El pasado día 9 de junio se presentó en lo que, embadurnados de pomposa desvergüenza, algunos denominan “templo de la voluntad del pueblo” un Proyecto de Ley para el Impulso de los Planes de pensiones de empleo colectivos, siendo aprobado por 172 votos a favor (PSOE, Unidas Podemos, Cs, PdeCat, PNV y NuevaCanarias), contra 164 votos (ERC, Mas País, Junts, CUP, Compromís, BNG,PP y Vox), y seis abstenciones (EH Bildu, y Coalición Canaria).

Es un paso más en el proyecto del capital de situar el sistema público de pensiones en algo meramente asistencial o, yendo más allá, de pura beneficencia e instalar el sistema de pensiones privadas y de capitalización, apoderándose así de gran parte del enorme y creciente volumen económico que supone el salario diferido de la clase trabajadora. Pues su objetivo es introducir planes privados para la banca y fondos financieros y no proponer planes complementarios de pensiones; más propiamente pueden ser llamados planes sustitutivos de las pensiones públicas.

Es fácil: si la democracia si no expresa la voluntad social informada suficientemente, debatida y consensuada desde las bases; si no transparenta su financiamiento y sus procedimientos organizativos; si no consulta abiertamente y crea autocrítica y auditorías permanentes; si no cuenta con revocación de mandato, efectiva, en todos los niveles… se parece mucho al fardo de aparatos controladores que el capitalismo inventó para descarrilar la voluntad emancipadora de los pueblos. Por más votos con que se llenen las urnas electorales es democracia burguesa. La misma que nos tiene hartos, en plena lucha de clases.

Dicen algunos “sentidos comunes” que “los pueblos están hartos de los partidos políticos”, que la gente busca “fórmulas nuevas” y “rostros distintos”, que los pueblos quieren justicia y que las organizaciones políticas no garantizan cambio alguno. Que se desconfía de los partidos por los partidos mismos. Muy pocos agregan que se trata de un hartazgo ante los modelos hegemónicos y sus metodologías viciadas, plagadas por latifundistas del burocratismo. Muy pocos profundizan hacia una autopsia de la democracia burguesa, que exhiba claramente sus órganos en descomposición acelerada, su desinformación tóxica inducida, sus ensaladas ideológicas y sus pragmatismos mafiosos. Su comercio con los votos.

Hace unos días se publicaban los datos del INE del año 2021, arrojando unas cifras de pobreza y de riesgo de exclusión social de por sí alarmantes, pero absolutamente indignantes después de ver los lujos y los más de 50 de millones de euros que el estado ha gastado para recibir a la Cumbre de la OTAN o Cumbre de asesinos, como se venía cantando estos días por las calles de muchas ciudades y pueblos del estado.

Algunos de los datos que muestran la cruda realidad en la que viven miles de familias obreras en el estado español son éstos: el porcentaje de personas en riesgo de pobreza o exclusión social ha crecido un 0,8% en tasa interanual hasta el 27,8% en 2021, es decir, un tercio de la población; el 33,4% de los y las menores de 16 años se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social infantil (más de 2,7 millones de menores); y el 58,6% de los parados estaba en riesgo de pobreza o exclusión social en 2021, el 17,9% de las y los ocupados y el 16,2% de las y los jubilados. La desbocada e incontrolada inflación, que no ofrece posibilidades de contención en los próximos meses, incorporará a más familias a esta macabra situación.

Todo parece indicar que muchas familias obreras no sólo “se han quedado atrás”, sino que incluso no disponen de ningún recurso que les garantice la supervivencia. Estas infames condiciones de vida llevarán a muchos miembros de estas familias a somatizar ese sufrimiento en diferentes enfermedades físicas y trastornos mentales, llegando incluso al suicidio o la muerte por éstos padecimientos a los que es imposible encontrar salida dentro de este sistema. Aseguramos que el INE ocultará estas siniestras consecuencias del capitalismo.

Una bandera española al revés, en el podio donde estaba sentado el presidente del Gobierno y anfitrión de la Cumbre de la OTAN, Pedro Sánchez, pudiera haber sido una nota discordante, aunque huele más a humillación hacia los anfitriones. Al parecer se enteraron del hecho cuando el propio Secretario General de la Alianza «pidió disculpas».

 

Foto: BBC

Otra lectura pudiera ser «para qué y por qué dar importancia a la bandera, si eso ha sucedido otras veces y en circunstancias similares». Por ejemplo, durante el encuentro de Pedro Sánchez con el rey de Marruecos, Mohamed VI, el pasado abril, se colocó al revés la bandera de España que acompañó la cena.

De vuelta a lo que sucede en la Cumbre de la guerra, lo más importante ya estaba dicho y, además, «cocinado» por quienes mandan –o mejor decirlo en singular, por quien manda–, es decir Joe Biden, el verdadero jefe de la Alianza.

«Hoy anuncio que EE. UU. mejorará la posición de sus fuerzas en Europa, y responderá al cambiante entorno de seguridad, además de reforzar nuestra seguridad colectiva. A principios de este año hemos enviado 20 000 tropas estadounidenses adicionales a Europa para reforzar a nuestros aliados, en respuesta a la agresiva actuación de Rusia, tras lo que nuestras fuerzas en Europa ascienden a 100 000. Vamos a seguir ajustando la postura de nuestras fuerzas», añadió.

Sirva el más nítido de los gritos antiimperialistas para recibir a la mayor banda de asesinos de la Historia. A los señores de la guerra que abrazan jocosamente a los criminales Pedro Sánchez y Felipe VI, responsables directos de la matanza de Melilla y de la mayor de las traiciones al pueblo saharaui.

Herederos directos de la jauría nazi – fascista que asoló a la Humanidad en defensa del Capital, hasta su derrota por el Ejército Rojo, los mandamases de la OTAN se reúnen estos días en Madrid para actualizar su estrategia global de terror y de muerte.

Por sus decisiones, son responsables de los crímenes que por doquier y a diario destruyen el presente y el futuro de millones de seres humanos asesinados por la guerra, el hambre o el expolio de sus países. Violencia y saqueo que, además de las muertes directas provocadas por la guerra, arrastra a millones de seres humanos a los nuevos campos de concentración y crematorios del capitalismo internacional.

Lampedusa, la ruta Canaria, las vallas de Ceuta y Melilla, Nuevo México, el Río Bravo, Pas de Calais…son los nuevos Auschwitz, Dachau, Birkenau o Cuelgamuros.

Sus nombres se unirán a los de Hitler, Franco, Bandera, Mussolini, Pavelic, Truman, Churchill en el séptimo anillo del averno. Todo ellos son unos genocidas.

Genocidas de quienes solo tienen su fuerza de trabajo para sobrevivir.

Genocidas de trabajadores y campesinos, de hombres y mujeres pobres que, como en Melilla, mueren sin nombre porque solo interesan los del Dow Jones o el Ibex35.

 DECLARACIÓN DEL COMITÉ EJECUTIVO DEL PCPE

El Comité Ejecutivo del PCPE, ante la violenta barbarie desatada en Melilla el pasado día 25 de junio por las fuerzas represivas españolas y marroquíes, con resultado de al menos 23 muertos (cifra provisional), aprueba la presente declaración como expresión de su más firme posicionamiento de denuncia contra este Gobierno criminal, contra el Jefe del Estado y contra los mismos cuerpos represivos del Estado burgués:

1.- Las declaraciones del Presidente del Gobierno, felicitando a los policías españoles y marroquíes, después de que se conocieran los primeros datos sobre el número de víctimas, constituyen una cínica exaltación de la violencia policial, así como un reconocimiento de la impunidad que se otorga a estos cuerpos represivos, tanto españoles como marroquíes. Pedro Sánchez, en el momento de hacer sus declaraciones, conocía perfectamente la brutalidad de los medios empleados contra los inmigrantes, desarmados, así como que muchos de ellos fueron dejados morir en el lugar, sin darles ningún tipo de asistencia durante horas. Su felicitación, sin matices, a policías españoles y marroquíes no es otra cosa que una complicidad explícita con la actuación criminal de esos cuerpos represivos.

La Coordinación de Plataformas OTAN No, Bases Fuera, constituida por las organizaciones firmantes del Llamamiento a la Movilización Contra la Cumbre de la OTAN en Madrid, convocó a la ciudadanía a celebrar la Contracumbre OTAN No, Bases fuera, Madrid 2022 como respuesta a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN.

Reunidos en la ciudad de Madrid los días 24 y 25 de junio de 2022, los asistentes a esta Contracumbre DECLARAN:

Esta cumbre de la OTAN en Madrid debe ser considerada como un hecho histórico que marcará el inicio de un nuevo orden mundial y el comienzo de un periodo belicista que implicará a la mayor parte del planeta. Es un acontecimiento crucial en la coyuntura presente del imperialismo, que refleja el estadio actual de la lucha de clases.

El sistema en que vivimos, el capitalismo, está sumido en una crisis que ha sido definida por sus propias instituciones como estructural, sistémica y a largo plazo. La OTAN y el resto de estructuras bélicas occidentales, especialmente las bases militares de EE.UU., son piezas claves de esta reconfiguración del orden mundial.

En este momento en que se tiene conciencia del declinar de la hegemonía mundial de EE.UU., este país se está organizando para dominar el mundo y defenderá sus privilegios de todas las formas posibles, incluidas todo tipo de guerras y agresiones.

DECLARACIÓN DE URGENCIA DEL PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA (PCPE)

El imperialismo no se detiene ni ante sus derrotas. Sus planes criminales continúan acechando a los pueblos. Su enferma insistencia contra la Revolución Cubana así lo demuestra.

No pudieron con el llamamiento del 11 de julio; tuvieron que dar marcha atrás con el del 20 de noviembre;…, nada, siguen a la carga. Ahora planean otra injerencia/intervención aprovechándose de las dificultades que tiene Cuba - como todas las economías - en base a las subidas de todos los alimentos y a la incontrolable inflación que asola al Planeta, situación propiciada por las contradicciones del capitalismo que estimula su autodestrucción.

Intentando crear la “tormenta perfecta” en las condiciones terminales en las que se encuentra el sistema, su paranoia contra Cuba adquiere niveles insoportables por su condición asesina e inhumana.

Cada vez es más frecuente disfrutar de “opiniones alternativas” que nos traen soluciones y tratan de dar viabilidad a nuestro modo de vida, minimizando la visión espectral que el deterioro climático-ambiental, la escasez de recursos y/o la incertidumbre económica, proyectan sobre nuestro futuro inmediato.

Es cierto que las posiciones políticas más derechistas, aunque la generalización simplifica y lleva a error, tienden a minimizar los problemas venideros que acechan a la humanidad o directamente los niegan (negacionistas del cambio climático, de la escasez de materias primas…)

También muchas y muchos depositan toda su fe en la tecnología salvadora. Debe ser la herencia ideológica de quienes durante años se apoyaron en la teología para entender el mundo y manipular y someter a los demás o simplemente, que entienden conveniente entrar en ese juego.

Normalmente, la crítica a la irracionalidad de nuestro modo de vida, bajo este capitalismo atroz y destructivo, salvaje y liberal, viene desde la izquierda. Pero la denominada izquierda actual abandonó con la era de la industrialización la racionalidad que la modernidad trajo de la mano y ahora abraza un metaverso posmoderno que difícilmente pasa por el filtro de la lógica y se adentra en otras dimensiones paralelas. El mundo de las RRSS y sus algoritmos, de la posverdad indiferente al contraste y el de la comunicación multidireccional ausente de retroalimentación.

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021