Desde el PCPE y la Juventud del PCPE hacemos un llamamiento a participar en el acto unitario antifascista que se celebrará el próximo viernes 14 de diciembre en el municipio de Albatera: CONCENTRACIÓN a las 19 horas en la Plaza de San Jaime y posterior INTERVENCIONES de los partidos y asociaciones convocantes a las 20 horas en el Centro Municipal 3 de Abril.

Ante el avance de partidos y movimientos de carácter fascista y ultraconservadores que se está dando en Europa y también en España, es necesario conformar un amplio frente unitario antifascista de la clase obrera y los sectores populares para confrontar y combatir al fascismo emergente.

Cuando el partido fascista Vox se fundó a finales de 2013 y se presentó en una rueda de prensa en enero de 2014 a la izquierda capitalista (PSOE, Podemos e IU) le entró la risa tonta. ¿Qué podía conseguir un partido minúsculo de extrema derecha con una imagen formal alejada de la imagen popular del fascismo formado por los herederos del franquismo y financiado por las grandes fortunas españolas? ¿Qué podría conseguir un partido que defiende a la élite económica mientras carga la responsabilidad de los problemas sociales sobre quienes los sufren en mayor medida? La obtención de un 1,57% de los votos de las elecciones europeas y que desde la izquierda anticapitalista comenzáramos a señalar el peligro de esta formación no hizo sino convertir la risa en una sonora carcajada. Los resultados de Vox en las elecciones generales ya les hicieron revolcarse por el suelo.

Actualmente, 400.000 votos y 12 escaños en Andalucía después, se acabó la risa y comienza el nerviosismo.

Una vez celebradas las elecciones al parlamento andaluz y con los resultados recién salidos del horno, se puede contrastar que el pueblo trabajador ya poco o casi nada espera de las instituciones parlamentarias de la burguesía, pues  un total de 2.740.595 millones de andaluces el 45.13 % entre abstenciones, nulos y votos en blanco han percibido que sus votos no servirían para cambiar nada, que en el parlamento burgués no se resuelven los verdaderos intereses y problemas del pueblo trabajador e incluso no puede ser el  lugar para intentarlo.

En estos comicios al parlamento andaluz se ha escenificado la contienda entre las diferentes expresiones políticas de las burguesías, la gran burguesía oligárquica nacionalista-monárquica ha apostado por el relevo en la jefatura de la gestión de su dominación y de sus intereses en el gobierno andaluz. Con el PP y PSOE, quemados por su permanente presencia en asuntos de alta corrupción, la oligarquía centrista ha apostado por sus nuevos y diseñados proyectos políticos: Cs y Vox, creados como reserva y sustitutos. PSOE y PP pasan de ser protagonistas principales a comparsas en el juego de las alianzas parlamentarias.

 

NO A LA CONSTITUCIÓN MONÁRQUICA Y BURGUESA

40 años de Constitución monárquica han permitido a la clase obrera de este país, y a los pueblos y naciones del Estado, entender, sin margen de duda, lo que ha significado la Constitución que alumbró el tardo franquismo durante la conocida como “Transición española”. Transición que no es otra cosa que el paso de la dictadura franquista a la monarquía parlamentaria, como nueva forma histórica de la dictadura del capital

Un auténtico engaño político al servicio del viejo bloque histórico de poder en España, que, así, volvió a perpetuarse en el poder, modificando lo necesario para asegurarse que no cambiaba nada. Con esta artimaña consiguieron derrotar al bloque obrero y popular que los tuvo acorralados los años anteriores. Derrota que, una vez más, pagamos con mucho dolor, sufrimiento y muerte. Fueron más de quinientos los asesinatos perpetrados contra la clase obrera en este periodo, por policías, falangistas y paramilitares. La traición mayor corrió a cargo de la socialdemocracia felipista, pero, sobre todo, del eurocomunismo del PCE, que entregaron todo lo acumulado en décadas de lucha a cambio de un sillón en el sistema de dominación heredero del franquismo.

 

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha realizado la encuesta de Percepción Social de la Violencia Sexual en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) a una muestra de 2.465 personas de 16 y más años, representativa de la población de hombres y mujeres residente en España, en el año 2017. En el diseño del cuestionario de esta encuesta, se ha prestado especial atención a la necesidad de minimizar en las respuestas el efecto de la denominada “deseabilidad social”, para ello se han empleado preguntas procedentes de escalas psicométricas validadas a nivel internacional como la Escala AMMSA (Aceptación de Mitos Modernos sobre las Agresiones Sexuales), la Escala ISHMA (Escala Illinois de Aceptación del Mito del Acoso Sexual), y las escalas de sexismo moderno y de neo-sexismo, entre otras. La Encuesta de Percepción Social de la Violencia Sexual tiene como objetivo proporcionar una panorámica detallada de las percepciones que la población manifiesta sobre distintos aspectos relacionados con la violencia sexual.

Un entorno social que acepta o incluso apoya la violencia sexual en alguna circunstancia, contribuye a crear un clima de tolerancia que facilita que los agresores mantengan su conducta y dificulta que las víctimas revelen la violencia sufrida. Así, la erradicación de la violencia sexual no puede lograrse sin abordar las actitudes sociales que la toleran o justifican. En definitiva, reducir la aceptabilidad social de la violencia sexual es fundamental para prevenir esta forma de violencia, para poder trabajar en esta dirección hay que conocer el nivel de aceptación existente en la sociedad. Es la primera vez que se realiza no sólo en España sino también en Europa una encuesta enfocada íntegramente al estudio de la violencia sexual.

El  25 de Noviembre,  día internacional de lucha contra la violencia hacia las mujeres, el Partido Comunista de los Pueblos de España y su Juventud sale a la calle para denunciar la lacra que significa la violencia de género, ya sea esta física, psicológica, económica o sexual que sistemáticamente se ejerce contra las mujeres, en el sistema capitalista  y patriarcal.

Los  feminicidios, solamente en el territorio del estado español, ascienden a 966 desde que hay estadísticas (2003) hasta la actualidad, según la información oficial de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. En el año 2017, 8 menores y 51 mujeres, murieron a causa de la violencia de género y a fecha de 22 de octubre han sido asesinadas 41 mujeres y tres menores y dos casos más en investigación. Varias  de las mujeres asesinadas durante este 2018 habían denunciado por violencia a su agresor, e incluso algunos tenían más de 6 denuncias previas por violencia de género sin ningún tipo de resolución.

 

   

  PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA. ANDALUCÍA

 EL PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA PIDE EL VOTO PARA SUS CANDIDATURAS DEL PCPA

El pueblo andaluz ha estado marcado por una prolongada historia de explotación y duras condiciones de vida. La riqueza producida por el pueblo, por su clase obrera, hombres y mujeres del trabajo, se la han apropiado siempre las clases parasitarias, tradicionalmente la aristocracia terrateniente, y ahora en la actualidad a ello se añaden los grandes monopolios internacionales, que se adueñan de las riquezas que producimos, al tiempo que destruyen nuestro territorio.

Esta Andalucía es concebida por el capitalismo español como balneario de Europa, con cuya actividad turística despótica invade y destruye nuestro litoral.

En la distribución internacional del trabajo a Andalucía le ha tocado, como siempre, la parte peor. La burguesía andaluza, siempre mirando hacia Madrid, no tiene ninguna propuesta de futuro para nuestro pueblo.

Las pensiones no son cosa únicamente de los y las pensionistas. La pelea es de todas y todos, y hay que darla para garantizar el futuro,

Cuando desde Europa piden modificar la constitución para garantizar el pago del déficit, no hay problema. Cuando las empresas piden cambios legislativos para despedir gratis, no hay problema. Cuando banca o autopistas piden cubrir sus pérdidas, tampoco hay problema, socializamos y les pagamos sus malos negocios.

La clase trabajadora del campo y de la ciudad y todo el pueblo andaluz debemos exigir alto y claro, que ya está bien de perder poder adquisitivo y derechos. No queremos el 0’25% ni el 1%, ni el 3,2%, LO QUEREMOS TODO, empezando por recuperar lo perdido.

¡VOTA Y ORGANÍZATE EN EL PCPA!

 

La oligarquía española, cuyos intereses económicos y políticos son igualmente imperialistas, no duda en vender nuestro suelo y conculcar su soberanía a cambio de un lugar, aunque sea de segundo orden, en esa cadena imperialista. Al tiempo aumenta el nivel de explotación al pueblo trabajador e intensifica la represión mediante multas y prisión a quien la cuestiona.

Represión de un sistema que niega el trabajo a millones de obreros, sistema que desahucia a miles de familias, sistema que niega al pueblo trabajador la educación,la sanidad,las pensiones dignas, sistema que niega a la clase obrera el PAN, TRABAJO y LIBERTAD 

La dictadura del capital solo ha ofrecido desde 1936 hasta nuestros días paro y misería. El pueblo andaluz vilipendiado históricamente debe de ser el protagonista de su propia historia, para ello trabajamos para romper las cadenas que nos atan a la OTAN, a la U.E., al € y al Capital. Luchamos por ejercer la soberanía popular y poder transitar hacía la República Socialista de carácter confederal con el resto de la clase trabajadora de los pueblos de España

¡VOTA Y ORGANÍZATE EN EL PCPA!