El pasado mes de junio moría un joven (Clément Méric) sindicalista y antifascista en París a manos de un militante fascista.

 

Los acontecimientos que se han producido en Turquía en las últimas semanas han de ser analizados y valorados como una importante enseñanza para el conjunto del movimiento comunista.

 

 

Después de las duras derrotas sufridas por las tropas mercenarias en Siria, la UE y los USA han aprobado el envío de armas a las tropas mercenarias en Siria. Oficiosamente las potencias del eje atlantista y sus aliados de las monarquías feudales árabes y el estado sionista ya han estado suministrando ingentes cantidades de armas, información de inteligencia y asesores.

Este anuncio implica una intensificación de la ayuda y de la agresión contra el pueblo Sirio. Después de recuperar importantes territorios en la frontera libanesa y abortar varias ofensivas sobre Damasco, el ejército sirio y las milicias populares se dirigen hacia Aleppo, segunda ciudad del país y principal bastión de los mercenarios salafistas.

El PCPE, en su última declaración sobre Siria, define la necesidad urgente de dotarse de estructuras antiimperialistas para la construcción de un fuerte movimiento contra la guerra imperialista.

Parte importante de la militancia del Partido y la Juventud Comunista de Chile no saluda con entusiasmo esta "mayoría política para un Chile más inclusivo" con participación del Partido de la clase obrera. No nos extraña.

Los resultados conocidos de participación de los PPCC en los gobiernos burgueses han sido endilgar a los comunistas las carteras ministeriales más impopulares y encargarlas de implementar las medidas más lesivas contra la clase obrera. Con la triple ventaja para el capital de no quemar a los sujetos políticos que son sus representantes más genuinos, erosionar la credibilidad del PC ante las masas y desactivar los PPCC como herramienta de lucha de la clase obrera. Este proyecto nada tiene que ver con la participación comunista en el gobierno de la heroica Unidad Popular aplastada por el imperialismo en 1973.

Durante los pasados 31 de mayo al 2 de junio se celebró en Wavre (Bélgica) el 22 Seminario Comunista Internacional. Al mismo, organizado por el PTB, asistieron representantes de 52 organizaciones comunistas de los cinco continentes, entre ellas el Partido Comunista de los Pueblos de España.

La totalidad de los representantes de las organizaciones asistentes al 22 Seminario Comunista Internacional señaló la correlación existente entre la actual crisis capitalista mundial y el incremento de los ataques de la burguesía contra los derechos democráticos y las libertades, significando, al mismo tiempo, la importancia de situar la lucha que actualmente libran los partidos comunistas y obreros del mundo por la defensa y recuperación de estos derechos y libertades en el marco de la lucha contra el capitalismo y en la perspectiva del socialismo puesto que –concluyeron- “no existe continuidad entre la democracia capitalista y la democracia socialista y por ello la clase obrera debe desarrollar su propia democracia”.

El aumento de los precios del transporte urbano en Sao Paulo provocó numerosas manifestaciones populares y un movimiento en todo el país contra las políticas capitalistas del gobierno del PT, apoyado por el PcdoB. La propia ciudad paulista está gobernada por el PT junto al PcdoB (vicealcaldes). El nexo común es el hartazgo popular por 10 años de gobierno del ala izquierda del capitalismo que han llevado al país a un escenario de privatizaciones constantes, despilfarro del dinero público, injusticia social, corrupción, brutalidad policial, etc, demostrando que lo que se pretende no es cambiar el sistema sino avanzar y profundizar el capitalismo brasileño. Al cierre de la edición de este periódico las movilizaciones se agudizaban en todo el país y un joven moría en una de ellas. El PC Brasileiro, referente marxista-leninista en el país, participa en las movilizaciones aunque considera que “no basta con indignarse; es necesario cambiar el sistema!” y llaman a que “el centro de la lucha sea por una sociedad socialista”. La prensa burguesa no ha tardado en sacar el molde “indignado español” para ver si encaja.

 

Es de conocimiento general que en las últimas elecciones generales italianas, celebradas en febrero de este mismo año, el gran triunfador fue el Movimiento 5 Estrellas (M5E), liderado por el humorista Beppe Grillo. Triunfó en lo electoral, pero sin duda triunfó en lo mediático, pues generó una serie de expectativas ante amplios sectores de la población italiana, que se creyeron sus promesas de “regeneración” de la política.

Subcategorías