Compartir

Los capitalistas para salir de la crisis atacan a la clase obrera, reduciendo el salario y liquidando derechos históricos para someterla a un mayor grado de explotación. El pueblo trabajador andaluz sufre estas políticas de forma acentúa da debido a la posición subordinada que el sistema capitalista asigna a Andalucía.

Los niveles de paro en la actualidad en la zona euro son del 8,5 %, siendo la media en el Estado Español del 22.90% y en Andalucía ronda la cifra del 22.85 % de media alcanzando en el medio rural hasta más del 40%. Andalucía está a la cabeza paro de la UE, la juventud andaluza de menos de 25 años llega al 46% de paro y entre los 16 y 19 años al 55.99%, eso supone más de 800.00 trabajadores y trabajadoras en paro. Unido a que un 40,7% no percibe prestación por desempleo.

Los recortes, la precariedad laboral y el aumento de la explotación, producen cada vez una mayor siniestralidad laboral. En 2018, en Andalucía hemos sufrido un total de 100.000 accidentes de trabajo. Desde 2013 hasta septiembre del 2018, han fallecido en Andalucía un total de 534 trabajadores, lo que supone que cada mes mueren siete personas en su puesto de trabajo Mientras se aplican recortes en formación de la prevención. Mientras las familias trabajadoras ven disminuir alarmantemente su poder adquisitivo, la burguesía aumenta su riqueza. Los distintos gobiernos liberales a nivel nacional y a nivel andaluz con gobierno socialdemócrata PSOE y IU han demostrado defender los intereses de la patronal e ir en contra de los intereses populares, llevando al pueblo trabajador a una extrema precariedad: el 70% salarios inferiores a 800 euros al mes, uno de cada cuatro asalariados andaluces cobra menos de 5 euros al día, es decir, menos de 150 euros al mes, el 40% de los andaluces viven en riesgo de pobreza y de exclusión social, 300.000 niños y niñas sufren desnutrición infantil; además en Andalucía se han registró en lo que va de año 2.718 desahucios lo que nos sitúa en segundo lugar del estado español.

El gobierno andaluz no tiene pudor en aplicar recortes sobre necesidades tan básicas como la sanidad y la educación, siendo, Andalucía es la comunidad autónoma que menos invierte en sanidad por habitante, tan solo 1.110 euros, mientras la media nacional es de 1.332 euros por habitante

La Junta de Andalucía con sus anteriores gobiernos de (PSOE-IU) y sus actuales (PSOE-Cs) ha defendido los intereses de la explotación capitalista. ¡Rebélate! dio paso a “por imperativo legal”, manteniendo el status quo capitalista, dando la espalda a la Clase Obrera y sectores populares andaluces, llevado a cabo políticas de recortes en los servicios públicos, encaminando sus acciones a la privatización, en beneficio de la oligarquía.

En la legislación anterior la entrada de la nueva socialdemocracia (IU) hoy PODEMOS-IU en el gobierno andaluz no dio luz sobre los escándalos de corrupción y malversación de fondos públicos, tampoco combatió las estructura clientelar de las “empresas públicas”.

Paro y precariedad constituyen una de las mayores lacras sociales de Andalucía, por ello hay que seguir luchando sin cesar por el pleno empleo, estable y de calidad.

Otra consecuencia directa de la crisis capitalista es la llamada feminización de la pobreza. La tasa femenina de paro en Andalucía es de un 27,1%, frente al 19,4% de la tasa masculina, llegando al 47,2%, para mujeres menores de 25 años y a un 58,4% para las menores de 20 años. Los salarios de las mujeres llegan a ser hasta 42 puntos inferiores a los de sus compañeros varones, la mayoría de los contratos a tiempo parcial recaen sobre las mujeres. Todo ello hace difícil a la mujer obtener recursos económicos que garanticen su independencia económica.

La integración de España en las estructuras internacionales capitalistas, acrecienta las dificultades de nuestro pueblo en esta crisis. Ello ha supuesto el desmantelamiento del tejido industrial de Andalucía, la militarización y la degradación del medio ambiente.

Andalucía sufre la explotación de la naturaleza a todos los niveles: urbanismo especulativo, destrucción de las costas andaluzas, degradación forestal, vertidos de tóxicos, cementerio de residuos nucleares en Hornachuelos (Córdoba), la balsa de fosfoyesos en Huelva capital, el vertedero de Nerva, etc...

La existencia en territorio andaluz de las bases militares propiedad del imperialismo yanqui de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla); así como otras pertenecientes al imperialismo de la Unión Europea como Viator (Almería) o Gibraltar (perteneciente al Reino Unido) desde donde se realizan agresiones a los pueblos del Mediterráneo, Oriente Medio y de Africa, unido la integración de la base de Rota en el “escudo antimisiles” norteamericano, hacen de nuestro territorio objetivo principal en su supuesto conflicto internacional. Las multinacionales controlan la parte más importante las riquezas de Andalucía. Se requiere la ruptura con la economía capitalista, sólo una sociedad dirigida por la clase obrera -sin clases- permitirá al pueblo andaluz el control sobre sus riquezas de manera planificada, igualitaria en todas sus vertientes (social, nacional, de género y ecológica).

La convocatoria de las elecciones para el 2D nos muestra, el bochornoso espectáculo de los partidos del sistema mendigando votos, lanzando acusaciones, insultos, promesas, juramentos, lo que haga falta. Pero a pesar de las distintas letras, todos interpretan la misma melodía. No existen terceras vías, ni alternativas dentro de la economía capitalista que satisfagan las aspiraciones de la clase obrera y capas populares. No olvidemos que el PSOE es el partido que promovió y aseguró, junto con su socio P.P., reconvertir la deuda de la banca en deuda estatal.

La socialdemocracia, ya ha demostrado durante muchos años de gobierno a qué intereses sirve, la división se traza hoy entre los que quieren más UE, más OTAN, más €uro y el PCPA, que decimos que SÍ hay futuro fuera de los organismos imperialistas y de la moneda única, que han llevado al pueblo a la situación extrema de degradación de los derechos sociales y políticos. Desde el PCPA decimos: “No hay futuro posible en capitalismo, por la salida de la Unión Europea, Euro y la OTAN ¡Todo para la Clase Obrera!” 

Ante estas elecciones, el pueblo andaluz tiene las opciones más claras que nunca, podemos optar por continuar con el capita­lismo, con todas sus vertientes y continuar perdiendo derechos sociales y políticos, aguantando desahucios, paro, privatizaciones, degradando la calidad de vida de las trabajadoras y trabajadores, del estudiantado y del Pueblo Trabajador Andaluz en general, o podemos romper cont odo, y optar por la única vía posible para la me­jora de nuestras vidas, EL SOCIALISMO- COMUNISMO, y para ello es imprescindi­ble el apoyo a la única fuerza política que trabaja por este fin: EL PARTIDO COMU­NISTA DEL PUEBLO DE ANDALUZ (PCPA).

Por ello, el PCPA llama a la clase obrera y a los sectores populares a apoyar con su voto, y además a organizarse y aunar esfuerzos para la construcción del FRENTE OBRERO Y POPULAR POR EL SOCIA­LISMO. 

La lucha organizada de la clase obrera y capas populares conquistó derechos como: la jornada laboral de 8 horas, la edu­cación y la sanidad públicas y universal, el derecho a vivienda, a la huelga, a una vida digna...., todos ellos han sido arrancados mediante la confrontación con la patronal y sus gobiernos. Y estos derechos nos los están arrebatando de un plumazo.

UNIDAD y LUCHA , son las dos consig­nas con las que los y las comunistas del PCPA nos enfrentamos en la lucha contra el capital. Trabajamos para la creación de los Comités para la Unidad Obrera –CUO–, estructuras obreras asamblearias de base, sin importar la afiliación sindical que ten­ga cada trabajador; cuya misión es romper con el fraccionamiento sindical, y unir a los trabajadores, en torno a la defensa de sus derechos e intereses.

Trabajador, trabajadora, estudiante, no sólo pedimos tu confianza en las urnas este 2 de Diciembre, vamos más allá y pedi­mos tu compromiso, tu participación, tu or­ganización con el partido de la revolución y de la construcción del socialismo-co­munismo, con el PARTIDO COMUNISTA DEL PUEBLO DE ANDALUZ (PCPA). 

 Los y las comunistas del PCPA, luchamos por una Andalucía Socialista-Comunista, realmente libre, soberana y verdaderamente democrática, de hombres y mujeres libres e iguales. Parte integrante de una República Socialista de carácter Confede­ral como unión voluntaria de Pueblos Libres y soberanos, dueña de su futuro.

El proyecto de emancipación del Parti­do Comunista del Pueblo de Andaluz (PCPA) para Andalucía, se vertebra sobre cuatro ejes de lucha:

POR LA SOCIALIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN 

La clase obrera y el pueblo trabajador andaluz solamente encontrarán su liberación social con la revolución socialista, en un proceso en el que los trabajadores y trabajadoras controlen los medios de produc­ción, erradicando la explotación del ser humano por el ser humano.

La socialización de la banca es la primera medida a tomar en el nuevo modelo de propiedad social. La reforma agraria y la soberanía alimentaria son bandera del proyecto del PCPE en Andalucía.

Realización de una Reforma Agraria Integral: Socialización de los latifundios entregando estos, a través de cooperativas de trabajadores, a quienes trabajan la tierra. Gestión planificada de los pequeños productores... Mientras tanto propugnamos como medidas urgente para el campo andaluz, la eliminación de las peonadas como requisito para cobrar el subsidio agrario y la renta agraria. Garantizando 12 meses de duración del cobro del subsidio agrario y renta agraria, siendo en ambos casos la cuantía a cobrar igual al Salario Mínimo Interprofesional.

Creación de un El Plan de Fomento del Empleo Agrario (PFEA), más conocido como Plan de Empleo Rural (PER) especial de 4 meses, para todos los trabajadores y tra­bajadoras del campo andaluz. Establecer un nuevo criterio para los trabajadores del PROFEA, que permita la rotación de todos los trabajadores y trabajadoras del campo.

La socialización de los sectores estratégicos y de los servicios públicos son medidas urgentes a tomar en el nuevo modelo de propiedad social del proyecto del PCPA en Andalucía. Esto garantizará que ningu­na persona en nuestra tierra se vea privada de aquellos elementos básicos para una vida digna, tales como vivienda, agua, luz, sanidad, educación, etc...

Desarrollo de las medidas necesarias, como la creación de consejos comarcales, de centros de trabajo, para desarrollar los instrumentos del poder obrero y popular.

Un papel primordial tiene la construc­ción de los Comités por la Unidad obre­ra (CUO), en todos los centros de tra­bajo y sectores, entendiéndolos como el establecimiento del embrión de las nuevas relaciones socialistas y del con­trol de los trabajadores y trabajadoras sobre la producción, como instrumento de poder obrero y popular.

En definitiva, se trata de contraponerse al poder burgués, de la patronal y de la banca, de capitalistas y terratenientes.

ECONOMÍA PLANIFICADA, RESPETUOSA CON LA NATURALEZA. 

Socialización fuentes de energía. Socialización de los recursos hídricos y gestión planificada y científica de las formas y métodos de cultivo. Planifica­ción de los cultivos en función de las necesidades alimentarias del pueblo garantizando la Soberanía alimentaria.

El capitalismo es incompatible con el respeto a la naturaleza, su modelo de producción le lleva a la destrucción progresiva de los recursos naturales y de las condiciones de vida en el planeta.

Por tanto, sólo un proyecto de la clase obrera como se conseguirá el respeto al medio ambiente: planificando la economía social en función de las necesidades objetivas del pueblo. Iniciando una verdadera revolución cultural que extirpe de nuestras conciencias los hábitos consumistas.

Propugnamos un modelo de crecimiento sostenible, al servicio del pueblo y en completa armonía con la naturaleza: Prohibición en todo el territorio y costas de Andalucía de de la extracción de hidrocarburos por la técnica de fracking (fractura hidráulica). Y la elaboración de una ley contra el abandono y el maltrato animal, prohibiendo de todo tipo de espectáculos y actividades que produzca sufrimiento a los animales.

INTERNACIONALISMO PROLETARIO

El primer objetivo del internacionalismo en Andalucía pasa por la retirada de potencias extranjeras de nuestro suelo. Exigimos un estatuto de neutralidad para Andalucía. El pueblo andaluz quie­re construir relaciones de amistad con todos los pueblos ribereños de los mares que nos limitan, el Atlántico y el Me­diterráneo.

  • Declaración de Andalucía como territorio de paz.
  • Igualdad real entre hombres y mujeres libres.
  • Integración social y laboral de los discapacitados físicos y psíquicos.
  • Derecho real a una vivienda digna.
  • Todos los servicios sociales públicos.
  • Por una educación pública, laica, científica, igualitaria y de calidad.
  • Anulación de subvenciones y exenciones a la iglesia católica y demás religiones.
  • Derogación de la legislación especial represiva contra los derechos del pueblo.

VOTA Y ORGANIZATE EN PCPA, Partido Comunista del Pueblo Andaluz