La pérdida de derechos para la juventud trabajadora sigue avanzando, en este caso el acceso a la sanidad. La realidad es tozuda y los datos son prueba de ello: 7000 millones de euros menos presupuestados en materia sanitaria desde 2010, cierre de decenas de hospitales y ambulatorios no rentables o el establecimiento del copago sanitario.

En la situación actual de crisis del sistema capitalista, las distintas patronales española y europea, demandan mano de obra técnica, barata, con la que volver a recuperar sus tasas de beneficios, y por ello, España, en su posición económica dependiente, incentiva por mandato europeo detener el crecimiento de una masa sobre-cualificada de universitarios y potenciar las salidas técnicas de FP. Recordemos que la media europea es de un 46% de profesionales técnicos frente al 23% de España.

Desde la Unión Europea y la CEOE, la burguesía reclama una mayor flexibilidad en el trabajo, o en otras palabras, que la capacidad del empresario para cambiar unilateralmente las condiciones de trabajo sea mayor.

Inglaterra lleva aplicando desde hace varios años el llamado contrato a cero horas, en el cual no se fija contractualmente, quedando a decisión del empresario cuantos horas trabajaremos cada semana.

Hemos entrado en un año decisivo para el estudiantado universitario y para toda la comunidad universitaria en general. 2015 es el año donde se pone punto y seguido a los planes de mercantilización y elitización de la universidad pública en el marco de la unión europea, ya que se trata del año donde se acaba de aplicar el plan de estrategia 2015. Este plan tiene tres pilares fundamentales que se han ido aplicando a lo largo de los últimos años y que se apuntalaran este curso.

Los CJC afrontamos nuestro 30 aniversario desde el planteamiento de que sea una herramienta de fortalecimiento de la Juventud Comunista en el estado español, reivindicando ese hilo rojo de la historia por el que miles de jóvenes militantes comunistas han participado de la mano del Partido Comunista en hacer avanzar la lucha de la clase obrera.

El 53,6% de los jóvenes entre 18 y 34 años no está emancipado (5.863.763), según cifras del Consejo de la Juventud de España (CJE). Más de la mitad de las y los jóvenes de extracción obrera y popular viven con sus familias, haciendo frente a las paupérrimas condiciones de vida a las que el capital y su crisis condena a la clase obrera. Los ataques contra las y los trabajadores se multiplican año a año y mes a mes, y unos de estos ataques que afectan a la vida cotidiana, a lo más básico de nuestras necesidades diarias, son las subidas de los precios de luz, agua, gas, alquiler, etc, así como la privatización y empeoramiento de estos servicios.

Un paseo por las principales luchas del 2014

El año 2014, largo año de luchas y ataques. Empezó el año con un enero calentito, marcado por la lucha contra la especulación urbanística del popular barrio de Gamonal en Burgos, lo cual despertó una gran oleada de solidaridad desde todos los rincones del estado.