El pasado 8 de Febrero, fallecía en La Habana nuestra camarada Isabel.

Su vida por tres continentes,  ha constituido un importante aporte a la historia de nuestro pueblo,  acogiendo tres etapas que marcaron acontecimientos necesarios para recuperar la memoria y el legado de militantes comunistas.

Con un año de edad, en 1924, partió para la Patagonia (Argentina), formó parte de la inmigración que esos años buscaba una vida menos dura. 

Nueve años después regresaría toda la familia a su lugar de origen, en Roces (Asturias).

Tras varios aplazamientos, fruto de la primera declaración del estado de alarma y las sucesivas restricciones, fue variando el calendario de  fechas inicialmente  previstas para la realización de la  IX conferencia del PCPE en el País Valenciano (P.V.). Finalmente, el pasado 6 de febrero se realizó este importante evento para la militancia comunista en el  P.V.

En modalidad absolutamente telemática y sin posibilidad de  establecer subsedes, dada la prohibición de que más de dos personas de núcleos  no convivientes estuvieran  reunidas, ni siquiera la mesa de la conferencia pudo sesionar  desde la misma ubicación. Nuevamente se puso de manifiesto que no hay nada imposible cuando se cuenta con la voluntad de superar los obstáculos.  Ninguno de esos,  a priori,   inconvenientes, enturbió el buen desarrollo de la conferencia. Con el aprendizaje del XI Congreso y, ante la necesidad política de no posponer más, ni siquiera por razones de la crisis del COVID-SARS 2, la cita para  la renovación de los órganos y la propuesta política en nuestro territorio, todo se fue desarrollado en los tiempos y según lo previsto. No es licencia literaria, no. Desde  el desarrollo de los debates, con  una  amplia participación de delegadas y delegados, a las votaciones  telemáticas, se fue avanzando el día con fluidez  y,  ¡de veras!, hasta  el canto de la Internacional en la clausura de la conferencia salió bien.

El PCPE, atendiendo a la actual crisis del capitalismo y viendo cómo se agudizan cada día más los ataques a la clase obrera y al pueblo trabajador, cómo se deterioran a paso acelerado sus condiciones de vida y cada vez se les niegan de forma menos velada sus derechos, lanza con más fuerza que nunca su consigna “Sólo el pueblo organizado salva al pueblo”.

Son innumerables las problemáticas a las que se enfrenta la clase obrera en la actualidad: pobreza, paro, desahucios, deterioro de los servicios públicos, etc. Todas ellas provocadas por el sistema capitalista en profunda crisis, y en lo concreto de España por el bloque oligárquico-burgués, que utiliza como sostén a la monarquía de los Borbones, herederos directos del régimen franquista.

Por ello, en el último pleno del Comité Central del PCPE se aprobó la campaña central, cuyo objetivo final sea dar una herramienta de organización y lucha a los obreros y obreras, a las trabajadoras y trabajadores, y que gire en torno al combate contra estas dos estructuras que imposibilitan una vida libre de explotación y violencia a la mayoría social.

 

El 8 de febrero de 2021, tras 97 años de una intensa y ejemplar vida, nos dejó la camarada Isabel. Acompañada de su “célula familiar,” como tanto les gustaba decir a ella y a su compañero Francisco Rey “Moncho”. Isabel Argentina Álvarez Morán se ha ido con el cariño de todas las personas que tuvimos la fortuna de cruzar nuestras vidas con ella.

Militando con Isabel, hablando con ella y leyendo su autobiografía, conocimos a una comunista que durante toda su vida fue, ante todo, un ejemplo de honesto compromiso con la causa revolucionaria. Una comunista representativa de esa generación forjada en los más altos valores de la lucha internacional de la clase obrera y para la que jamás hubo límites que condicionaron su decisión de Victoria y su compromiso inquebrantable con el Partido.

Mientras aún no sabemos si las elecciones autonómicas catalanas se realizarán el 14 de febrero o el 30 de mayo, el Partit Comunista del Poble de Catalunya presentó sus candidaturas para las 4 provincias catalanas. La falta de ley electoral catalana nos obligaba a presentar los avales del 1 por 1000 electores, en situación de pandemia, esto suponía un riesgo para nuestros camaradas y para quienes se acercaran a los puntos de recogida de firmas; por lo que el Comité Central del PCPC decidió no presentar los avales y denunciar el riesgo sanitario al que se obliga a correr a los partidos políticos sin representación parlamentaria, coartando un derecho fundamental.

Las restricciones de movilidad, el nivel de contagios y los confinamientos (incluidas las cuarentenas de varias personas de la dirección central), volvieron a colocar la imposibilidad de realizar presencialmente este importante pleno. Volvimos a la modalidad telemática, que es ya el distintivo de esta época en las comunicaciones, y que se vislumbra como la única posible durante un tiempo. Al menos mientras los gobernantes, consejos de administración de los monopolios, sacrifican la salud y la vida del pueblo trabajador en aras de salvar las cuentas de resultados del bloque oligárquico burgués; sin invertir nada en servicios públicos esenciales como la sanidad, ni en planes urgentes de emergencia social, ni en salud pública, etc.

Para enfrentar esta situación –que nos coloca en niveles cada vez mayores de vulnerabilidad y de sobre-explotación–, e ir marcando caminos de organización y lucha que den respuesta y frenen no sólo a las agresiones que sufrimos, sino que –un poco más allá– coloquen en el horizonte y vayan construyendo el proyecto emancipador de la clase obrera –bloque antagónico al hoy dominante, que ha de mandar al basurero de la historia al decrépito sistema y sus gestores de diversos rostros–, cada una de las Secretarías que integran el Comité Central presentaron sus planes de trabajo. Este debate fue el más denso y el que ocupó la mayor parte del tiempo del Pleno; no en vano se aprobaron hasta 10 planes de trabajo, que contenían planificación y objetivos a 4 años vista.

Producto de una importante y amplia cooperación con varios partidos comunistas, la Editorial Unidad y Lucha ha conseguido publicar un libro dedicado a Federico Engels en el Bicentenario de su nacimiento.

El libro es una buena demostración de las necesidades de expresar actividades colectivas en el marco de los partidos comunistas y obreros del mundo, así como de organizaciones revolucionarias.

El libro nace como una oportunidad para ir estrechando las relaciones con otros partidos en un marco bilateral y multilateral que no sólo se articula a través del PCPE, sino que aprovecha el hilo que establece esta publicación, para que los partidos que han contribuido con artículos favorezcan también entre sí sus relaciones.

Los y las comunistas del PCPE salimos a la calle el pasado 6 de diciembre para denunciar el carácter del actual régimen, que encabezado por la monarquía corrupta de los Borbones, sigue ahondando la explotación y la opresión de la clase obrera y la gran mayoría social, a través del paro, precariedad, desahucios, privatización y deterioro de servicios públicos, represión, negación del derecho a la autodeterminación, etc. La monarquía española, representante de los sectores más reaccionarios de la sociedad, sirve de soporte al marco de explotación capitalista español para que nada se mueva ni un ápice, incrementando la miseria del pueblo trabajador para mantener la ganancia del capital y de sus corruptos gestores. Es necesario articular, organizar, movilizar todas las fuerzas posibles para el derrocamiento de la monarquía, denunciar su carácter corrupto, reaccionario y opresor, su papel de intermediario de los negocios de la burguesía, haciendo mover todos los cimientos sobre los que se asienta la explotación capitalista española.

El sábado 17 de octubre se celebraron las XIII Jornadas en torno al campo de concentración de Albatera organizadas por la Coordinadora de Asociaciones por la Memoria Histórica de la provincia de Alicante – COAMHI.

Los y las camaradas del PCPE y la JCPE, como todos los años, hemos participado en la organización de dichas jornadas, desarrollando nuestro trabajo y lucha por la recuperación de la memoria histórica y por recuperar la legitimidad de la República en todo el estado español.