genera.

El objetivo es volver a levantar el movimiento antiimperialista en el estado español, el cual es absolutamente necesario para plantar cara al sistema. Un sistema capitalista que necesita la guerra para intentar paralizar la caída tendencial de su tasa de ganancia, abrir nuevos mercados, el control geoestratégico de rutas comerciales y de los cada vez más limitados recursos naturales.

Esta experiencia de lucha nos debe servir para aglutinar en torno a esta reivindicación a partidos, organizaciones sindicales, vecinales, colectivos feministas, estudiantiles, pensionistas y toda aquella persona que entienda que la guerra imperialista es la consecuencia directa de un sistema de dominación que se extiende por  todos los ámbitos de la vida y que nos afecta en lo más inmediato. Vamos poner un par de ejemplos, ¿alguien se ha preguntado el coste innecesario que se ha destinado a movilizar tropas españolas al Mar Negro?, ¿por qué no se destinan esos cientos de miles de euros para crear vivienda pública?. ¿El 2% del PIB que se pretende destinar a los gastos militares no se podría destinar a nutrir una sanidad pública mermada por años de privatizaciones y falta de financiación pública?

Si conseguimos reestructurar y mantener este espacio antiimperialista más allá del mes de junio, dotándolo de un carácter de clase, internacionalista y revolucionario, habremos puesto la primera piedra en el camino para mandar al basurero de la historia a éste sistema decrépito que nos arrastra hacia la destrucción del planeta, si no le ponemos freno.

Javi Ortega

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021