Los partidarios de Trump, fanáticos (exhibiendo, algunos, armas de fuego), han salido a las calles para presionar a las autoridades estaduales. Foto: El diario

Trump, su equipo, sus fieles seguidores, al igual que Bolsonaro y sus herederos, representan la cultura fascista que ama por sobre todo lo demás el Dinero, la Fama, el Poder arrogante, idiotizado, narcisista; que odia el arte genuino, la inteligencia, la tradición humanista; que está dispuesta a sacrificar a los «débiles» para salvar a «Los elegidos»

 

La obra política, práctica y teórica de Lenin suma tan monumental magnitud que para los aspirantes a comunistas la visita a tan espléndido edificio debería constituirse en un hábito permanente. Pero, al menos, aprovecharemos la ocasión que produce la fecha de su natalicio para realizar una aproximación a algún rasgo de su obra.

Los motivos para hacerlo no tienen fin. En este escrito no vamos a considerar su formidable y crucial presencia y acción en realizaciones tales como la construcción del partido o la fabulosa hazaña de la Revolución Soviética. Sin olvidar, claro está, que "sin teoría revolucionaria tampoco puede haber movimiento revolucionario".

“El nombre de Lenin es algo sumamente familiar para todos nosotros. No vamos a hacer un panegírico de Lenin. No nos atreveríamos a hacer un panegírico de Lenin, porque siempre nos quedaría la preocupación de que las ideas no fuesen capaces de expresar todo lo que realmente la admiración encierra.” Fidel Castro, conmemoración del Natalicio de Vladimir Ilich Lenin, 1970.

Todos los analistas juiciosos (excepto los voceros del imperio y de la ultraderecha) coinciden en que el coronavirus ha retirado bruscamente el velo de la supuesta bonanza neoliberal para descubrir la barbarie, sus abismos de injusticia y desigualdad.

Cuenta Hans Christian Andersen de dos pícaros que se hicieron pasar por sastres para prometerle a un rey el más bello traje imaginable.

 

La oligarquía francesa, los grandes grupos financieros ligados al proyecto europeista y las transnacionales propias del país hace tiempo- cinco años- ya habían teorizado la urgente necesidad de la privatización de las pensiones públicas. Era una montaña de dinero muy importante, que, dada la drástica reducción de sus tasas de beneficio, necesitaba ser asaltada, tomada, ocupada, como si se tratara de una operación militar. Pero fue la llegada de Macron al gobierno como genuino representante de los intereses de los grupos financieros más importantes, tanto en lo nacional como en lo internacional, lo que disparó el proyecto de la privatización de las pensiones públicas. En esas estamos.

En el contexto de la pandemia del COVID-19 , cuando el mundo contempla atónito una crisis sanitaria que se expande y la incapacidad de los países imperialistas a afrontarla, cobra  una enorme relevancia las iniciativas solidarias de la República Popular China, una vez controlada la pandemia en su territorio, enviando toneladas de material sanitario a países como Italia, España, Irán y muchos más países. La Cuba revolucionaria  envía también misiones a multitud de países. El mundo reclama la ayuda de China y Cuba.

De todos es conocido que Cuba ha enviado decenas de miles de médicos y personal de enfermería en las misiones esparcidas en más de sesenta países. Cuba también alberga la Escuela Internacional de Medicina, donde estudian miles de estudiantes  que provienen de África, América latina, afronorteamericanos, y de otras latitudes.

Hambrientamente lucho yo, con todas mis brechas, cicatrices, heridas, señales y recuerdos del hambre, contra tantas barrigas satisfechas: cerdos con un origen peor que el de los cerdos.

Miguel Hernández 

 

No es una novedad que desde las diferentes plataformas del capitalismo más avanzado (Telefónica, BBVA …) nos vayan metiendo en la cabeza la idea de la formación online o e-learning, con ello conseguirían tener en sus manos que se transmite y que no al rebaño. Al igual que hacen con las plataformas de música online y antes con las discográficas, no sería necesario ni siquiera la censura, la simple promoción de aquello que les interesa les basta y les sobra para dejar en ultimísimo plano aquello que les perjudica como clase. Este puede ser uno de los goles que nos pretendan colar con la excusa de la crisis del coronavirus.

Declaración del Secretariado Político del PCPE 12/04/2020 

No han aguantado ni medio asalto. El alineamiento ideológico de los púgiles del Gobierno con las propuestas de la Patronal les ha hecho tirar la toalla a la primera embestida de ésta. 

Sin ningún informe científico conocido que lo corrobore y con la opinión en contra de muchas autoridades científicas y sanitarias, el Gobierno de coalición socialdemócrata del PSOE y UP, lanza a la calle y a los tajos al conjunto de la clase trabajadora de este país para continuar la producción que asegure el mantenimiento de la tasa de ganancia de la Patronal. Ahora sí demuestran con esta medida que son conscientes que somos los trabajadores y trabajadoras quienes todo lo producimos y, por eso, nos obligan a ir a trabajar por encima de cualquier otra consideración. Hacinados en el transporte público o en contacto con nuestras compañeras y compañeros y poniendo en riesgo nuestra salud, nuestras vidas y la del resto de la sociedad, solo porque el CAPITALISMO NO GENERA PLUSVALÍAS SIN NUESTRO TRABAJO.