Este 21 de mayo, el Gobierno de España renovará automáticamente el Convenio por el que se cede a los EE.UU la soberanía sobre el territorio que ocupan las bases militares de Rota y Morón. Con este acto realizado a las espaldas de la opinión pública y ocultando su alcance y contenido, el gobierno de coalición PSOE/UP (Podemos, IU, PCE) no solo le da continuidad histórica al Tratado firmado por Franco en 1953 a cambio de su reconocimiento internacional por las potencias capitalistas, sino que confirma su sumisión a las políticas belicistas del imperialismo norteamericano y la OTAN.

El papel estratégico de estos dos enclaves que resultan imprescindibles para el desarrollo de todos los planes de dominación de los EE.UU en el Mediterráneo, Magreb, Oriente Próximo y Asia Central, hacen responsable de la muerte y destrucción que generan al Gobierno de Pedro Sánchez, y convierte también en objetivo militar cierto a las comarcas afectadas por esta política guerrerista que nada favorable reporta a los intereses y necesidades de los pueblos de España y, mucho menos aun, al pueblo trabajador andaluz.

Este 21 de mayo, se prorroga el Convenio de Cooperación entre España y EEUU por el cual, se mantienen las bases de EEUU en Rota y Morón. Hablar de convenio de “cooperación” es un eufemismo propio de criminales de guerra, al igual que hablan de “daños colaterales” o “necesidades estratégicas” para justificar los crímenes contra los pueblos del mundo.

El gobierno del PSOE/UP (con el incontestable apoyo del PCE) vuelve a mostrar su carácter abiertamente pro imperialista con la renovación de dicho acuerdo, perdiendo una vez más, la oportunidad de dignificar la soberanía de nuestro territorio. Una vez más, el alineamiento del gobierno socialdemócrata con la disciplina de la OTAN y de los EEUU es innegociable.

Sin embargo, justifican la necesidad del acuerdo y de las bases de EEUU en Andalucía por el mantenimiento del empleo de una zona castigada por la pobreza y el paro, que alcanza el 21,63% en Rota y el 20,25% en Morón. Argumento falso y que impone una disyuntiva moral ajena a los intereses de la clase trabajadora, hablan de paro y de precariedad cuándo y cómo les conviene, utilizan la pobreza y la miseria como arma arrojadiza contra la propia clase obrera y los sectores populares que la sufren a diario.

RESOLUCIÓN DEL VIII PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA

Frente a la realidad de creciente pobreza y pérdida de derechos, es urgente y necesario levantar la más amplia respuesta del movimiento obrero y popular haciendo frente a esta situación de deterioro progresivo de nuestras condiciones materiales de vida.

Más allá de la inflación que golpea el bolsillo de las familias trabajadoras impidiéndoles atender la totalidad de necesidades básicas (vivienda suministros, movilidad, alimentación…) y los desorbitantes beneficios anunciados en el primer trimestre del año por Iberdrola, La Caixa y BBVA, existe un imparable proceso de sobreexplotación fundamentado en la precariedad, la temporalidad y tasas insoportables de desvalorización de la fuerza de trabajo que, golpeando al conjunto de la clase trabajadora, afecta especialmente a la juventud y las mujeres trabajadoras y está en la base de esta situación.

Frustradas las esperanzas, por las constantes evidencias en contrario, de un cambio de tendencia consecuencia de la acción del gobierno de coalición PSOE/UP, ahora es el momento del protagonismo creciente del pueblo trabajador dando una repuesta contundente a esta situación, y rechazando las ensoñaciones de la alternancia política en el parlamento burgués como solución a ninguno de sus problemas.

Resolución del Comité Central del Partido Comunista de los Pueblos de España 

El nuevo gesto del reformismo consiste en convocar un falso referéndum meramente consultivo sin consecuencias legales para que los pueblos del Estado español se pronuncien sobre su preferencia hacia el modelo de Estado: república o monarquía. Esta convocatoria, a pesar de no haber contado con un aparato agitativo demasiado ruidoso, ha sido capaz de comprometer a ciertos sectores de la clase obrera y de las capas populares que, con muy buena voluntad, han volcado sus fuerzas para hacerla posible.

Sin embargo, aunque a simple vista pueda parecer una iniciativa interesante, solo se ha tratado de una jugada del oportunismo para venderse como algo diferente a la coalición PSOE-UP. El carácter antiobrero de este gobierno ha ido quedando evidente a lo largo de estos años, especialmente tras la «no-reforma» laboral presentada por Yolanda Díaz. Los agentes del oportunismo saben que deben desmarcarse de su línea de cara a las elecciones generales de 2023 si no quieren perder el espacio parlamentario ganado. Esta convocatoria no es más que un intento de justificación sin valor ante las masas y su propia militancia del refuerzo permanente de este gobierno a la monarquía (corrupción, especulación, inviolabilidad, parodia de transparencia, incremento de su presupuesto, etc.). Tampoco parece pretender organizar al pueblo hacia ningún objetivo, habida cuenta de que no ha generado ningún tipo de iniciativa política perdurable en el tiempo.

¿Pero en qué puede beneficiar a la clase obrera esta triquiñuela? En el PCPE tenemos la convicción de que un simple cambio de monarquía a república no va a solucionar el problema del paro, la precariedad laboral, la desigualdad de género, el problema ambiental, los conflictos imperialistas, etc. En definitiva, una república que no sea socialista no tendrá la capacidad de mejorar las condiciones de la clase trabajadora. Más bien al contrario, porque lavaría la imagen la dictadura del capital en el Estado español liberándola del lastre de la monarquía y dándole una apariencia democrática que no le es propia.

Declaración del Comité Ejecutivo del PCPE y del Comité Central del Partit Comunista del Poble de Catalunya (PCPC)

Sorprenderse de que los servicios de inteligencia del estado burgués espían, es como sorprenderse de que el rey roba y se pega la gran vida a costa de todos los españolitos. Forma parte de su carácter de clase . Que el independentismo catalán haya sido espiado masivamente,  entra dentro de la lógica de “enemigo interno” que el Estado español ha aplicado hacia ellos desde el 2012. 

El independentismo catalán, y la fracción burguesa que lo hegemoniza, parece que, de forma cándida, ha creído en el carácter democrático de la UE y del propio Estado español, y que ante un movimiento de amplios sectores sociales, no tendrían más remedio que abrir un cauce legal para la secesión. Se han encontrado ante un Estado reaccionario que no ha dudado en reprimir violentamente a todo el espectro soberanista en Cataluña. Ahora bien, el Govern de la Generalitat no es una hermanita de la caridad, y a través de los Mossos de Esquadra, formados en Israel, no han dudado en reprimir y espiar la disidencia política. Simplemente esperaban que entre burgueses las cosas podían discutirse de otra manera, como gentlemans con copa de coñac en la mano.



La base naval de Rota, junto a otras 451 bases más en Europa, forma parte del entramado geoestratégico que los EEUU tienen desplegado en este continente y cuya finalidad no es otra que la mantener un cerco militar sobre la Federación Rusa, además de servirle como plataformas de ataque contra los países del área mediterránea y norte de África. Rota, junto con la base aérea de Morón, son las dos bases que los EEUU mantienen en el estado español desde 1953, originariamente eran cuatro, cuando a través de los Pactos de Madrid, el dictador Franco entregó estos terrenos a cambio del apoyo norteamericano a su régimen fascista. Desde entonces, estas instalaciones militares han sido los puntos desde donde han partido innumerables misiones de ataque hacia países del Oriente Próximo, África, Mediterráneo e incluso Europa, como en la guerra librada contra Yugoslavia o la intervención de la OTAN en el conflicto de Ucrania.

 

Unidas Podemos siguen insistiendo en regular el precio de los alquileres.

Las últimas enmiendas presentadas a la Ley de Vivienda, entre otras cuestiones, se encaminan a extender el límite del precio de los alquileres a todos los propietarios en zonas tensionadas.

Nadie puede dudar de la necesidad de solucionar el problema de la vivienda. Urge para un creciente porcentaje de la sociedad que tiene dificultades en adquirir o mantener en condiciones dignas un hogar.

Según la web de Statista, el total de viviendas alquiladas en España en 2018 fue de 1.650.949.

Los salarios no han subido al ritmo de los precios de los inmuebles. En la misma lógica, tampoco de los alquileres.

Desde la crisis de 2008, para los menores de 30 años, acceder a la independencia es tarea imposible. Los recursos necesarios para emanciparse rondan de media el 60% de los ingresos en el caso del alquiler y llega al 90% en el pago de una hipoteca. Esto impide el acceso a las mismas o bien directamente o a través de la concesión de un crédito que nunca se aprobaría con esos datos.

Es absurdo seguir insistiendo en describir los elementos objetivos que hacen del principio constitucional de

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.

Un enunciado vacío. Y ello, porque son de sobra conocidos y sufridos por la mayoría social de este país.

El apoyo de Franco al nazismo en la segunda guerra mundial supuso el aislamiento del régimen franquista por parte de los aliados.

Esta situación no fue muy prolongada, la situación geoestratégica de la península y las islas Canarias con respecto a los países del Bloque Socialista y a África era contemplado por el gobierno de EEUU desde la perspectiva favorable para la intervención militar en estas zonas, tan sólo 4 años después de finalizada la segunda guerra mundial, el régimen de Franco recibía el primer crédito concedido por un banco estadounidense con la aprobación del gobierno de EEUU.

El 23 de Septiembre de 1953 se firmaron los Pactos de Madrid entre España y EEUU. Es el inicio de los acuerdos militares y la cesión de la soberanía de España permitiendo que el gobierno de EEUU instalase bases militares en territorio español. Estos acuerdos tuvieron su repercusión política en el ámbito internacional, a partir de entonces EEUU se opondría con éxito en la ONU a la condena del régimen de Franco, blanqueando los crímenes del fascismo y apoyando una dictadura que asesinó y torturó al pueblo durante 40 años.

El gobierno del PSOE y Unidas Podemos utiliza como nadie el lenguaje trilerista.

Su esfuerzo se centra en lanzar balones de oxígeno al capitalismo español, en sostener el proyecto oligárquico de la Unión Europea y el Euro y mendigar las migajas que el bloque occidental liderado por EEUU, resultante de la nueva geopolítica, le conceda a cambio de sumisión a la organización criminal OTAN. El perro siempre sigue a quien le da de comer.

Para salvar la discordia entre hábito y monje, deben domesticar a parte de sus huestes socialdemócratas de base. No debe ser fácil legislar para la oligarquía y convencer a las masas de la conveniencia para la mayoría social de su toma de decisiones.

Para ello, cuentan con buenos aliados: las cúpulas sindicales claudicantes y torticeras de los autodenominados agentes, huyendo de las connotaciones de un concepto, el sindicato, atado a su historia, a valores de lucha, sacrificio y entrega de quienes los edificaron con sangre y sudor proletario. El consenso vs la lucha, la institución contra la calle, la traición frente a la solidaridad...

Y en esta suerte de hechizo colectivo, el trampantojo verbal y jurídico, poderosa herramienta que utilizan con habilidad quienes ni son, ni representan al trabajo y que sin ningún tipo de moral progresista, se alinean con el enemigo de clase, de los pueblos y de la humanidad entera.

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021