¿Ganar sin luchar?

Pregunta de Perogrullo que la experiencia demuestra que no lo es tanto y sobre la que como clase, una y otra vez, cometemos el error de negar los aprendizajes acumulados a lo largo de los años y pretendemos empezar de cero condenándonos a repetir todos los errores anteriores.

Como en todo, en la sociedad dividida en clases y fundamentada en la explotación, son la posición social, la conciencia de clase y la ideología lo que, en última instancia, determina la asunción de tácticas y estrategias para la consecución de unos objetivos. Acuerdos que, como criterio definitivo de la verdad, será la práctica la que, en última instancia, confirme si han sido acertados o no y en qué grado lo han sido más o menos.

Conclusión: Todo lo avanzado años atrás se consiguió luchando y todo lo perderemos si no luchamos

Big Data: una cantidad tan ingente de información (datos) que un ordenador normal no tiene capacidad de procesar. Metadatos: acción-relación (dato) que, procesada, aporta conclusiones más allá de lo visible (datos).

Eso es el futuro, pero ya está aquí.

Todo en todas partes

Nuestras vidas, nuestras acciones, incluso las más rutinarias o insignificantes, se van incorporando a gigantescas bases de datos. Esos datos se procesan y se sacan perfiles (prioridades, gustos, salud, amistades, deseos, etc.)

Es imposible saber quién tiene esos datos, cuanto de cada individuo está almacenado. Mucho menos saber para qué se usarán esos datos, que definen un conocimiento tan amplio y diverso sobre cualquier persona.

Las redes sociales suministran una información ingente al Big Data. WhatsApp o Facebook valen tanto por la cantidad ilimitada de datos que obtienen de sus usuarios. Telefónica tiene ya una parte importante de su negocio en el comercio de datos.

Ciudadanía es la palabra más persistentemente de moda. Parece raro que no la hayan "elegido" palabra del año. Aunque la "elegida" (vivimos democráticamente, elegimos hasta las palabras) está en estrecha relación con ella: populismo.

Difundir y asentar en el imaginario colectivo la palabra ciudadanía es un arma de excepcional calibre en la guerra que el sistema esgrime permanentemente para imponer su dominación ideológico-política a las masas trabajadoras, Especialmente a la clase trabajadora para que no se reconozca como clase y, menos, sea capaz de fugarse del presidio ideológico del sistema del capital y quiera movilizarse por sus verdaderos intereses.

Podemos, primero como grupo, partido político después, ha manejado con amplitud y soltura este término, aportando su óbolo al caudal de la dominación ideológica burguesa y haciendo verdad, para mal, aquello ya dicho por Marx de "las ideas se convierten en fuerza material cuando arraigan en las masas" (más o menos). No en vano su afición por las palabras huecas, proviene de la más genuina e intelectualizada corriente populista: la de los Mouffe-Laclau.

Anualmente la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales realiza un informe sobre la situación de las personas dependientes del Estado español. En el informe de este año, el XVII Dictamen del Observatorio de la Dependencia, se recoge un dato extremadamente preocupante: en los últimos cinco años han fallecido 150.000 personas con el derecho reconocido a recibir servicios o prestaciones derivados de su situación, sin llegar a percibirlo. Dicho de otra forma, 90 personas mueren cada día sin haber recibido la ayuda económica que les aumentaría su calidad de vida y, por lo tanto, podría llegar a extenderla y hacerla más llevadera en una situación de dependencia.

Fuente: Observatorio Estatal de la Dependencia

Estas líneas se escriben pocos días antes del 8 de abril, fecha en la que se ha anunciado la entrega del arsenal que le resta a la organización armada vasca Euskadi Ta Askatasuna (ETA).

Dicha entrega de armas se anuncia con semanas de adelanto por un grupo referencial de personas de la sociedad vasca,  que viven principalmente en Iparralde (Pais vasco-francés), denominadas "Artesanos de la Paz". EL secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, partido referente de la Izquierda Abertzale oficial (IAo), llama a saborear ese día, 8 de abril, como si de un banquete se tratara.

Los partidos representantes de las oligarquías francesas, española y vasca celebran el triunfo del "Estado de derecho" y la victoria sobre el "terrorismo", los mass media generan directa o indirectamente con tertulias, reportajes, entrevistas y declaraciones que la paz ha llegado y la ilusión de todos los días ya no es sólo el cupón de la ONCE.

El ataque lanzado por los EEUU en la madrugada de hoy contra una base siria, como respuesta a una supuesta utilización de armas químicas por parte del ejército sirio, nos hacen recordar necesariamente los mismos espurios pretextos que se utilizaron en el 2003 cuando atacaron Irak, con la complicidad y colaboración directa del gobierno inglés y español y el apoyo de los demás gobiernos burgueses del orbe, las llamadas "naciones civilizadas".

Ante la acusación lanzada, en primer lugar, por los medios informativos al servicio del imperialismo, como parte de la brutal campaña de intoxicación pública que vienen realizando de continuo y sostenida por sus distintos gobiernos, cabe plantear algunas cuestiones:

 “POR UN PAÍS PARA LA CLASE OBRERA”

La Brigada Alfonso XIII que utiliza la base de Viator, Almería, es considerada, desde años atrás, de interés estratégico por parte del alto mando de la OTAN.

Esta brigada de la legión es utilizada por el imperialismo de la OTAN para intervenciones en operaciones militares que se desarrollan en diversos lugares del mundo, al tiempo que la base militar es usada junto con unidades extranjeras, para entrenamientos estratégicos de los ejércitos reaccionarios.

Anualmente la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales realiza un informe sobre la situación de las personas dependientes en el Estado español. En el informe de este año, el XVII Dictamen del Observatorio de la Dependencia, se recoge un dato extremadamente preocupante: en los últimos cinco años han fallecido 150.000 personas sin recibir la ayuda a la que tenían derecho, es decir, 90 personas cada día mueren sin la ayuda económica que aumentaría su calidad de vida y, por lo tanto, les alargaría la misma.

Según este mismo informe el 2,6% de la población (1.213.873 personas) tiene derecho a algún tipo de ayuda dentro de la Ley de Dependencia, pero el 28,69% (348.309 personas) no recibe ningún tipo de ayuda a pesar de tener la dependencia reconocida. De ese porcentaje, el 35% (122.000 personas) tiene reconocida dependencia de grado II o grado III, que se traduce en la necesidad de apoyo extenso y continuado.

Subcategorías

ESTO SON LOS DETALLES DE LA CATEGORÍA "Actualidad"