El miércoles 16 de abril los trabajadores de la fábrica SNIACE de Torrelavega comenzaron un encierro en las instalaciones de la fábrica para continuar con la lucha por los más de 500 puestos de trabajo.

Después de tres años desde la finalización de la vigencia del Convenio, y con constantes amenazas de inaplicación, la Patronal pretende desregular un convenio y poner a las trabajadoras a disposición de las empresas comercializadoras. Desde la reforma laboral, la negociación colectiva es más necesaria para frenar los ímpetus de una patronal desatada en quitar derechos y aumentar su margen de explotación/beneficios.

Cuando una empresa que presta un servicio público plantea un ERE, lo que está diciendo es que quiere dar un peor servicio y ganar más dinero. Eso es exactamente lo que pretende RENFE al ofertar sus servicios a bordo con un 25% menos de presupuesto.

Cuando les rebajan un 15% el sueldo a la plantilla del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), que se suma a todas las medidas de “austeridad” salarial en el ámbito público, y aun así los/as trabajadores/as de otras empresas públicas del Gobierno de Canarias lo consideran un referente de lucha y un modelo de acuerdo, no es más que la demostración cotidiana del nivel de desmovilización y desorientación a la que se ha visto sometida la clase obrera en Canarias.