Compartir

Una vez más ha quedado evidente a quién sirve la CSI.

Basta con leer sus propios documentos para que no haya dudas.

Con motivo de la pandemia del coronavirus, el 26 de abril se reunió (de forma virtual) el G20. La CSI no tardó ni 24 horas en sacar un comunicado afirmando: “La cumbre del G20 da muestras de liderazgo mundial”.

Cierto, el G20 es uno de los colectivos que decide el futuro del planeta desde hace años, pero lo decide para cumplir con los intereses del Capitalismo Mundial. Y la CSI muestra inmediatamente su vasallaje, sin consultar nunca a sus bases (sabe que le dirían lo contrario de lo que sus dirigentes manifiestan), y así demuestra que no es una organización democrática.

El liderazgo del G20 no puede ser felicitado por ningún sindicato, ya que no es un liderazgo para defender los intereses de los asalariados de todo el planeta, es un liderazgo para seguir explotándonos, de forma que continúen enriqueciéndose las multinacionales, que son las que controlan los gobiernos capitalistas. ¿Quién si no les paga sus campañas electorales?

Con su afirmación del 27 de marzo, reiterada en otro comunicado del 30 del mismo mes, la CSI deja claro que para ella no hay lucha de clases. Pero la realidad les desmiente, sí que hay lucha de clases para los afiliados de base de los sindicatos que están en la CSI (CCOO y UGT en el estado español), mientras no la hay para sus dirigentes, que son tratados con todo tipo de prebendas por los enemigos de la clase obrera (así les pagan su traición).

Los dirigentes de la CSI son tratados como grandes amigos de la patronal mundial, el FMI (Fondo Monetario Internacional), como muestra la foto, que publicamos a continuación, del ya conocido abrazo de la Secretaria General de la CSI, Sharan Burrow, con la hasta hace poco presidenta de este organismo del Capitalismo, Sra. Lagarde.

FSM Estado Español