Muchas de las que llamamos consecuencias económicas de la guerra para Europa o España, son en realidad causas de la misma y cuyo agravamiento ha sido el desencadenante de una desenfrenada escalada bélica en la que EEUU y sus socios europeos se han embarcado en una salida hacia adelante ante la pérdida de peso internacional y la dificultad de mantener la reproducción ampliada en sus economías.

Casi nadie parece recordar que 2014 fue un año en el que la UE y EEUU, endurecieron sanciones contra Rusia en el ámbito financiero, energético y militar y que fue un periodo en el que Rusia se paseó sobre el precipicio de la recesión y que Europa andaba sumida en la gran depresión que se inició con la crisis de 2008.

A estas alturas del conflicto, a pocos se nos escapa la dependencia de la Unión Europea respecto a Rusia en materia energética (principalmente gas) y materias primas.

El capitalismo desde sus orígenes se ha visto inmerso en multitud procesos recesivos y alcistas, los llamados ciclos (en su más variada formulación y tipología) más o menos pronunciados, endógenos al propio sistema productivo.

Sin embargo, son especialmente destacables y han merecido un estudio más exhaustivo por sus implicaciones económicas, pero también políticas, las tres grandes depresiones cuya existencia es consensuada.

Depresión económica es esa fase que se da a posteriori de una gran recesión que se mantiene prolongada en el tiempo con escasos o nulos síntomas de mejora, dejando de ello registro, en los principales aspectos de la actividad económica: estado de los precios, producción, rentabilidad, empleo…

La primera de estas grandes depresiones se sitúa a raíz del llamado Pánico de 1873 y la consiguiente “Gran Depresión” (denominada así hasta la de 1929), que a la postre desencadenó en la Primera Guerra Mundial de 1914, tras el inicio de lo que se llamó la Segunda Revolución industrial y la expansión económica y militar de Europa con el imperialismo.

El capital retuerce cualquier legislación para aumentar sus ganancias. Sabemos que sus concursos de acreedores son una fuente de ahorro, pero hay más. Existen mil y un millones de formas de eludir responsabilidades, de eludir o evadir las obligaciones fiscales. Todas ellas las hacen gentes muy capacitadas por las grandes escuelas de negocios con el placet, por supuesto, de gobiernos corruptos.

Air Europa es sólo la punta del iceberg de un entramado empresarial más grande que se llama Globalia. A la cabeza del grupo se encontraban los hijos del todopoderoso Juan José Hidalgo, meritocracia pura ¡oiga!

Dentro de este gran grupo se encontraban, aparte de la citada, Halcón Viajes, Be Live, Travelplan, Groundforce, Ibertours, Viajes Ecuador, iberrail, MK Tours, Tubillete.com, Welcomebeds, Welcome Incoming Services y Marsol.

 

El único diario de izquierda marxista y decididamente antifascista que se publica en Alemania, “junge Welt”, celebró el 12 de febrero 2022 el 75 aniversario de su existencia que no es poco pues el gobierno alemán lo ataca con una feroz campaña anticomunista, que lo clasifica como organización de extrema izquierda “que pone en peligro el orden democrático liberal de la república alemana”. Es la agencia federal de inteligencia policial (1) que tiene en el foco el periódico y sus periodistas considerando redactores y colaboradores de izquierdistas radicales que pretenden cambiar el sistema político y social.

Aunque es una policía secreta, su informe anual es una publicación oficial y su contenido es ampliamente reflejado y comentado en la prensa burguesa. Se podría decir que al menos son sinceros y transparentes, vamos debe ser una práctica democrática informar sobre la investigación por parte de la policía política de un medio de comunicación.

 

Llegado ya el deseado momento en el que todo apunta a un cese progresivo de las acciones militares en Ucrania, es necesario hacer una valoración de lo que han supuesto estas 5 semanas de guerra abierta entre Rusia y las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk por una parte y Ucrania por otra, con todos los apoyos de EE.UU, UE y la OTAN.

Previo a cualquier consideración, lo primero con lo que reafirmamos todo nuestro análisis es que esta guerra y todas las guerras que asolan el mundo son consecuencia de la crisis estructural del capitalismo y no al revés como se sitúa desde los medios de propaganda del sistema.

Igualmente cabe destacar que todas las dinámicas desmovilizadoras que señalamos al inicio, quedan supeditadas al fracaso de las provocaciones crecientes que impone la OTAN y el gobierno títere de Ucrania. Desde el ofrecimiento de Polonia a albergar armamento nuclear al uso de falsos positivos para acusar a Rusia de crímenes contra la Humanidad, para la OTAN todo vale para generalizar la guerra.

La Audiencia Nacional ha condenado a cuatro abogados y a diferentes personas solidarias con los presos políticos vascos a penas de prisión de hasta siete años. En concreto a la abogada Arantxa Zulueta a siete años de prisión, a Jon Enparantza a cuatro años, a Naia Zurriarain con tres años y medio de pena y a Iker Sarriegi a tres años y un día. Estas sentencias forman parte del sumario 13/13 por medio del cual la Audiencia Nacional y los aparatos del estado han ejecutado la operación de desmantelamiento del apoyo y asesoramiento legal hacia los presos políticos vascos.

Esta operación del Estado contra los abogados y los despachos de defensa jurídica de los presos ha estado jalonado de irregularidades y de denuncias de torturas perpetrada por la Guardia Civil contra estos abogados y abogadas. Es aterrador escuchar las declaraciones de Naia Zuriarrain y Saioa Agirre describiendo en el juicio los testimonios de las torturas a las que fueron sometidas y las vejaciones que se les infringieron a estas abogadas por parte de miembros de la Guardia Civil en los cuarteles de esta institución, cuando estaban detenidas.

El resurgimiento propagandístico del anticomunismo, las relaciones históricas de los EE.UU con el nazismo y las consecuencias de la nueva maquinaria mediática contra Rusia

Con la invasión de Ucrania, la campaña internacional contra Rusia parece haber superado ya los niveles de histeria anticomunista y anti Unión Soviética de los tiempos de la Guerra Fría. A las sanciones económicas se ha añadido la presión contra los atletas y artistas rusos.

La soprano rusa Anna Netrebko, por ejemplo, ha visto cancelados sus conciertos y ha sido prácticamente vetada en los teatros de Europa Occidental y Estados Unidos por sus vínculos con Vladimir Putin. 

Comparar el castigo de Occidente a esta artista de Rusia con lo que ocurrió con algunos artistas alemanes en la época de la Guerra Fría puede revelar algunas cosas. La soprano Elisabeth Schwarzkopf tuvo una carrera de gran éxito en las décadas de 1940 y 1950. Pero según Frances Storno Saunders, autora de ‘Who paid the piper?’, un importante libro sobre el papel de la CIA y los grupos organizados de derecha en la instrumentalización de la literatura y el arte contra el comunismo y la Unión Soviética durante la Guerra Fría: 

La compleja dialéctica de la sumisión al imperialismo

Como casi todos los meses, ojeo el Mundo Obrero que intercambio por el UyL con unos amigos del PCE y veo artículos que claramente siguen exigiendo en sus titulares el OTAN NO y me alegra leerlos, aunque no comparta plenamente sus análisis. La lucha antiimperialista exige una amplia unidad en la diversidad con la que mi Partido – el PCPE- está plenamente comprometido.

Sin embargo, me detengo en el artículo titulado “La guerra se debería haber evitado” que firma su Secretario General, Enrique de Santiago, y resulta imposible leer –e incluso deducir- el OTAN NO y me pregunto las razones que hay tras las diferencias entre unos analistas y lo que sitúa quien debiera ser la referencia de todos ellos en lo que denominan “mensual del Partido Comunista de España”.