El 10-N el sistema dominante convoca Elecciones Generales para tratar de resolver su profunda crisis de poder. Será un intento más, como los realizados en estos últimos años, pero su resultado –previsiblemente-, será el mismo, la continuación de la crisis.

Interpretar la convocatoria de estas nuevas Elecciones como el resultado de una confrontación entre Sánchez e Iglesias, o entre el trifachito y la socialdemocracia, es quedarse con la anécdota de las cosas, como si de un HOLA se tratara, sin entrar para nada en las causas reales de lo que es un nuevo fracaso de la burguesía en su intento de dotarse de un gobierno estable que dé cobertura política a sus necesidades económicas.

Nuestro planeta se enfrenta al colapso ecológico, es evidente. Calentamiento global, pérdida de biodiversidad, desertización o contaminación atmosférica, son algunos de los muchos problemas ambientales que nuestra generación enfrenta.

El capitalismo se ve forzado a producir sobrepasando los límites biofísicos del planeta para sobrevivir, llevando con ello a una parte mayoritaria de la humanidad a sobrevivir en la más extrema miseria y otra pequeña (USA, Canadá, UE y Japón) en una miseria camuflada con el consumismo extremo como forma de vida.

El PCPC se solidaritza amb totes les persones detingudes i totes les que han patit escorcolls a casa seva, dels seus familiars i que han vist les seves rutines interrompudes aquest passat 23 de setembre a les localitats de Sabadell, Cerdanyola del Vallès, Santa Perpètua de Mogoda, (Vallès Occidental), Mollet del Vallès i Sant Fost de Campsentelles (Vallès Oriental) i Sant Vicenç de Torelló (Osona) com a resultat d’una operació policial ordenada per l’Audiència Nacional.

No és la primera vegada que es fan actuacions com aquesta, escorcollant vivendes i detenint persones treballadores amb acusacions basades en indicis poc concloents i fonamentades en buscar materials que suposadament serveixin per planificar possibles futures accions violentes.

SOCIALMENTE INSOSTENIBLES, ÉTICAMENTE INACEPTABLES

¿Te imaginas que dentro de 5 años tu salario, pensión, o beca de estudios fuera el doble del actual? Pues eso es, aproximadamente, lo que se pretende con los gastos militares cuando, tanto el gobierno anterior del PP como el actual del PSOE, se comprometen con la OTAN a subir el presupuesto militar español al 2% del PIB antes de 2024. Y no es que el actual sea precisamente pequeño: el gasto militar en España durante 2018 se calcula que fue cercano a los ¡24.000 millones de €!, dos veces y media más que toda la inversión anual en las Universidades Públicas. En otras palabras, el gasto militar anual por habitante, niñas/os y ancianas/os incluidos, es de 504 €. Así, por ejemplo, una unidad familiar de 4 miembros contribuye involuntariamente con unos 2.000 € al año para los “juegos” de la guerra. Y todo ello sin mencionar los aproximadamente 8.500 millones de € dedicados a gastos de control social (policías estatal y autonómicas, prisiones,…), que bien merecerían un artículo en sí mismos.

El cambio climático ya llegó, es caótico y los negociantes de las crisis lo saben. Uno de ellos es Bill Gates, que prepara su arsenal compuesto de tecnologías éticamente dudosas como la geoingeniería solar, la biología sintética y los organismos transgénicos.

Ante la cruda certeza del cambio climático la Comisión Global para la Adaptación, GCA, propone hacer billonarias inversiones a cargo de los Estados, para adaptarnos a esta nueva situación. "Sin la adaptación, el cambio climático puede deprimir el crecimiento en los rendimientos de la agricultura mundial hasta en un 30% para 2050" advierte.

Dicha propuesta no plantea un cambio de conductas contaminantes y solo recomienda adaptarse a esta nueva realidad.

Hace más de veinte años, en el barrio de la Florida, un grupo reducido de vecinos y vecinas, con el hartazgo de tener un descampado entre sus viviendas y el centro comercial Puerta de Alicante, decidieron reclamar un parque.  Con mucho esfuerzo consiguieron plantar cuatro pinos. El terreno era pura piedra, y sólo por la constancia de algún vecino que alguna vez los regaba un pelín, dos de ellos consiguieron superar los calores alicantinos.   Y allí estaban, frente a la puerta de acceso al centro comercial, como muestra de una incipiente lucha vecinal que quedó en el olvido.  Algunas voces municipales nos decían que el Centro comercial no quería arboles porque tapaba la visión de su fachada.  

La llegada a la isla de Fuerteventura de cincuenta marines yankis, para realizar tareas de entrenamiento en ambiente desértico, es una nueva agresión al pueblo canario, a su soberanía y a su voluntad insobornable de que Canarias sea territorio de paz, con un Estatuto de Neutralidad, que no sea utilizado nunca como base de agresión contra otros pueblos.

Que el Campo de Tiro de Pájara integre estas nuevas funciones es un paso más en la política imperialista del gobierno español, en este caso un gobierno de la socialdemocracia liberal. Se avanza un paso más en el proceso de militarización de Canarias, violentando la voluntad soberana del pueblo canario.

Que tropas criminales, que actúan en cualquier país con total impunidad, cometiendo los más terribles crímenes sean alojadas por la monarquía española en la isla de Fuerteventura no es otra cosa que una demostración más del mismo carácter criminal de la monarquía española, especialmente su máximo representante Felipe VI. También los partidos políticos del sistema, todos ellos cómplices de esta utilización espúrea del territorio canario, tienen las mismas responsabilidades criminales que las tropas mercenarias que utilizan el territorio canario para preparar en mejores condiciones sus crímenes contra los pueblos africanos.

El arduo trabajo de la socialdemocracia por mantener con apariencia de juventud a una formación histórica cuyas cuadernas crujen por todos lados, y el agua se cuela por las juntas y algunos ya inevitables boquetes bajo la línea de flotación.

Como punto de partida consideremos dos datos, extraídos de una reciente EPA. En ella se constata que en nuestro país existen hoy 2,6 millones de trabajadores activos que son pobres, sus salarios no les llegan para cubrir sus mínimos vitales. Nunca antes este indicador había llegado a un valor tan alto. También, en esa misma encuesta del INE, se precisa que el colectivo de trabajadores/as con menos de 35 años de edad tiene hoy salarios inferiores a los de hace diez años. Entre 1.000 y 1.500 euros menos, según tramo.

¿Tiene esto algo que ver con el capitalismo, o sencillamente es una mala gestión de gobierno, o quizás una torpeza de aquellos trabajadores y trabajadoras que se encuentran en esta situación?

La ideología dominante en una sociedad es la ideología de su clase dominante (Marx).

Convocatòria: 16.00 hores a la Plaça Espanya (Torres Venecianes). Acte amb les intervencions d’Enric LLoret- PCPC i Quim Boix-FSM.